sábado, 31 de octubre de 2009

La química de la muerte



Simon Beckett es un escritor británico nacido en 1968, padre del antropólogo forense experto en la descomposición de cadáveres David Hunter. Antes de obtener el reconocimiento internacional por la serie de novelas que tienen como protagonista a Hunter, Beckett trabajaba como periodista freelance. Precisamente con motivo de un artículo sobre medicina forense para The Daily Telegraph que le llevó hasta la mítica “Body farm”, un prestigioso laboratorio criminalístico en Tennessee (EEUU), surgió la idea de escribir “La química de la muerte”, la primera de las novelas de la serie.

Al tratarse de un libro policíaco con un enfoque diferente al habitual, con un médico y no un inspector de policía como protagonista, y sabiendo de los comentarios laudatorios al cargo de Rodrigo Fresán, que la incluyó en la selecta colección de novela negra contemporánea que Mondadori edita con el sello Roja & Negra (R&N), no tuve dudas en agenciármela y leerla inmediatamente.

Podríamos definirla como un thriller truculento en el cual un forense escondido de su pasado en una población de la Inglaterra interior, se reencuentra con su tragedia a raíz de un macabro hallazgo que trastorna al pueblo: un cadáver en avanzado estado de descomposición con unas alas de cisne intactas incrustadas en la espalda. Cuando la policía local, desbordada por los acontecimientos, conoce de las habilidades del doctor Hunter, este se verá envuelto en una investigación policial que no ha hecho nada más que comenzar.

La novelita es curiosa, se lee con facilidad, tiene ritmo, por lo que no aburre y cuenta con algunos momentos en los que el narrador está especialmente lúcido. Sin embargo es muy previsible, demasiado, y los giros argumentales operados en el último tramo están un pelín forzados. Un page turner claro, esos libros que te roban horas de todas partes por las ansias de saber más, pero no por ello un gran libro (recordemos que "El código da Vinci" o la trilogía "Millenium" también lo son, y en fin…). 

De todas formas “La Química de la muerte” resulta recomendable para pasar el rato entretenido con una novela policíaca sin pretensiones. Novela de evasión, especialmente indicada para los aficionados a series televisivas como CSI o Bones, como NO es mi caso. Así que, por lo que a mi respecta, aquí finaliza mi relación con el doctor Hunter.
  
Creo que es la quinta novela de la colección R&N, la cuarta que yo me he leído y sin duda la peor de todas ellas.  

viernes, 30 de octubre de 2009

I have a dream



Martin Luther Camps tiene un sueño, otro más... y no se corta de hacernos partícipes del mismo. Fue ayer con motivo de la presentación en sociedad del Ágora, el último de los despilfarros en forma de proyecto faraónico que el beato ha legado a esta Comunidad. "Aún tengo un sueño por delante: unos Juegos Olímpicos"dice el menda flanqueado por su amigo Juan Carlos Ferrero, “el tenista pepero”. Un Francisco Camps claramente perjudicado por los efectos de las drogas, volvió a ofrecernos uno de esos discursitos ñoñas marca de la casa en el cual todo es paz y amor, felicidad y alegría… (¿será Camps el guionista de los anuncios de Ausonia? ¿A que huelen la nubes Paquito?).

Pero ya está bien de criticar al President. Por esta vez y sin que sirva de precedente, hay que estar con él a muerte. La Comunitat se merece unos JJOO y puede organizarlos. Si es capaz Madrid (o Barcelona o Nueva York o Londres...), ¿cómo no va poder Valencia? Encima estando en un momento dulce para el deporte valenciano, con muchísimos potenciales aspirantes a medalla. Es más, como si se tratase de una nacionalidad histórica, Valencia debería solicitar al COI un Comité propio y diferenciado del español y así participar en sus Olimpiadas ondeando la Senyera. Que coño, si Escocia o Gales pueden hacerlo en fútbol o rugby, ¿acaso nosotros somos menos que esa panda de tarugos?

Lo tengo clarísimo, el Estadio Olímpico estaría en el Nou Mestalla, debidamente remodelado por Santiago Calatrava, el más subvencionado de los artistas indígenas. Encima como no está terminado las modificaciones serán menos traumáticas. Y para dotarlo de mayor grandiosidad, el tercer anfiteatro estaría circundado por enormes estatuas de deidades greco-romanas realizadas por el gran Ripollés, "el beato Ripo", tan beato como nuestro President... palabra de Dios, te alabamos Señor. Para el resto de cosas, bien sean obras, licencias y permisos, contratos de explotación, publicidad, marketing, relaciones internacionales, etc... recurriremos sin duda a don Carlo Fabricio y sus Castellonesi, ellos sabrán lo que hay que hacer.

Así que todos a una para que Valencia sea olímpica. Nosotros no tenemos una corazonada, tenemos un sueño… y es precioso. Valencia 2012, I have a dream. 

¿Qué en el 2012 los JJOO se celebran en Londres?... no home no. Esas son las Olimpiadas normales, además de esas están las de policias, bomberos, estudiantes, deportes rurales, Juegos Paralímpicos… y nosotros, en lo que somos buenos (que digo buenos, ¡una referencia mundial!) es en corrupción. No habéis entendido al President. Está reclamando una Olimpiada de corruptos, en la cual la delegación valenciana aspira a estar en lo más alto del medallero en dura pugna con Italia, Rusia y Haití. Sólo de imaginarme esas carreras de relevos en las que el testigo será sustituido por fardos de billetes de 500€,  o esos 3000 obstáculos en los que las vallas serán reemplazadas por el sumario de la Gürtel …   aoooghhhh!!! estic aborronat!!!

