viernes, 28 de mayo de 2010

Canino, cine griego

Con pocas referencias a las que agarrarme y algún que otro prejuicio ocasionado por la nacionalidad de su director, acudí a principios de semana a ver el film “Canino” (Kynodontas – 2009) del realizador griego Yorgos Lanthimos. No voy a abundar sobre el tema, puede que más adelante dedique algún post al respecto, tan sólo diré lo siguiente: ¡cuánto daño le ha hecho al cine griego el plasta ese de Angelopoulos y sus películas de tres horas! 
Además, justo un par de días antes, le había leído al crítico cinematográfico del ABC que la película podía parecer tediosa y exagerada “pero espere un par de días y verá cómo le ha mutado la criaturita en alguna cavidad interna oscura y húmeda. Dos consejos, pues: no se la pierda, y ojo a quién se la recomienda”. Aunque la crítica es buena, reconozco que a mí eso de “tediosa y exagerada” no me había hecho ni puta gracia, más aún teniendo en cuenta que apenas sobrepasa los noventa minutos de duración. Pero mira tú por dónde que el hecho de ser una peli cortita fue lo que me decidió en ir a probar suerte. ¿Lo peor que podía haber pasado?, tirar hora y media a la basura, ¿asumible, no? Pues bien, “Canino” me ha gustado un huevo. No en el momento de terminarla, ya que salí del cine un poco desconcertado, sino transcurridos un par de días, confirmando así la predicción del amigo periodista. 
.
¿Y de que va “Canino”? Vale, os pongo en situación. Digamos que tenemos una familia griega, de clase media alta, que vive en un chalet a las afueras de no se sabe que ciudad. Vemos como esa casa está rodeada por altos muros que los tres hijos de la familia nunca traspasan. Y cuando digo nunca, es nunca. O sea, ni para acudir al colegio, ni para ir al médico, ni para cualquier otra cosa. Su vida se desarrolla íntegramente encerrados sin tener ningún contacto con el exterior. Además la convivencia dentro de la casa se ajusta a unas estrictas y estrambóticas reglas impuestas por sus padres que buscan mantener un espacio puro, casi mágico, ideal para educar a unos niños. Un sitio a salvo del corrompido mundo exterior. El problema es que ese idílico enclave no es más que una gran mentira, un gigantesco engaño orquestado por dos adultos que se afanan en ocultar ciertos detalles de la vida, para lo cual incluso llegarán a crear una jerga propia. Un idioma no contaminado por el mundo exterior en el cual un avión no es más que un juguete, una autopista un viento fuerte, una carabina un ave blanca, el mar es una butaca de cuero, un coño es una lámpara, el teléfono es el salero y un zombie una pequeña flor amarilla. Con todo, el montaje se irá a la mierda, cuando la única persona proveniente del mundo exterior con permiso para entrar a la casa, cometa una imprudencia. 
.
Áspera, fría, extraña, enfermiza y desconcertante. He leído por ahí que es deudora del mundo de Buñuel. Probablemente sí, pero a mí también me ha recordado un poquito al gran Haneke. Confirmado, la criatura mutó. 
.
¡¡¡Puto Angelopoulos!!!

jueves, 27 de mayo de 2010

Mis favoritos del post-rock



Muchas de mis bandas favoritas se incluyen dentro de esa cosa que los críticos musicales han tenido a bien en denominar post-rock. Digo esto porque tengo serias dudas de si se puede considerar al post–rock como un género o un estilo musical, teniendo en cuenta lo diferente que suenan entre sí muchas de las bandas a las que se les cuelga esa etiqueta. Al parecer, con este término se pretende catalogar a aquellos grupos que utilizando instrumentos propios del rock, incorporan ritmos, armonías, melodías, timbres y progresiones armónicas que no se encuentran dentro de la tradición del género. La teoría es obra de Simon Reynolds, cuando en el año 94 escribió dos célebres artículos que fueron publicados en el Mojo y en The Wire. No seré yo quien le lleve la contraria a este eminente crítico musical, pero a poco que conozcáis a algunas de las bandas de post-rock os daréis cuenta de que lo único que tienen en común es el producir música puramente instrumental. Y a veces ni eso. Lo que no quita que muchos de los etiquetados sean una autentica pasada, como es el caso de Mogwai, Godspeed You! Black Emperor o mis amadísimos Explosions In The Sky, con los cuales he pasado horas y horas de goce y disfrute. Ya puestos, paso a relacionar lo mejorcito del género. Mis álbumes favoritos del post-rock
 