♪ ♫ tengo un trato lo mío pa’ mi saco ♪ ♫

---------------------------------------------------------- 
El fotomontaje es de Cibergwenza ("Los PePeroni, la corrupción es Cosa Nostra") y el "Himno Olímpico" se corresponde con el estribillo de “Tengo un trato” de La Mala Rodríguez.

jueves, 29 de octubre de 2009

Iberia y su puta madre



Anteayer recibí una llamadita de Iberia, o mejor dicho de Iberia Plus, el programita de fidelización de clientes que se han montado y a través del cual, supuestamente, uno acumula puntos por los vuelos que realiza con la compañía, y que luego podrá canjear por descuentos, vuelos gratuitos o servicios ofertados por las compañías asociadas al programa. La llamada pretendía convencerme de lo maravilloso que es volar con Iberia, ser miembro de Iberia Plus y poder acceder a una American Express supermegaguay por el gañote (el primer año sólo, ¡ojo!). Y da lo mismo que no te haga falta para nada, que no te interese lo más mínimo, o que no comprendas lo maravilloso que es tener la tarjetita de marras, no, eso a Iberia le importa un güevo. Y es que más que intentar convencerme parecía como si me obligaran a comprar bajo amenaza. ¡Señor aquí está su American Express!... ¡se la lleva por cojones! 

Y es que no me las había visto en la vida con un comercial tan impertinente y faltón como el que me llamó:

-         Estoy hablando con el Sr. Sulo Resmes cliente de Iberia Plus número bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla
-         Pues sí, soy yo.
-         Mire le llamamos para informarle de la maravillosa oferta bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla... ¿la conocía?
-         Pues sí, ya me llegó su carta.
-         ¿Y?
-         Pues muy bien, pero creo que no me interesa.
-         ¿Me está Vd. diciendo que va a dejar pasar esta oportunidad exclusiva?
-         Pues bueno… es que no me interesa, la verdad.
-         ¿Y por que no le interesa?
-         Pues por que no. No me hace falta, sin más.
-         Pero… ¿puedo saber los motivos?
-         ¡Que no me interesa! No pretenderá que compré algo que no quiero.
-         No va a comprar nada, es gratis y es una oportunidad excepcional.
-         Ya, pero a mi no me hace falta.
-         ¿Pero porqué?
-         Ya se lo he dicho. No me hace falta… no me es necesaria… no le veo utilidad dada mi situación actual… no me reporta nada interesante… con las que tengo ya, me basto y me sobran.
-         ¿Pero puedo saber los motivos?
-         […] 

Y así, ad infinitum…

Podría pensarse que esta actitud tan sólo define la mala educación de una comercial, con nombre y apellidos, por lo que no hay culpa atribuible a Iberia. Bueno y también que la empresa es “irresponsable” por los actos de sus trabajadores y representantes. ¡Y una mierda! Conociendo como se las gasta Iberia, no me lo trago. Seguro que les da instrucciones de como sacar de quicio al personal. Encima es ella quien contrata a sus comerciales, bien sera directa o indirectamente. Y desde luego no actuan de motu propio sino que van en representación de la compañía. Así que, bien sea por acción o por omisión son responsables y que no me vengan con milongas. El único irresponsable que existe en este país es el Rey Juan Carlos I… y no es algo de lo que sentirse orgulloso. Parece claro que están desesperados por sacarnos la pasta y punto... que ya no ganan tanto, por la puta crisis y en lugar de mil millones ahora ingresan novecientos noventa y nueve… ¡anda y que os den por donde amargan los pepinos joputas

El caso es que mi relación con la “compañía de bandera” no está siendo muy buena de un tiempo a esta parte. La cosa se agravó con motivo del vuelo de vuelta San José (de Costa Rica) – Madrid que me tocó padecer durante el pasado mes de agosto. Doce horitas sentado en un avión tercermundista en el cual, ni funcionaban las luces, ni los canales de audio para música y películas, ni el reparto de prensa gratuita (que no llegó más allá el primer tercio del pasaje). Pero lo más grave de todo fue la tomadura de pelo a la que fuimos sometidos por parte de las auxiliares de vuelo y del sobrecargo. Este último, al ver el aumento en las reclamaciones de los pasajeros (en forma de timbrazo) y que sus excusas de mal pagador no calaban, optó por la vía más fácil, meterse en un agujero y desaparecer. En vista de lo cual las azafatas, superadas por los acontecimientos, comenzaron a actuar como machacas de la compañía empleando muy malos modos, incluso utilizando palabras malsonantes y algún insulto que otro. 

Evidentemente, después del viajecito que nos dieron, interpusimos una reclamación en Barajas. Pero no sirvió de nada. A los pocos días la compañía nos envío un e-mail repleto de buenas palabras y promesas futuras de mejora que, por lo que he leído en prensa y por lo que me contó recién un compañero de trabajo, no se han sustanciado en nada. Eso sí, de disculparse res de res

 …y de la comida de abordo mejor ni hablamos, lo dejamos para otro post.

Esa es Iberia, una compañía aérea de las majors, con precio de major pero servicios y condiciones de low cost. Y no se cortan un duro, la última ha sido proponer el cobro por la facturación de los equipajes en bodega, como si de Ryanair se tratase. Que sí, que la crisis azota al sector y todo lo que queráis, pero servidor ha volado en otras compañías como KLM, Lufhansa o Malaysia Airlines, por poner un caso extremo, y las comparaciones son odiosas. Y a estas también les afectará la crisis, digo yo. En fin, sigan así directivos de Iberia, que otra vez va a volar con vosotros… ¡tu puta madre!

miércoles, 28 de octubre de 2009

La voluptuosidad



La voluptuosidad se puede definir como la incitación o satisfacción de los placeres de los sentidos, estando especialmente referida al ámbito de lo sexual. Mucho de eso tiene “La voluptuosidad”, mi primera aproximación a la obra del historetista y dibujante francés Blutch. Y me ha gustado bastante, la verdad, por lo que pienso repetir. Y eso a pesar de que este álbum es ciertamente extraño, por temática y situaciones una novela gráfica de digestión compleja y por consiguiente poco apta para todo tipo de lectores.

Pareciera como si Blutch hubiese decidido plasmar de forma impulsiva algún sueño propio, trasluciéndose así sus fijaciones más intimas, que mucho tienen que ver con el horror y el sexo. O más bien con la fruición de los sentidos, los placeres y su contrapunto. Supongo que se podría elaborar una interpretación freudiana del álbum, por lo del Eros y el Tánatos y demás. Pero ni tengo los conocimientos necesarios para ello, ni me interesa demasiado, la verdad. Me quedo con el hecho, evidente por otro lado, de que la novela está repleta de símbolos indescifrables salvo para la mente del propio autor.