1. Tortoise - Millions Now Living Will Never Die (1994)
El quinteto de Chicago es considerado por muchos como el auténtico pionero de este sonido. A pesar de lo cual, a los más puristas les cuesta reconocerles el mérito, considerando que lo que hacen Tortoise viene a ser otra cosa. En fin, al margen de discusiones que no llevan a ningún sitio, hay que reconocer que Tortoise son un pedazo de banda y este disco es buenísimo. Encima es del año 1994, el del advenimiento del post-rock, Reynolds mediante. 
2. Sigur Rós - Ágætis byrjun (1999)
Para mí el mejor disco de los islandeses. Entre otras cosas por contar con el sencillo Svefn-g-englar (Ángeles sonámbulos), una de las mejores canciones de toda su discografía y, por que no decirlo, de todo el género. Además venía acompañado de un precioso vídeo que enlazo, y que probablemente ya habréis visto. 
3. Godspeed You! Black Emperor - Lift Your Skinny Fists Like Antennas to Heaven (2000)
Este colectivo canadiense, difusor de las artes menos comerciales y los sonidos más experimentales, es para muchos el principal representante de la causa creada por Monsieur Reynolds. La mega banda de Montreal firmó este fantástico disco, el cuarto en su trayectoria, allá por el año 2000. Probablemente sean los más innovadores dentro de la escena, si bien, no los incluiría entre mis favoritos. A excepción de este maravilloso disco, del que aún recuerdo el gran impacto que me causó su primera escucha. Para mí es el mejor de su carrera y con diferencia, por encima del aclamadísimo “Yanqui U.X.O.” Esperemos que pueda recuperar sensaciones con sus próximos lanzamientos, si es que los hay. Parece que los nueve fantásticos andan un tanto dispersos últimamente. Por cierto que el documental japonés de culto del cual extrajeron su nombre, es una marcianada harto curiosa. 
4. Mogwai – Rock Action (2001)
Sobre los escoceses hay diferentes opiniones entre los seguidores. Y sobre la calidad de sus discos también. A mí personalmente me gustan mucho y el que más de todos este infravalorado "Rock Action", sobretodo vista la consideración alcanzada por otros álbumes de la banda de Glasgow que, honestamente, me parecen obras menores al lado de este. En plena promoción vinieron a mi tierra (milagro!!!), concretamente al Fra de Alacuás ... y servidor, pese a que tenía entradas, se los perdió. ¡Imperdonable!
5. Mono - One Step More and You Die (2002)
De esta banda japonesa ya hablé hace un tiempo. Comenté que no me apasionaban y era verdad. Reconozco que por aquel entonces no los tenía muy escuchados. A día de hoy siguen sin ser de mis favoritos, pero me gustan bastante, sobretodo tres de sus discos. Podría haberme decantado por "You Are There" o el maravilloso split EP que grabaron en 2006 a medias con Pelican, pero razones sentimentales me obligan a elegir este. Y también por su título, que mola mazo!!!
6. Isis – Oceanic (2002)
Casualmente durante estos días se anuncia la separación de este quinteto de Boston que tan buenas tardes me ha hecho pasar. Dejan a sus espaldas cinco magníficas obras de entre las que destaca sobremanera este ya mítico "Oceanic". Y vale sí, Isis no es propiamente una banda de post-rock, si acaso de post-metal, Ok, me parece fenomenal, pero yo ahí no entro. Lo único que digo es que este disco es una puta barbaridad... en todos los sentidos. 
7. Explosions In The Sky - All of a sudden I miss everyone (2007)
Lo mejor de los mejores de la escena. Tuve el inmenso placer de verles en directo hace un par de años. Sobrecogedores. ¡Que viva Texas!
8. Pelican – City of echoes (2007)
De este disco os quería hablar, ya que llevo un tiempo en el que no paro de escucharlo. Hoy mismo lo traía enchufado en el i-pod justo antes de entrar al curro (así he empezado el día!!!) A estos californianos la crítica los tacha de post-metaleros, como a Isis, pero estos son más “puristas” al no incluir voces en ninguno de los cortes. A mí este “City of echoes” me tiene enamorado y eso que en el momento de su publicación le presté escasa atención. Ahora me he desquitado. Si no les habéis escuchado echadle un ojo a este vídeo. Pedazo de canción y gran videoclip. No os perdáis el final. 
9. Do Make Say Think - You, You're a History in Rust (2007)
Estos no son aptos para todo tipo de paladares. De hecho acabo de agenciarme su último larga duración (“Other truths” - 2009)  y por mucho que lo intento no acabo de entrar en él. Sin embargo, no me costó nada con este "You, you're a history in rust”. También son canadienses, como Godspeed You! Black Emperor (o Silver Mt. Zion a los que no he incluido en esta lista) y tal vez por ello son más de orquestar, incluyendo vientos, algo de cuerda, electrónica, así como percusiones más propias del mundo del jazz. En fin, que disfrute/disfruto mucho con este disco.   
10. This Will Destroy You - This Will Destroy You (2008)
Otra gran banda texana de apocalíptico nombre. Muy parecidos musicalmente a los Explosions in the Sky, sus “hermanos mayores”. Probablemente sea este su mejor disco, aunque su trayectoria musical todavía es corta. Tengo muchas esperanzas puestas en ellos. Veremos como evolucionan. Por cierto que ya os hablé de este álbum hace un tiempecito. 
11. Russian Circles – Geneva (2009)
Un descubrimiento vía Txarls. Poco más a añadir a lo que el maestro reseñó en su entrada. Más post-metal del güeno. ¿Para cuando una gira por aquí gachones?
12. Caspian – Tertia (2009)
Opus mágnum. Fantastische! C'est magnifique!!! Lo más grande que ha parío el género. De lo mejor que he escuchado en tiempos y no me ciño exclusivamente al mundo del post-rock. Con “Tertia” los de Berkeley dieron un puñetazo sobre la mesa y pasaron de ser considerados como otra banda más de post-rock, a ser los genios creadores de una obra maestra. Creadores y productores. Nadie mejor que ellos para saber que querían conseguir en el estudio. Bendito momento de inspiración. Más sobre el disco aquí.

------------------------------------
Lo dejo aquí, que esto me está quedando la polla de largo. Tan solo y para terminar mencionaré a otras tres bandas que, si bien no hacen post-rock, o mejor dicho no se las incluye dentro de ese mundillo, sí que han creado maravillosos álbumes que contienen reminiscencias al género. Se trata de Will Haven y su mítico “WHVN” (1999), Earth  y el no menos mítico “Hex; Or printing in the infernal method” (2005), y por último las islandesas Amiina, delicado cuarteto de cuerda compuesto por cuatro chicas, amigas de los Sigur Rós y que gracias a Kurr (2007) pasaron a convertirse en una de mis debilidades personales.

Hala, c’est fini.

martes, 25 de mayo de 2010

Conciertazo de Eli "Paperboy" Reed


El talento, esa cosa de la que tanta gente alardea pero que tan pocos tienen realmente... ese gran desconocido… definido como la capacidad para desempeñar o ejercer brillantemente una actividad, se le puede (y se le debe) considerar como un potencial. Al menos eso he leído en la Wiki, fuente de sabiduría inagotable. Por lo tanto un tipo talentoso es aquel que dispone de una serie de características, aptitudes o destrezas sobresalientes respecto al grupo, para realizar una tarea determinada en forma exitosa. Okay. Lo apuntare en mi libreta de cosas que me importan una mierda. Ahora hablemos de música.

Anoche y casi por obligación, acudí con unos amigos para presenciar el soberbio espectáculo ofrecido por un blanquito de Boston, que por su forma de cantar más bien parece un negro de Harlem. Responde al nombre de Eli “Paperboy” Reed y junto a los True Loves, su banda de acompañamiento, nos regaló a los allí presentes una de las mejores actuaciones que yo recuerde. Y sí, ya lo habréis deducido, Eli es uno de esos escasos músicos que pueden vanagloriarse de tener talento. No sé como se lo habrá agenciado, si esa maestría es hereditaria o adquirida, ¿el artista nace o se hace?, ¡y yo que coño sé! ahora, es evidente que nuestro amigo tiene mucho de eso y no como los cantamañanas que participaban en el programita de Cuatro. Talentoso, carismático y con esa cosa que los anglosajones llaman feeling, ¡a raudales! Magnetismo sobre el escenario y fuera de él. Lo digo porque previamente a comenzar la actuación nos lo encontramos en el baño afeintándose y ya transmitía algo… ¡puto crack!

El conciertillo comenzó temprano, lo cual se agradece al ser el domingo un día poco indicado para la comisión de excesos, por lo que terminó pronto. Incluso demasiado. En primer lugar porque el telonero anunciado, un tal Harper Simon, no concurrió. No sé porqué, nadie dio explicaciones. Pero principalmente por enfermedad del baterista, un negro de enormes rastas y sonrisa Profidén que le pegaba a los toms y a la caja como si le debieran dinero. Una lástima, porque la escasa hora y cuarto que duró la actuación fue fantástica. Un magnífico espectáculo musical para goce y disfrute de los sentidos. Así que cortito, pero intenso. Suficiente para confirmar todo lo bueno que se había dicho y escrito sobre él y que le ha convertido en el hombre del momento para todos los amantes de la música negra. Y eso que, a día de hoy, tan sólo cuenta con dos discos publicados, Roll with you y el que vino a presentarnos Come and get it.

En fin, que vimos un concierto estupendo. Un regreso al pasado por un presente llamado Eli “Paperboy” Reed, un genio de la música. Decir recomendable sería quedarse corto. No os lo perdáis. 

lunes, 24 de mayo de 2010

El verano ya está aquí

Ahora que empiezan los días de sofoco estival y la gente se agolpa en las playas, nada mejor que promocionar este peculiar utensilio, que no es, aunque lo parezca, una bovina de hilo, y que sirve para obtener un perfecto bronceado en aquellas partes del cuerpo en las que los rayos solares tienen más dificultad en penetrar. "Abre-Cantos, para broncearte hasta el orto"... ¿como no se le había ocurrido a nadie antes? Y encima, como reza el cartel publicitario, es respetuoso con la capa de ozono. No es un asunto baladí, sabiendo de la categoría de los gases que salen por ese conducto. 


Manda güevos!!!

viernes, 21 de mayo de 2010

La última de Jarmusch


El otro día vi “Los límites del control (The Limits of Control, 2009)” de Jim Jarmusch, película protagonizada por Isaach De Bankolé, el negro cabrón de "Manderlay", que pasó sin pena ni gloria por la cartelera española y ello a pesar de que está rodada en Madrid, Sevilla y un pueblo de Huelva. Y la verdad es que lo entiendo, porque es rara de cojones. Una paja mental no apta para todo tipo de paladares, en la que Jarmusch se aleja un poco de su particular universo y se aproxima al de David Lynch. Una película de esas en la que, o entras desde el principio, o te levantas cabreado y te vas. El caso es que yo entré. Y me pareció maravillosa.

La historia va de un hombre misterioso y solitario al que encomiendan una extraña misión, al margen de la ley, por lo cual se desplaza hasta España. El tipo no confía en nadie, por lo que desconocemos sus intenciones, aunque está claro que no son nada buenas. El film nos muestra cual es su itinerario hasta cumplir su cometido. Un camino en el cual se insertan, como etapas intermedias, una serie de surrealistas encuentros co-protagonizados por extraños personajes.

Siguiendo el paradigma jarmuschiano, la película es hermética y silenciosa a más no poder, más incluso que otras obras del mismo autor. No es casual. Nuestro protagonista viene a ser “el salvador del arte y de las ciencias”, personificados por la caterva de secundarios que he mencionado antes, frente a la realidad y las fuerzas que la controlan. Para lograr ese cometido utilizará el poder de la imaginación y por eso, al final del camino, conseguirá entrar en la megafortaleza del malo maloso, protegida por altos muros, alambradas y agentes armados, empleando únicamente ese superpoder. O sea, Jarmusch nos muestra como se puede derrotar al control a través del uso de la imaginación… empleando una elipsis de esas que difícilmente pasan desapercibidas.