Aunque lo que más me gusta de esta historia tan surrealista, es la fuerza de sus situaciones.  Inverosímiles e ininterpretables cierto, pero dotadas de un magnetismo tan brutal que nos impide despegar la mirada del álbum ni por un segundo. Gran culpa de ello la tiene el dibujo a lápiz de Blutch, abocetado, sucio y oscuro. Además, la preponderancia de gamas de rojos y negros/grises y la abundancia de claroscuros, le van muy bien al tono general del álbum, salvaje y malrrollero por partes iguales, incluso expresionista, me atrevería a decir.         

En fin, una buena película dirigida por David Lynch con una puesta en escena a lo Tim Burton, pero escrita y dibujada por Blutch. Leeré alguna cosita más del autor. De hecho ya me agencié “Blotch”

martes, 27 de octubre de 2009

El triunfo del "modelo orxatero"



Que no corren buenos tiempos para la economía del país es algo que, quien más y quien menos, ya se habrá dado cuenta. Y que eso tiene un reflejo en el ámbito de las administraciones públicas, pues también. Sobretodo si nos referimos a la más lamentable de todas ellas, la Generalitat Valenciana, especialista en desatender las necesidades básicas de sus conciudadanos en pos de fomentar una lamentable política basada en la organización de grandes y costosos eventos que benefician a los cuatro de siempre (con "bigotes" o sin ellos). Fruto de lo cual no hay un chavo en la Tesorería pública, ni siquiera para hacer frente a sus compromisos contractuales. 

Ya desde hace tiempo la Generalitat ha tenido que contratar servicios a precios mucho más altos que los de mercado, simplemente por una cuestión de supervivencia empresarial del contratado. Este último, consciente de no va a cobrar en plazo (lo normal es que la demora en los pagos supere el año), se asegura un “interés” por el retraso. Y a la Generalitat le da igual, lo asume. Obviamente el endeudamiento cada vez será más grande, por lo que la demora en los pagos también crecerá. Pero que más da, ya lo dice el refrán valenciano "el valencià et pagarà, o més prompte o més tard".

Con todo, la situación más dramática es la que le toca padecer a las pequeñas empresas concertadas, las más afectadas por la demora. Este año ese retraso en los pagos ha llegado a tales extremos que, muchas de ellas, están en situación de descubierto bancario con el consiguiente riesgo de desaparición*. Empresas cuyo cometido es la prestación de algunos de los servicios más básicos para la comunidad. Y la cosa se complica sabiendo de la amenaza bancaria de aplicarles unos intereses leoninos superiores al 20% por día de retraso**. ¡Que manda cojones, si esto no es usura que baje Dios y lo vea! 

Hablamos de Bancaja, of course, nuestra queridísima entidad bancaria indígena. Presidida por un ex – Presidente de la Generalitat, el inefable y beato a más no poder de José Luís Olivas, intimo amigo de Camps, Cotino, De la Rua y de toa la colla. Comprenderéis mi indignación cuando en las páginas de El País de este domingo me topo con la siguiente noticia: 

“Bancaja socorre a Feria Valencia 
La entidad ofrece créditos al 0% a las empresas que asistan a certámenes.  
Los presidentes de Bancaja, José Luis Olivas, y de Feria Valencia, Alberto Catalá, firmaron ayer un acuerdo que ambos calificaron de único en España y Europa. La entidad financiera concederá créditos al 0% de interés, sin comisiones ni gastos adicionales, a las firmas que participen en un certamen de la feria. El objetivo declarado es "impulsar la proyección nacional e internacional de las empresas españolas" y "apoyar la economía productiva". En el trasfondo de la decisión se halla, sin embargo, la delicada situación de Feria Valencia... "

Y es que me encanta la doble vara de medir. Salvemos a Feria Valencia cueste lo que cueste, que estos son de los nuestros. Que el Alberto Catalá es muy majete y con el pastizal que le hemos dejado para ampliaciones del chiringuito y demás... Eso sí, al resto de necesitados que les den... ¡que se hubiesen afiliado al partido!
¿Y que más dará? A fin de cuentas no es más que otro bochornoso episodio dentro de las políticas públicas impulsadas por la Generalitat… y de Bancaja, su machacas oficioso para asuntos económicos. ¿Alguien se acuerda del lastimoso affaire “Salvemos al Valencia CF”? (Xe xe xe, al meu València no me’l toqueu!!!)
---------------------------------------------------- 

* Esto lo se yo de mu güena fuente… vamos, que no me lo ha tenío que contar nadie.
**  Y esto también... 

...y hasta aquí puedo leer.

lunes, 26 de octubre de 2009

God is gay




Ayer por la tarde nos acercamos al cine para ver "Si la cosa funciona (Wathever works - 2009)", la última película de Woody Allen. No iba con la expectativa muy alta por culpa de los últimos bodrios que el director neoyorquino nos había regalado: "El sueño de Casandra" y sobretodo "Vicky Cristina Barcelona". Pero nada que ver con las dos anteriores. Allen a vuelto a la buena senda y a la ciudad que el conoce a las mil maravillas, dejándose de experimentos en Londres y Barcelona. Algo tendrá que ver también el que haya aprovechado un guión escrito treinta años atrás, pero adaptado para la ocasión. Y vale que la premisa nos resulta pelín familiar y que muchas de las cosas que suceden en la pantalla nos dejan cierta sensación de "deja vu"...  acepto que no será de las mejores de Allen, pero es divertidísima y servidor se rió un huevo, sobretodo viendo como Boris Yelnikoff (Larry David) despotrica sobre la humanidad en general. Seis euros bien gastados.
------------------------------------

Una de las escenas más divertidas de la película es aquella en la que John Celestine (interpretado por Ed Begley Jr.) y Howard Cummings (Christopher Evan Welch) mantienen una conversación alcoholizada sobre la homosexualidad: 

JC “You’re breaking God’s law of one man and one woman!”
HC “God is gay.”
JC “How can you say that!? He made all the mountains and the oceans and the sky and animals and flowers and everything that’s beautiful in the world.”
HC “Exactly. He’s a decorator.”

domingo, 25 de octubre de 2009

Bowerbirds (y Agent Ribbons) en Valencia



El pasado viernes por la noche, tuvo lugar en la sala Wah Wah de Valencia el esperadísimo concierto de los Bowerbirds. Al menos para servidor, al que le apetecía mogollón ver como se desenvolvían en directo una de las bandas a las que más tiempo de escucha ha dedicado durante los últimos meses. Además venían acompañados para la ocasión por las Agent Ribbons, que fueron las primeras en salir a escena. 