En serio, aunque no lo parezca, es chulísima. Una marcianaza deliberadamente anticomercial, pero extraordinaria.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Cuentos de Horacio Quiroga


Me acabo de terminar una colección de dieciocho relatos firmados por Horacio Quiroga, quien, no os voy a engañar, no es Santo de mi devoción. Este cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo – argentino es considerado como el maestro del cuento latinoamericano y el padre literario de todo un Premio Nobel como Gabriel García Márquez, lo cual no es poca cosa. Sin embargo, a mi no me ha acabado de gustar. Precisando lo anterior, no es que no me acabe, es que muchos de sus cuentos, directamente, no me gustan nada. Independientemente de si son de su etapa inicial, la de niño bien de provincias, más bien romántico, y que lo entroncan con el universo Poe,  como si se trata de sus últimas creaciones, escritas a la vez que ejercía de barbudo pionero en la provincia de Misiones (Argentina), sufriendo los rigores de la selva y sirviéndose de ellos para elaborar sus historias.

Precisamente de esta última época son aquellos cuentos que le otorgaron un mayor reconocimiento. Relatos breves de mensúes y plantaciones de yuca, de desarrapados e hidalgos que dieron con sus huesos en los territorios más inhóspitos de la Argentina. Esos en los que la naturaleza se erige como principal protagonista, como enemiga del ser humano bajo rasgos temibles y horrorosos. No es casual, la vida de Horacio Quiroga estuvo marcada por la tragedia, con accidentes de caza y  suicidios de por medio, incluyendo el suyo propio en un Hospital bonaerense y tras conocer que padecía cáncer de estómago. Esa circunstancia queda reflejada tanto en su forma de escribir como en los temas sobre los que escribe. Raro es el cuento en el cual no veamos reflejada la vida de su autor en algún pasaje o escenario real. Un aspecto éste que desconocería, de no ser por las interesantes notas a píe de página que incluye la versión de los “Cuentos” de la editorial Cátedra: Letras Hispánicas.

Antes he dicho que muchos de los cuentos no me gustan nada. Pues bien, tengo que ser justo, también los hay que me agradan e incluso mucho. Sobretodo aquellos con los que se abre y cierra la edición que yo me he leído. Como los dos primeros incluidos en “Cuentos de amor de locura y de muerte”, publicados originalmente en  1918 y que están en la onda de las “Narraciones Extraordinarias” de Edgar Allan Poe. También me parece muy bueno el que les sigue y que se titula “A la deriva”, si bien no tiene nada que ver ni en la forma ni en la temática, tratándose de un relato de corte naturalista. Ahora, si he elegir uno, me quedo con el que cierra el libro: “El hijo”, el más estremecedor de todos ellos. Muy logrado el desasosiego de ese padre, claramente reflejo del propio autor, que sufre por los peligros que acechan a su hijo en la selva, en donde ambos conviven. Muy bueno y con un final cojonudo. Pese a todo lo cual, insisto en lo dicho al comienzo… no he logrado que la prosa de don Horacio me cautive.    

lunes, 17 de mayo de 2010

Hasta siempre


Como ya dije en un post anterior, la semana pasada fue bastante penosa para mí. Y como colofón, ayer mismo se produjo el tristísimo cierre de los Cines Albatros. Un sitio en el cual he pasado grandes momentos y que me ha dado a conocer a gentes como Fernando Meirelles, Roberto Begnini, Michael Haneke, Hayao Miyazaki o Aki Kaurismaki, por poner sólo unos pocos ejemplos. Un sitio al que iba con asiduidad, ya que, una de cada dos veces en las que me apetecía ver alguna película acababa en los Albatros. Encima es el cine que tenía más próximo a mi domicilio, con lo cual, cada vez que tenía el día tonto y decidía refugiarme de la realidad circundante, terminaba allí metido. En fin, que ayer fue el último día de vida para los Cines Albatros… y que suena raro… hasta muy raro. Lo dicho, mierda de semana!!!

El cierre ha pasado casi desapercibido para gran parte de esta ciudad tan aficionada a los grandes fastos. También es verdad que algunos cinéfilos valencianos ya se habían hecho eco del rumor, luego confirmado, a través de sus blogs y/o de grupos de Facebook. Lo que pasa es que todos ellos, con alguna honrosa excepción, se han centrado en criticar la clausura de esta mítica filmoteca con argumentos bastante absurdos, pasando a convocar movilizaciones frente a la Sala para así presionar a los propietarios y evitar lo inevitable. Una patochada de primer orden a la que, obviamente, no me sumé. Si todos esos que se han apuntado a estas manifestaciones hubiesen acudido regularmente al cine, otra gallo hubiera cantado. Tan fácil como eso. Es cosa sabida que los Albatros palmaban pasta desde hacía unos años y la incapacidad de remontar el vuelo es lo que, a la fin y a la postre, ha ocasionado este trágico desenlace. Una auténtica pena, porque quien pierde es  Valencia. Y mucho. La capi se queda sin uno de los escasos lugares en los que se ofrecía una programación alternativa a la de los multicines de Centro Comercial. Esas megasalas con pendientes dignas de la cordillera del Himalaya, en las que se programan siempre el mismo tipo de películas, osease, naderías de tetas y culos, pelis de tiros y salsa de tomate, dramas romanticotes protagonizados por Meg Ryan o Sandra Bullock, terror japonés del palo o españoladas de escaso nivel muy del gusto del público adolescente. En fin, que se pierde una opción cultural. Otra más. Y es que los Albatros siempre se caracterizaron por su exquisita selección de largometrajes, con representación de casi todas las filmografías del planeta, aunque prestando especial atención a las producciones hechas en Europa.