A estas últimas parece haberles gustado visitarnos ya que, en un corto espacio de tiempo, se han acercado por dos veces a la Comunitat. Se trata de tres jovencitas californianas con una propuesta musical bastante bizarra y que ellas definen como “punk victoriano”. Lo cierto es que esa definición es entendible si atendemos a las pintas que se gastan, impagable en el caso de la violinista, pero no tanto en lo musical. Sus composiciones, que beben de muchas fuentes, son tanto desaliñadas como encantadoras, quedando patente en su actuación del viernes en la que intercalaron canciones muy chulas con algún truño que otro. A pesar de lo cual, en términos generales, podemos decir que el concierto estuvo entretenido. Y como comentó alguien del grupo de amigos con los que estaba, en algún momento incluso recordaron a las Breeders ¡¡¡o a las Babes in Toyland!!! Ah, destacar que les vino muy bien su peculiar puesta en escena y las coreografías que ensayaron en cada canción, y como no, la energía de su líder Natalie Gordon, que a pesar de anunciarnos que llegaba enferma nos ofreció todo su repertorio de gestos, posturitas y payasadas varias. Bastante divertidas la verdad.

Después les tocó salir a los tres componentes de Bowerbirds, una banda de Carolina del Norte fundada por Phil Moore, ex - líder de Ticonderoga, junto a su novia, la pintora Beth Tacular. El tercero en discordia, cuyo nombre no recuerdo, es nuevo en esta aventura ya que el multiinstrumentista y productor Mark Paulson, amigo de Phil desde sus tiempos mozos, no les acompaña en esta gira. El nombre del grupo es muy curioso, hace referencia a una tipología de pájaro muy bonito y bastante raro (el bowerbird o ave de emparrado), cuyo estudio formaba parte del trabajo como ornitólogo que Moore desempeñaba, cuando comenzó a componer para la banda. Y es que el chaval se encontraba aislado en una cabaña sita en un remoto paraje de la América profunda. En ella se encargaba de localizar e identificar distintas especies de aves y debió quedar prendado de esta especie, tan llamativa por sus enormes ojos azulados. Por suerte para él, su novia no tendría reparos en desplazarse hasta allí, dedicando sus días a pintar sus cuadros y a tocar el acordeón. Y por suerte para todos nosotros eso supondría el nacimiento de este interesante proyecto musical.

Tenía muchas ganas de verlos actuar a pesar de las malas críticas cosechadas en su anterior visita a España. Fue durante el último "Primavera Sound", en el cual parece que sonaron bastante mal. Aunque esas ganas se debieran, sobretodo, a su anterior disco, el magnífico “Hymns for a dark house” (2008), una delicatessen que lleva siendo desde hace un tiempo uno de mis discos de cabecera. Nada que ver con su reciente publicación, “Upper air” (2009), un irregular álbum en el que se dan cita tres o cuatro buenas canciones pero que, en términos generales, supone un paso atrás en su trayectoria. Y es precisamente por culpa de este último que el concierto fuese menos de lo esperado. Repleto de altibajos, alternando momentos sublimes, como al principio cuando enlazaron “Hooves” e “In our talons” (de su primer disco) y “Crooked lust” (una de mis favoritas del último), y otros de sopor eterno, cuando hacia el final se sucedieron tres o cuatro cortes de su último larga duración demasiado iguales entre sí. Una lástima, la verdad. Como también fue una pena que el mal sonido del acordeón desluciera alguna de sus composiciones más brillantes. De ahí que, en muchos momentos, la actuación de los Bowerbirds fuese bastante anodina. Espero que en su próxima visita, que anunciaron medio en broma medio en serio, para diciembre (y así presenciar la collita de la taronja ¿?), vengan con la lección aprendida.

Por cierto, una reflexión post-concierto que viene al caso. Comienza a preocuparme que los miembros de las bandas que me gustan sean más jóvenes que yo. El inexorable paso del tiempo que no perdona a nadie…

sábado, 24 de octubre de 2009

El adiós de Wallander



El pasado 9 de octubre, fiesta de la Comunidad Valenciana para más señas, fue la fecha elegida por la editorial Tusquets para poner a la venta en España “El hombre inquieto” de Henning Mankell, el maestro de la novela policíaca nórdica. Me enteré gracias a mi buen amigo Lupin que enlazó en su blog la noticia del lanzamiento literario. Y yo, como buen lector de novela negra y seguidor acérrimo de Kurt Wallander (“otro Kurt entre los grandes”) inmediatamente me acerqué hasta la Fnac para agenciarme una copia. No podía dejar pasar la ocasión de enfrascarme en su lectura y descubrir como discurre la última aventura de este peculiar inspector de policía afincado en Ystad.

Y yo que pensaba que Mankell daba por terminada la serie Wallander tras la publicación de “La pirámide”. Sobretodo después de estar siete años sin noticias. Pero no, el escritor sueco se reservaba esta sorpresa como colofón. Por que sí parece que esta será la última aventura de Wallander. No os asustéis que no desvelo nada, tan sólo me limito a reproducir el gancho promocional que la editorial está utilizando para aumentar las ventas del libro. En la misma portada reza: “El adiós de Wallander”.