Como ya he dicho antes, no me uní al acto de protesta convocado para el domingo. Oficié mi despedida de una forma menos crispada, acudiendo a ver una última película el pasado viernes. La elección me la puso en bandeja un amigo, que me habló maravillas de “Ciudad de vida y muerte”, dirigida por el chino Lu Chuan. Y vaya manera de despedirse. Una peli cojonuda en la que se nos cuenta como debió ser la masacre de Nanking al cargo de las tropas del ejército imperial japonés, tras la caída de la por aquel entonces capital China, el 13 de diciembre de 1937. Se trata de un film coral en el cual la cámara sigue el destino de varios personajes, algunos de los cuales son testimonios reales, que luchan por sobrevivir entre el horror de la matanza indiscriminada. También veremos como ese horror se apodera de los verdugos, algunos de los cuales se vuelven locos, incapaces de asumirlo.
En fin, una película que te pone los pelos de punta y que, curiosamente, pese a ser china, no responde para nada al modelo de cine hecho por orientales. Una obra maestra que nada tiene que envidiar a las mejores producciones de cine bélico.

Cuando dentro de unos años recuerde los Cines Albatros, lo haré con nostalgia y con muchísimo cariño, reconociendo todas las horas de placer que me ha proporcionado. ¡Hasta el último momento! Por eso agradezco que la despedida y cierre haya sido con esta fantástica producción china.

sábado, 15 de mayo de 2010

Con todos ustedes Shonen Knife


¡Oye!, un concierto más que decente el que nos ofrecieron las veteranas Shonen Knife en su primera visita a Valencia. Con quince discos a sus espaldas y más de treinta años de carrera, el trío de Osaka se ha decidido por incluir España en su gira europea, saliendo de su país en donde son muy conocidas. Mi idilio con la banda se remonta a principios de los 90, cuando fueron elegidas por Nirvana para abrir sus conciertos durante el “Nevermind Tour”. Kurt Cobain fue quien las escogió, declarando que “era tan fan de la banda que cuando por fin las pude ver en directo cada noche, me sentía como una niña adolescente en un concierto de The Beatles”. Sin embargo tengo que reconocer que no les he hecho seguimiento desde entonces. No me apasionan. Su música, una especie de punk rock, muy en la línea de los Ramones o de los Buzzcocks,  en la cual insertan elementos propios del j-pop, me parece muy divertida y, visto lo visto ayer, muy solvente en directo, pero poco más.

Recuerdo cuando compré el primer disco, de los dos que tengo, de estas chicas. En plena fiebre mundial del grunge, con mi camisa de leñador, la melena convenientemente enmarañada y los ojos inyectados en sangre (je je), me acerqué hasta una tienda de discos de mi ciudad, hoy día desaparecida, para adquirir alguna novedad musical proveniente del planeta  Seattle. Y allí, en un bonito escaparate repleto de cosas interesantes (¡que chula era esa tienda!), estaba la fotografía de tres sonrientes japonesitas, de tamaño mini, junto a Cobain y Novoselic. Evidentemente el trío de chicas era la formación original de Shonen Knife, con las hermanas Yamano (Etsuko, la guitarra y vocalista principal, aún sigue en la banda) y su amiga Michie Nakatami. La técnica promocional surtió su efecto y tanto yo, como mi colega, cargamos con un álbum de las japonesas.

Estos recuerdos de juventud son los que me impulsaron a gastarme los más de 18 euros que costaba la entrada de ayer. Y hombre, pese a que el precio me parece algo desmesurado, hay que reconocer que las tías se lo curraron a base de bien, haciéndonos pasar un buen rato rockanroleando. Con una mención muy especial para la actual bajista de la banda, un terremoto de mujer que responde al nombre de Ritsuko Taneda, que irradia un buen rollo increíble… bueno eso, y que tiene un pelazo flipante!!! Llegamos a dudar si era de verdad o llevaba una peluca.

En fin, que lo pasamos muy bien, pese a que comenzaron un poco tarde y acabaron aún más (a la 01:30 y al día siguiente a currar!!!)… y pese a los teloneros de la gira patria, Jugoplastika, que perpetraron una de las actuaciones más lamentables que recuerdo. ¡Joder, si estuvo hasta graciosa la coreografía que nos ofrecieron tanto ellas sobre el escenario, como una cuadrilla de grupies quinceañeros que se situaron en la primera fila! Un toque muy friki, o muy japo, que no le vino nada mal al evento.   

Ale, konnichi wa.

viernes, 14 de mayo de 2010

Semana de mierda


España es un país que duele, dijo alguien en no sé que circunstancias, el caso es que me viene al pelo. Porqué la semanita que acaba, repletita de “buenas” noticias, bien lo merece. Sobretodo porque, algunas de ellas, afectan directamente a mi línea de flotación y bueno, porque así a bote pronto, no recuerdo en mis tres décadas de vida un seguido de informaciones de este calado.

Me referiré en primer lugar, como no podía ser de otra manera, al Plan de ajuste económico decretado por el Gobierno Central que, como tampoco podía ser de otra manera, afecta principalmente a los “sucios” funcionarios y a los “chupópteros” de los pensionistas, esa gentuza por culpa de la cual hemos llegado a la precaria situación actual. Resulta que la solución a todos los males de este país es aplicarnos un recorte salarial medio del 5%. Un mísero porcentaje que, tampoco nos engañemos, no nos deja en la indigencia como tampoco antes nos sacaba de pobres. Pero no es eso. Se trata del mensaje que conlleva la medida. Se culpabiliza a un colectivo de 1.600.000 trabajadores que, curiosamente, son aquellos cuyos ingresos y aportaciones al erario público están más controlados. Una medida populista, porque responde al sentir de gran parte del pueblo llano. El pueblo llano… el pueblo soberano… una panda de mandriles que ahora se darán  golpes en el pecho por haber humillado a este “privilegiado” colectivo. Eso sí, los mismos que después se irán a beber birras y a fardar con los amigotes por la pasta que le han sacao al primo de turno revendiendo el piso de la abuela, o por lo que le hemos ocultao a Hacienda, ¡en este país somos así de listos! Pero claro, la culpa de la crisis no es de ellos, es de los Bancos, del Gobierno de turno y, como no, de los servidores públicos que cobran mucho y no hacen nada. Y mientras tanto, a ellos, a los especuladores, a los Bancos, a las grandes fortunas, a todos esos que “generan riqueza”, a esos ni tocarlos. A los bomberos, a los policías, a los profesores y maestros, a los médicos… a todos esos funcionarios, que les den por el culo, por vagos y maleantes y porque lo dicen “los expertos”, que de esos hay muchos en este país. 

Casi a la par que el Presidente Zapatero dejaba caer su “bomba” en sede Parlamentaria, el magistrado instructor de la causa abierta para investigar un supuesto delito de cohecho atribuido a Paco Camps, entre otros, dictó una providencia por la que acuerda citarles a declarar en calidad de imputados ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Y pensareis “¡hostias!, esa es una buena noticia”, pos no!!! No, porque es lamentable que al representante electo de millones de valencianos lo hayan trincado por meter la mano en la caja y llevárselo crudo. O mejor dicho, por dejar que sus amiguetes lo hicieran, defraudando la confianza que el pueblo depositó en él, a cambio de tres trajes de mierda. Y a mí, como valenciano, me duele. Me jode que esa sea la imagen que damos al resto del estado. Es simplemente lamentable y no hay excusa que valga.
Y por si no nos hubiera avergonzado lo suficiente, al menda no se le ocurre otra cosa que soltar lo siguiente: “Todo el mundo en España, los 45 millones de españoles, saben que soy honrado, que tengo lo mismo que tenía cuando llegué y nadie en España se puede creer que el presidente de una Comunidad tan importante como la valenciana pueda venderse por tres trajes, es absurdo (…) Lo cree el PP, la Comunidad Valenciana entera y todos mis compatriotas, desde Finisterre hasta Cabo de Gata, toda España”. Pues parece que yendo hacia el Cabo de Gata no lo tienen tan claro, si no que le pregunten a Monsieur Ripoll.

Y no acabo aquí, todavía hay un par de cositas más. La suspensión de empleo y sueldo de Paco González, director del Carrusel Deportivo de la SER y el inminente cierre de los Cines Albatros. Respecto a lo primero, que puedo decir, independientemente de si existen motivos o no para despedirlo o suspenderlo o apartarlo o lo que vayan a hacer con él, lo que está claro es que la radio (deportiva) española pierde uno de sus mejores profesionales. Desde luego servidor echará en falta a un tipo que siempre era capaz de poner un punto de cordura en un mundillo tan dado a la demagogia y a la exageración como el periodismo deportivo. Y que son muchos años escuchando la voz del asturiano…
Respecto al cierre de los Cines Albatros, pues que queréis que os diga, después del cierre de L’altre espai, o del teatro de marionetas La Estrella, ahora le toca a esta emblemática filmoteca, un lugar en el cual he pasado algunos de los mejores momentos de mi vida. En fin, que Valencia se está quedando huérfana de espacios culturales, por el contrario cada vez afloran más espacios de corte chic. Aunque no sé si podemos quejarnos, como en el caso de Camps, es lo que hemos elegido, ser un reducto de pijos y chorizos. Si la gente hubiese ido más a los Albatros, en lugar de quejarse ahora a toro pasado, otro gallo cantaría.

En fin, que hay semanas que dan ganas de soltarle un guantazo a alguien… no lo haré, mi refugio es el Metal!!!
Link: Pulkas | loaded

jueves, 13 de mayo de 2010

Lula, cara A y cara B


Lula: lo bueno, lo malo y lo feo

Moisés Naím 09/05/2010

"La revista Time acaba de incluir a Luiz Inácio Lula da Silva entre las personas más influyentes del planeta. Ciertamente las actuaciones del presidente de Brasil han afectado la vida de millones de personas y, en el caso de sus compatriotas, muy positivamente. Pero Lula no sólo merece aplausos y admiración. También hay aspectos de su conducta que son vergonzosos. Veamos.

- Lo bueno. Diez millones de brasileños se incorporaron a la clase media entre 2004 y 2008. La pobreza cayó del 46% de la población en 1990 al 26% en 2008. La desigualdad en la distribución del ingreso ha disminuido. La hiperinflación es una pesadilla que ya nadie recuerda. La deuda externa está en un envidiable 4% del PIB. Las exportaciones se multiplicaron por cinco en sólo veinte años. Y por si fuera poco, en la próxima década Brasil podría llegar a ser una importante potencia petrolera.
Gracias a su éxito y a su tamaño, Brasil es ahora una presencia indispensable en las negociaciones internacionales sobre clima, energía, comercio, finanzas, desarrollo, proliferación nuclear y demás retos que confrontan al mundo. Así, Lula ha hecho obsoleto el mal chiste según el cual Brasil era el país del futuro y seguiría siéndolo para siempre. Brasil ya ha alcanzado mucho de su potencial y no hay duda de que Lula merece un enorme reconocimiento por estos éxitos.