En esta novela vemos como la vida del inspector ha cambiado ligeramente: se ha desembarazado de su piso en la calle Mariagatan para hacer realidad su sueño de tener una casa en el campo y vivir en ella con la única compañía de un perro. Además su hija Linda, la protagonista de otra serie de novelas policiacas de Henning Mankell, lo ha convertido en abuelo. Sin embargo, su tranquilidad se verá perturbada poco después del nacimiento de su nieta Klara, cuando el suegro de Linda, un oficial de alto rango de la Marina sueca, desaparezca en un bosque cercano a Estocolmo. Aunque la investigación la dirige el inspector Ytterberg de la policía de Estocolmo, Wallander no puede evitar implicarse, al fin y al cabo se trata del suegro de su hija. ¡Y que coño!, que la novela es de Wallander... y ese tal Ytterberg ¿con quien ha empatado?

Mis impresiones tras haberme terminado el libro son buenas, como no podría ser de otra forma tratándose del binomio Mankell-Wallander. Sin embargo, he de reconocer que no es de las mejores de la serie. Y eso que hasta más allá de la mitad es casi perfecta, pero a partir de ahí no me acaba de gustar como Mankell cierra (o no) algunas de las cuestiones que se plantean. Especialmente aquellas que menos relación tienen con la trama de esta novela y que vienen de lejos. Porque en este episodio de la serie, Mankell, consciente de que va a ser el último, ha pretendido atar todos los cabos sueltos relacionados con la vida del inspector y que hemos ido conociendo gracias a los nueve libros precedentes. Por ello no recomendaría a nadie empezar con “El hombre inquieto”, sin antes haberse leído estos nueve títulos.

Con todo, siempre es un placer reencontrarse con viejos conocidos como Kurt Wallander. Y da mucha penica que esto sea un hasta siempre y no un hasta luego... que se le va a hacer, alguna vez tenía que ser la última, ¿no?
(“Y después, nada. El relato de Kurt Wallander termina ahí, irrevocablemente. Los años que le queden por vivir, diez o quizás algunos más, le pertenecen a él, a él y a Linda, a él y a Klara. Y a nadie más.”)    

viernes, 23 de octubre de 2009

La que está liando Zapatero



“Al final, los socialistas dejarán el Gobierno por dos ges: por los GAL y por la Gürtel”
Referente al caso Gürtel: “esos pretendidos amigos parece ser que son amigos de La Moncloa”  - Francesco Camps.

Joder, con "el Beato", nunca dejará nunca de sorprendernos.
...y Zapatero sin dimitir!!! 
---------------------------

Por cierto la viñeta es de Fontdevila, para Público... no hace falta explicación.

Censura y cine

 
Censura, de Eric Drooker 

La censura, según dispone el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, es el "examen y aprobación que anticipadamente hace el censor gubernativo de ciertos escritos antes de darse a la imprenta". En un sentido más amplio se considera como el ejercicio del poder, por parte de la administración o de alguna organización o grupo influyente, para controlar la libertad de expresión. Así pues con la censura se criminalizan ciertas acciones o su comunicación, prohibiendo la información, los puntos de vista o determinadas formas de expresión como el arte. En relación con este último punto, es este un país en el cual aún está reciente la importante censura artística oficiada por el régimen franquista, especialmente preocupada en todo lo relacionado con el mundo del cine. De hecho, durante estos días, ha visto la luz un interesantísimo estudio de Alberto Gil en el cual se explora cómo actuó la censura en aquellos tiempos. 

A la vista de los últimos acontecimientos, parece como si aún no hubiésemos superado esa oscura etapa de la historia española. Me estoy refiriendo por supuesto, al estrambótico episodio de la calificación como película “X” de la sexta entrega de la saga Saw. Se tenía que estrenar hoy viernes, de hecho el cartel promocional del estreno aún colgaba de algunas marquesinas ayer por la tarde. Sin embargo no va a ser así, porque al recibir esa clasificación el film solamente puede ser proyectado en salas porno, compartiendo espacio con “Tetanic”, “Se fue en busca de trabajo y le comieron lo de abajo” o “Cortocircoito III”.

Manda cojones con la Comisión de Calificación del Ministerio de Cultura. ¡A buenas horas mangas verdes! Vale que estas pelis, me refiero a las de la saga Saw, son harto desagradables. Abusan con la violencia explícita, convirtiéndose en un espectáculo gore en el cual se van sucediendo escenas de vísceras a cada cual más salvaje. Pero eso no es suficiente para prohibir su proyección en salas “normales”, relegándola a cines en los que los espectadores en lugar de comprar palomitas piden rollos de papel higiénico. Y no es justificable porque estamos hablando de expresión artística, de fabulación, todo aquel que va al cine para ver Saw VI u otras producciones de similares características sabe que va a ver algo que no es real. Señores de la Comisión, ¡que las mutilaciones son falsas! ¿no se han enterado? Y lo de pretender justificar la censura de Saw VI con que existe en ella “apología de la violencia extrema” es de traca. Entonces ¿también son unos apologetas los programadores del Telediario, en el cual nos muestran asesinatos, atentados, violencia y miserias humanas de todo tipo y condición? ¿o los programuchas de a media tarde?

Lo peor de todo esto es que, al final, la productora acordará con la comisión los términos en que puede ser exhibida la película. Y con un corte aquí y otro allá, gracias a la promoción gratuita que están consiguiendo, las salas de todo el país se llenarán de teenagers con ganas de ver sangre y menudillos. Y la productora obtendrá una recaudación record, si no, tiempo al tiempo. Y mucha gente, que de antemano no se planteaba en ir a ver semejante mierda, pues acudirá al cine. Por que todo hay que decirlo, Saw y sus secuelas es lo peor que ha parido madre desde las películas de Los albóndigas o Porky’s. Vista la primera vistas todas. 

Y si realmente es tan violenta y entendemos que no es aconsejable que los menores la vean, pues hagamos como en algunos países en los que la clasificación por edades se aplica a rajatabla. Si no tienes 18 años no puedes entrar a verla. Ahora, si los tienes y quieres tirar por la basura los siete euros de rigor, pues allá tú. Sin necesidad de censurar nada. Que en vez de ir para adelante a veces parece que vamos marcha atrás, ¡joder!

Songs:Ohia - The Lioness



Que Jason Molina es uno de mis artistas favoritos ya lo sabréis quienes sois asiduos a esta humilde bitácora, y si no, pues no me duelen prendas en proclamarlo por enésima vez: admiro profundamente a este cantautor norteamericano nacido en Ohio e hijo de emigrantes españoles, con una sólida trayectoria musical carente de altibajos.