- Lo malo. Lula es poco generoso. Debería compartir el crédito por los logros de su país con Fernando Henrique Cardoso, su predecesor en la presidencia. Lula heredó una economía reformada, políticas sociales de vanguardia y una base muy sólida para continuar profundizando la liberalización y desregulación económica que explican el actual éxito de Brasil. El gran mérito de Lula es haber mantenido, ampliado y defendido estas políticas, que contrastan con las posiciones ideológicas que mantuvo durante años. Lula lideró la oposición a las reformas que hoy le ganan el aplauso del mundo. Mientras en las cumbres revolucionarias con los Chávez, Castros y Ortegas del mundo Lula comparte con entusiasmo las loas al socialismo, en sus decisiones en Brasil éste brilla por su ausencia. Lula ha sido de los presidentes más pro-mercado y pro-sector privado e inversión extranjera que ha tenido Brasil. Él suele decir que sus políticas económicas de mercado sirven para construir las bases para el socialismo. Pocos le creen. Y es fácil suponer que uno de los que no se lo cree es el propio Lula.
Lamentablemente, el presidente brasileño tampoco ha podido impedir que en sus círculos más cercanos florezca la corrupción que invade los gobiernos de América Latina. Decir que esto es lo usual es tan correcto como reconocer que la lucha contra la corrupción nunca ha sido una prioridad para Lula.

- Lo feo. Lula da Silva ha sido muy bueno para los brasileños y muy malo para millones de sus vecinos. Los déspotas que tienen la suerte de ser amigos del presidente brasileño y que están arruinando sus países, mientras Brasil progresa, saben que cuentan tanto con el estridente apoyo como con el silencio cómplice de Lula. Su incondicional respaldo público les aporta una valiosísima legitimidad internacional que les sirve para actuar con aún mayor impunidad dentro de sus países. Sería ingenuo esperar que Lula sea el gendarme de la democracia y los derechos humanos en la región. Pero no debería ser ingenuo esperar que quienes violan reiteradamente los derechos básicos de sus pueblos sepan que no cuentan con el tolerante silencio de Lula y su fraternal abrazo en las cumbres presidenciales. ¿No sería maravilloso que quienes son encarcelados por luchar por la democracia en otros países sepan que Lula es su aliado, y no el de sus carceleros?
La lista de las contradicciones, inconsistencias y ejemplos de la doble moral de Lula es triste y larga. Y no pasa semana sin que crezca. La última adición ha sido la de obligar a que fuese excluido de la cumbre presidencial de la Unión Europea y América Latina el nuevo presidente de Honduras, Porfirio Lobo. Según Brasil, Lobo -quien ganó las elecciones sin las trampas, comunes en la región, de Hugo Chávez y Daniel Ortega- no tiene las suficientes credenciales democráticas para estar en esa reunión. Esto viene del mismo presidente que explicó al mundo que Mahmud Ahmadineyad ganó las elecciones en su país limpiamente y que los miles de iraníes que protestaron en las calles se estaban portando como los díscolos hinchas de un equipo de fútbol después de que su equipo pierde. Al mismo tiempo que Lula decía esto, Ahmadineyad ordenaba la pena de muerte para algunos de los manifestantes. Feo, ¿no?

Por todo esto Lula pasará a la historia como un muy buen presidente para su pueblo y un muy mal vecino para los amantes de la libertad.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Todo arrasado, todo quemado


“Todo arrasado, todo quemado” es el primer libro del canadiense Wells Tower y ha sido todo un acontecimiento en el mundo literario norteamericano. Publicado originalmente en 2009, se trata de una colección de relatos que ha maravillado tanto a crítica como a público estadounidense, de hecho, algunos prestigiosos medios como el New York Times o el Publishers Weekly han dedicado elogiosas palabras a su joven autor, llegando a calificar su ópera prima como “uno de los mejores debuts literarios de los últimos tiempos”. He de reconocer que yo desconocía todos estos datos cuando me decidí por comprar el libro. Supongo que me pilló en un momento de esos en los que estoy cabreado con el mundo, leí el título del libro y decidí que me venía al pelo. Bueno, no sólo el título es el responsable, también la portada con esa escena en la que hay un vikingo barbudo, una noria de colorines y una cartografía antigua al fondo. El caso es que me alegro de haberme decidido por este libro.

 

Las historias en él recogidas describen diferentes y variadas situaciones que sirven a Tower para hablarnos de las cosas del querer, del fracaso y de la frustración, de las diferencias insalvables que se abren entre los seres humanos, y todo ello sin lanzar juicios morales. Esta claro que su forma de escribir entronca con la mejor tradición literaria norteamericana, desde Cheever a Carver y a sus características historias de losers. Aunque a mí, quizás, me ha recordado más a los autores de la “Generación quemada”, muy especialmente a George Saunders o al añorado David Foster Wallace, sobretodo en el modo como introduce elementos de humor en los relatos.  


Dentro de esa galería de personajes a la deriva que protagonizan los relatos de “Todo arrasado, todo quemado”, merece una mención especial el del vikingo deprimido del último cuento, justo el que da título a la antología. Lo que se nos narra es una historia de vikingos (y va en serio), pero no a la vieja usanza, ni empleando los recursos propios de la novela histórica, sino los propios de un escritor contemporáneo. El prota se expresa igual que lo haría un mecánico de Ohio y sus planteamientos y reacciones no distan demasiado de los que tendría cualquier personaje de Raymond Carver. 

Por lo demás y pese a que todos los cuentos me parecen muy buenos, mis favoritos son aquellos que están protagonizados por hombres. Como “La costa marrón”, en el cual un carpintero que ha perdido casa, trabajo y esposa, marcha a la residencia de playa de su tío para intentar alzar el vuelo, o “Retiro”, en el cual un par de hermanos que no se llevan demasiado bien, pasan unos días juntos en una cabaña en plena naturaleza.

Acabo de toparme con que el tipo éste ya había publicado algunos de sus cuentos en The New Yorker, Harper’s Magazine, McSweeney’s, The Paris Review, The Anchor Book of New American Short Stories y The Washington Post Magazine, siendo galardonado con algún que otro premio por ello. No me extraña, es muy bueno. Y el librito supone un debut espléndido. Nuevos aires literarios. A ver si duran.

martes, 11 de mayo de 2010

ZzZzZzZzZzZ


Nazanín Aminian es una escritora, traductora y politóloga iraní. Reside en España desde hace un porrón de años, a donde llegó como exiliada política. Imparte clases en la UNED y en la Universidad de Barcelona, también da charlas en diferentes foros y es habitual colaboradora de la prensa escrita, por ejemplo en el diario Público, donde escribe una columna todos los domingos. Así es como yo he llegado a conocer a esta admirable mujer.