Molina en solitario nos regaló “Let me go, let me go, let me go”. Molina acompañado de otros artistas de talla mundial grabó “Amalgamated Sons of Rest”, un magnífico álbum compartido con Will Oldham y Alasdair Roberts. Molina al frente de sus bandas Songs:Ohia y Magnolia Electric Co., nos deleitó con "The Lioness" o el reciente "Josephine"… en fin, que me gusta toda su producción, ya desde 1996 cuando comenzó a forjarse el culto, hasta nuestros días en los que, por cierto, se encuentra girando por España con Magnolia Electric Co. y como no podía ser de otra manera, al llegar a la altura de Valencia han pasado de largo… ¡que raro! Pero es que el tío no para y ahora se anuncia un nuevo álbum en colaboración con Will Johnson (Centromatic, South San Gabriel), otro genio de esto. Un disco que será presentado en el próximo Primavera Sound en el que Molina & Johnson participarán.

Bien, todo este rollo es para reivindicar, si es que hay algo que reivindicar, el fantástico quinto álbum de Songs:Ohia, titulado “The Lioness”. Publicado originalmente en el año 2000, se compone de un conjunto homogéneo de canciones lentas y oscuras, en las que impera una profunda sensación de tristeza… pero bendita tristeza. Desconozco los motivos que llevaron a Molina a componer estos nueve cortes, marchando hasta Glasgow donde se grabaría "The Lioness", pero le estoy profundamente agradecido por compartir esas emociones con todos nosotros. Es más, me considero en deuda con quienes le llevasen hasta ese estado depresivo. Alguien dijo alguna vez que las mejores composiciones surgen de la pena y la tristeza, este disco es buena muestra de ello.   

En fin, que pese a no estar para nada triste, ni siquiera un pelín decaido, esta semana me ha dado por deleitarme con este pedazo de disco. Además viene muy bien para estos días de recogimiento por lo climatológico. Por cierto, no he dicho que en la grabación colaboraron los miembros de Arab Strap. Gracias también a ellos, en la parte que les corresponda.

Para finalizar os enlazo una interesante entrevista a Jason Molina, que apareció durante el pasado mes de septiembre en Muzikalia.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Wyoming = Rutenka retirado



Se parecen o no?

Los personajes son: José Miguel Monzón Navarro, conocido artísticamente como El Gran Wyoming, un polifacético personaje (médico, humorista, actor, escritor, músico...) nacido en Madrid hace 54 años y que actualmente conduce el espacio de humor y actualidad "El intermedio" de La Sexta, además de colaborar con una columna de opinión semanal en el diario Público; y Siarhei Rutenka, jugador de balonmano, internacional por Eslovenia y proximamente por España, al adquirir recientemente esa nacionalidad y pese a que el chico nació en Minsk (Bielorusia) hace 28 años. Ha sido el fichaje estrella del FC Barcelona para la presente campaña, después de abonar la cláusula de rescisión unilateral que el jugador tenía para romper el contrato que le ligaba con su club de origen, el Balonmano Ciudad Real.  

Vale, ya lo se, el parecido está un poco traído por los pelos, pero hay algo en el gesto del balonmanista bielorruso que me recuerda un huevo al showman de La Sexta, una versión viejuna de él mismo... Veremos como enveje el bueno de Siarhei... je je je.

martes, 20 de octubre de 2009

Moon, de Duncan Jones



Venía precedida de grandes críticas. Galardonada con los premios a la mejor película, mejor guión, mejor actor (Sam Rockwell) y diseño de producción durante el pasado Festival de Sitges. Se hablaba de una “gran ópera prima” al cargo de Duncan Jones, hijo de David Bowie por cierto. Por todo eso y porque me apetecía ver un buen film de ciencia ficción, me acerqué a una céntrica sala de mi ciudad para ver "Moon" (2009).

La película cuenta la historia de Sam Bell, un astronauta destinado en la Luna por un periodo de tres años en los que se ha de encargar de controlar el proceso de extracción del helio 3, un material que ha cambiado el destino de la Tierra al descubrirse su gran potencial energético. Hasta ahí todo bien. El problema es que no pasa nada más. No hay acción ni aventura, la intriga es ridícula y carece de la más mínima emoción. Encima uno tiene la sensación de que Jones ha visto demasiadas veces “Solaris” y ha pretendido crear algo similar a la obra maestra de Andrei Tarkovsky, cosa que, sobra decirlo, no ha conseguido.  

Hombre, tampoco es que me parezca horrorosa. Tiene cosas interesantes, como la recreación de los desoladores espacios lunares, el tonillo retro a lo “2001: Una odisea del espacio”, una sensación permanente de claustrofobia, buscada con toda la intención del mundo… pero es que es tan lenta, que hasta esos aspectos pierden interés. En fin, veremos como evoluciona este joven director que, lejos de sentarse a chupar de la teta de su papá para el resto de sus días como un personaje del Pronto, ha intentado hacer algo para ser reconocido por méritos propios. Eso sí, le recomiendo que para inspirarse escuche con atención un par de discos de su padre: “Space Oddity” y el “Ziggy Stardust”. Eso si que es ciencia ficción de la buena.

El Vaticano se muestra molesto con la Gürtel


O al menos eso dicen. Que no sabían nada y que no les parece bien que la gente de "El Bigotes" hiciese negocio con la visita del Papa Ratzinger a Valencia. Así lo ve Ferreres.

En fin, que esto es el cuento de nunca acabar...

"...el caso de Valencia es ciertamente feo."

lunes, 19 de octubre de 2009

Gran portada del Público



Desde que el primer número del diario Público viera la luz, el día 26 de septiembre del 2007, pudimos apreciar como uno de los aspectos que lo hacían diferente a los demás grandes periódicos, era su innovador y arriesgado diseño. Muy especialmente, en lo que concierne al grafismo y a las portadas. En estas últimas, lo primero que vemos es que su logotipo, constituido por el nombre completo del periódico tipografiado en color rojo, viene acompañado por la reproducción de una acuarela de Miquel Barceló que se sitúa en el margen superior derecho. Toda una declaración de intenciones. Aunque lo mejor viene en el centro de la portada... 

No es casual que, recientemente y por segundo año consecutivo, Público repita como el periódico mejor diseñado de España según el criterio del jurado de los premios ÑH Lo Mejor del Diseño Periodístico España & Portugal. Por eso, a los que somos habituales de Público, no nos ha extrañado nada la portada del periódico de ayer. En ella vemos una composición basada en la famosa litografía de James Montgomery Flagg en la que se exhorta a los norteamericanos para que se alisten en el ejército. Lo que pasa es que los grafistas del periódico han sustituido al Tío Sam por Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, y han sustituido el lema “I want you for the U.S. Army” por “La trama de don Vito se llevaba su dinero”, que aquí hace las veces de titular de portada.

Una brillante portada que nos incita a tomar conciencia de lo que supone esto de la trama Gürtel. Un latrocinio generalizado a los ciudadanos operado por los amigos de Correa, entre los que se encuentran importantes representantes políticos. En fin, ojalá muchos de mis vecinos, desinformados por el universo paralelo creado por Canal 9, compraran el Público ayer domingo. Aunque lo dudo.  

domingo, 18 de octubre de 2009

El secreto de sus ojos



Con Juan José Campanella guardo una extraña relación. Sus películas más premiadas me agradan, pero nada más, mientras que las peor consideradas por crítica y público me suelen gustar bastante. Pensándolo mejor, tal vez sea que todas las películas del director bonaerense me agradan por igual. Lo que pasa es que ni “El hijo de la novia”, por poner un caso extremo, me parece una obra maestra del séptimo arte, ni “El mismo amor, la misma lluvia” la última mierda que cagó Pilatos (parafraseando a Manolo Preciado, je je je). Eso sí, lo que nunca ha perdido Campanella es una gran capacidad para hilar historias y llevarlas a buen puerto. Los años pasados en Estados Unidos, en los que trabajó en series de televisión como “Ley y orden”o “House” le han venido muy bien para desarrollar esas dotes como guionista.

Todo esto es para hablar de la última película del argentino, que ya os digo de entrada que me ha encantado. Se titula “El secreto de sus ojos” y es una coproducción hispano- argentina que cuenta en el reparto con dos habituales del cine de Campanella, Ricardo Darín y Soledad Villamil, fantásticos para la ocasión. 

La trama va de lo siguiente:
Durante veinticinco años un crimen ha permanecido imborrable en la memoria de Benjamín Espósito (Campanella). Y ahora, ya jubilado de su puesto como secretario judicial, decide volver sobre esa historia y plasmarlo en una obra literaria. Para ello tendrá que retornar a un pasado enterrado en el que se dan cita el amor, la muerte, el odio y la amistad. Allí se reencontrará con la Dra. Irene Menéndez Hastings (Villamil), su jefa y compañera de trabajo a quien ha deseado fervorosamente, en silencio, durante años. Recordar el tiempo pasado y los duros acontecimientos que ocurrieron hace tanto, le hará cambiar su visión de las cosas y le enseñará a mirar hacia el futuro.

Una película de corte clasicista que aúna elementos del mejor thriller, del drama romántico y de la denuncia político-social, amén de las habituales dosis del humor marca de la casa. Muy recomendable. 

sábado, 17 de octubre de 2009

...from hell


"Yo, Romel Broom, preso en el corredor de la muerte de Lucasville (Ohio), fui llevado a mi ejecución por inyección letal el pasado 15 de septiembre. Tras sufrir 18 pinchazos fallidos a lo largo de tres horas, la ejecución fue suspendida. Ésta es mi declaración jurada de aquellos hechos."

Así se presentaba en El País la impactante declaración jurada de Romel Broom, un reo de 53 años condenado a muerte y que sobrevivió a su propia ejecución. Por su interés transcribo integramente la declaración:

"Por la presente, yo, Romell Broom, declaro y doy fe de lo siguiente:
1. Estoy interno en el corredor de la muerte en el Estado de Ohio. 
2. Mi ejecución estaba prevista para el martes 15 de septiembre de 2009. La ejecución debía llevarse a cabo en la Prisión Sur (Southern Correctional Facility, SOCF), en Lucasville, Ohio. 
3. Los funcionarios de prisiones me llevaron de la Penitenciaría del Estado de Ohio a la SOCF, el 14 de septiembre de 2009. 
4. Tras mi llegada, vino una enfermera al lugar en el que estaba albergado, la celda J-1. La enfermera llegó, encontró dos venas en mi brazo derecho y mi brazo izquierdo, me ató el brazo y tomó nota de lo que había encontrado. 
5. Después de que viniera la enfermera, los funcionarios de prisiones estuvieron ofreciéndome líquidos todo el tiempo. Yo acepté. Durante ese día bebí café, Kool-Aid y agua. Tomé siete tazas de café, cinco tazas de agua y tres tazas de Kool-Aid. 
6. El 15 de septiembre de 2009, me desperté, me duché y hablé con mi hermano por teléfono. En un momento dado, el jefe de los funcionarios encargados de la ejecución me contó que uno de los tribunales estaba revisando mi caso y que la ejecución se había retrasado mientras tanto. Debido a la longitud del retraso, creí que el tribunal iba a aceptar mis argumentos en favor de un recurso. 
7. Sin embargo, alrededor de las 14.00, mi abogada me informó de que el tribunal había rechazado mi apelación y que no quedaban más vías de acción. El Estado iba a seguir adelante con mi ejecución. 
8. Cuando estaba en la celda, el funcionario jefe Phillip Kerns entró con varios guardias y me leyó la orden de ejecución. Después entraron dos enfermeros que me dijeron que me tumbase. Uno de los enfermeros era un hombre blanco y la otra una mujer blanca. 
9. Había tres guardias presentes en la habitación. Un guardia estaba a mi derecha, otro a mi izquierda y otro junto a mis pies. 
10. Los enfermeros intentaron acceder simultáneamente a las venas de mis brazos. La enfermera intentó en tres ocasiones acceder a las venas en el centro de mi brazo izquierdo. El enfermero intentó en tres ocasiones acceder a las venas en el centro de mi brazo derecho. 
11. Después de esos seis intentos, los enfermeros me dijeron que descansara un poco. Seguí tendido en la cama durante dos minutos y medio, aproximadamente. 
12. Después de la pausa, la enfermera intentó dos veces acceder a las venas de mi brazo izquierdo. Debió de pinchar un músculo porque el dolor me hizo gritar. El enfermero intentó tres veces acceder a las venas de mi brazo derecho. La primera vez, el enfermero consiguió acceder a una vena en mi brazo derecho. Intentó insertar la vía intravenosa, pero la perdió y empezó a correrme la sangre por el brazo. La enfermera salió de la habitación. El funcionario de prisiones le preguntó si se encontraba bien. Ella respondió: "No", y se fue. 
13. Los funcionarios encargados de la ejecución declararon que aquello era difícil para todos y sugirieron hacer otra pausa. Entonces se fue el enfermero. El funcionario que estaba a mi derecha me tocó en el hombro derecho y me dijo que me relajara mientras descansábamos un momento. A esas alturas, estaba muy dolorido. Las heridas de los pinchazos me dolían y hacían que me fuera difícil estirar o mover los brazos. 
14. El enfermero regresó con unas toallas calientes que colocó en su brazo izquierdo. Colocó las toallas sobre mis brazos y masajeó mi brazo izquierdo. Me dijo que las toallas les ayudarían a acceder a las venas. 
15. Después de aplicar las toallas, el enfermero intentó acceder a mis venas, una vez en el centro de mi brazo izquierdo y tres veces más en la mano izquierda. Después del tercer intento de acceder a las venas en las manos, el enfermero comentó que el consumo de heroína me había dañado las venas. Ese comentario me disgustó porque nunca he consumido heroína ni ninguna otra droga intravenosa. Le repliqué al enfermero que nunca le había dicho que hubiera consumido heroína. 
16. El enfermero siguió diciendo que la vena estaba allí pero que no podían cogerla. Intenté colaborar ayudando a atar mi propio brazo. Un funcionario de prisiones se acercó, dio un golpecito en mi mano para indicar que él también veía la vena e intentó ayudar al enfermero a localizarla. 
17. El jefe de los funcionarios encargados de la ejecución me dijo que iban a hacer otra pausa y volvió a decirme que me relajara. 
18. Entonces me descompuse. Empecé a llorar porque me dolía todo y mis brazos estaban inflamándose. Los enfermeros estaban pinchando agujas en zonas que ya estaban inflamadas y con hematomas. Pedí que interrumpieran el proceso y pedí hablar con mi abogada. 
19. El jefe de los funcionarios encargados de la ejecución me pidió que me sentara para que la sangre circulase mejor. Entonces entró en la habitación la enfermera jefe, una mujer asiática. 
20. La enfermera jefe intentó acceder a las venas en mi tobillo derecho. Pidió que alguien le diera "un veinte" y alguien le entregó una aguja. Durante ese intento, la aguja me pinchó en el hueso y fue muy doloroso. Grité. Al mismo tiempo que la enfermera jefe intentaba acceder a una vena en la parte inferior de mi pierna izquierda, el enfermero intentó acceder a una vena en mi tobillo derecho. Después de esos intentos fallidos, la enfermera jefe cogió la aguja y salió de la habitación. 
21. El enfermero hizo otros dos intentos de acceder a las venas en mi mano derecha. Parecía que habían desistido ya del brazo izquierdo porque estaba hinchado y lleno de hematomas. El nivel de dolor estaba en el máximo. Me habían pinchado al menos 18 veces en múltiples zonas, todo con la intención de inyectarme unas drogas que iban a quitarme la vida. 
22. El jefe de los funcionarios encargados de la ejecución volvió a decirme que me relajara. Hubo conversación entre los funcionarios sobre el hecho de que podían ver las venas. 
23. Al cabo de un rato, el director, Terry Collins, entró en la habitación y me dijo que iban a interrumpir la ejecución. Collins indicó que valoraba mi cooperación y que tomaba nota de mis intentos de ayudar al equipo. También expresó su confianza en su equipo de ejecución y su profesionalidad. El director Collins me dijo que iban a llamar al gobernador Strickland para informarle de la situación. 
24. Cuando se fueron los enfermeros y el director Collins, los funcionarios me preguntaron si me apetecía un café y un cigarrillo. Yo seguía en la cama con las luces atenuadas. 
25. Aproximadamente media hora después, mi abogada, Adele Shank, vino y me dijo que el gobernador había dictado la orden de aplazar la ejecución una semana. Le hablé a la abogada Shank de mi dolor y le enseñé las zonas que tenían hematomas. 
26. Después de que se fuera la abogada Shank, los funcionarios de prisiones me trasladaron al hospital. 
27. A la mañana siguiente, mis brazos empezaron a dar más señales de hematomas e inflamación. Cada sitio del brazo en el que se había hecho un intento mostraba hematomas e inflamación visibles. Algunos de los hematomas de las manos y el tobillo han desaparecido y parte de la inflamación desapareció a lo largo de la tarde siguiente. 
28. Todavía hoy, mis brazos tienen grandes hematomas visibles, y siguen estando inflamados. Los múltiples sitios en los que los enfermeros trataron de acceder a mis venas siguen doliéndome. 
29. Los funcionarios de prisiones decidieron mantenerme en la SOCF durante la semana de aplazamiento. Durante este tiempo, estoy constantemente bajo observación del equipo encargado de la ejecución y los guardianes. 
30. Esperar a ser ejecutado es angustioso. Me produce mucha tensión pensar en que el Estado de Ohio tiene la intención de causarme el mismo dolor físico la próxima semana. 
31. Me veo obligado a recordar constantemente el hecho de que la semana próxima tendré que sufrir la misma tortura que el Estado de Ohio me infligió el martes 15 de septiembre de 2009 , porque no ha habido ningún cambio en el protocolo de ejecución de Ohio y no ha habido ningún cambio en mis venas. El declarante no tiene nada más que decir."


Sobrecogedor...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...