¿Os acordáis de aquellos anuncios tan marcianos de colchones Flex en los que, haciendo un sencillo juego de palabras, se decía que el pronunciar cualquier vocablo que incluyera la sílaba “flex-“ producía la necesidad de reposo inmediato tanto en quien lo dijera como en el que lo oyese?  Eran bastante graciosos, la verdad. Estaban protagonizados por personas de todo tipo y condición que, estando en diferentes situaciones y tras pronunciar palabras como “flexible” o “flexionar”, caían rendidos y se ponían a dormir allí donde les pillara. Pues bien, a un servidor le pasa igual con los artículos de la señora Aminian. Es leer “Punto y seguido”, de NazZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZzZz… y "me quedo roque". Y es que no puedo con esta mujer. ¡¡¡Que peñazo por Dios!!! Y eso que, a veces, escribe sobre temas interesantes de los que se supone sabe bastante… pero ni por esas… ¡¡¡esta mujer aburre a las ovejas!!!

Pues eso es lo único que quería decir hoy. Hala… 
De regalo este somnífero gratuito. Que lo disfrutéis. 

lunes, 10 de mayo de 2010

Alicia según Tim Burton



Pues a mí me gustó la Alicia de Tim Burton, que le vamos a hacer. Que no será lo mejor que haya parido el genio de Burbank, de acuerdo, y que la elección de algunos de los actores para encarnar a los personajes creados por Lewis Carroll ha sido bastante desafortunada (con especial mención para la sosa Anne Hathaway en el papel de la Reina Blanca), pues también. Y que, en definitiva, de Burton uno espera siempre un poquitín más, ídem de lo mismo. Pero con todo y con eso, servidor pasó un buen rato en el cine.

En primer lugar porque visualmente me ha parecido impecable y, en contra de lo que opinan la mayoría de crítica y público, muy bonita… incluso iría más allá, ¡es preciosa! Me gusta que Burton haya cogido el espíritu de la novela adaptándolo a su imaginario particular, creando una serie de personajes que entroncan claramente con ese gótico amable tan identificable en todas sus producciones. En este sentido, me parecen fantásticos los personajes de la Reina Roja, interpretado por su esposa Elena Bonham-Carter, o los gemelos Tweedledee y Tweedledum, e incluso el peculiar ejército capitaneado por el malvado Ilosovic Stayne. Por el contrario, me ha dejado un poco frío el Sombrerero Loco, interpretado por el habitual colaborador del universo burtoniano, Mr. Johnny Depp, más sobreactuado que nunca (que ya es decir!!!). 

Y añadiré algo más. Se ha criticado mucho a Burton por ser poco fiel al relato de Carroll y haber creado una especie de “Alicia 2: El regreso”, que poco o nada tiene que ver con el espíritu original. Yo no lo veo así. Bendito desbarre el de Tim, en buena hora desmontó el cuento para irse por los cerros de Burbank. Ahora Alicia ya no es una cría soñadora e inocente, sino una adolescente que llega a “El País de las Maravillas” huyendo de una realidad que comienza a asfixiarla. Un mundo real en el que todos se creen con derecho a decirle que tiene que hacer, como se ha de comportar, o con quien se debe casar. Es por eso que Alicia se rebela escapando a ese país maravilloso en el que ya estuvo de niña. Un viaje de purificación que permitirá a Alicia retornar con los suyos y decirles lo que piensa, algo de lo que antes era incapaz. Sinceramente, me gusta mucho más este mensaje freudiano de vuelta a la infancia para saber cual es la mejor decisión en la vida adulta, que el contenido en el libro de Lewis Carroll.

Y lo de que está rodada en 3D, pues que queréis que os diga, no le va mal, pero tampoco hubiera pasado nada si hubieran prescindido de transformarla a ese formato tan de moda. O bueno sí, que me hubiese ahorrado unas pelillas con la entrada.

Por cierto, no me gusta mucho la portada elegida por la Disney. Por eso me permito ilustrar este post con la "Alicia" de Natalie Shau, fotógrafa e ilustradora lituana.

jueves, 6 de mayo de 2010

Televisión

"Dentro de cuatro de días se celebran elecciones generales en Gran Bretaña, y dentro de un mes elecciones presidenciales en Colombia. Poco tienen qué ver entre sí las unas y las otras, salvo por un detalle: se juegan ambas en un debate televisado entre los candidatos. Tres en el caso británico y seis en el colombiano (más otros tres a los que, por su insignificante desempeño en los sondeos de opinión, dejaron por puertas), que, si no hay un ganador absoluto en la primera vuelta electoral, se reducirán a dos para el debate en televisión de la segunda. Será un combate singular entre dos campeones, como se hacía a veces en la Edad Media para resolver la suerte de las armas en el campo de batalla. ¿Es un buen método? Probablemente no. Pero no hay buenos métodos para escoger gobernantes. Ni la herencia dinástica del cargo, como en las monarquías tradicionales; ni el echarlo a suertes, como se hacía en las antiguas ciudades griegas; ni el concurso de fuerza que consistía en cargar a las espaldas un gran tronco de árbol, usado por las tribus araucanas antes de la conquista de América. Ni tampoco el método, muy usado siempre en todas partes y perfeccionado por los romanos, del asesinato seguido de golpe militar. Este método actual del pugilato televisivo tampoco garantiza buenos resultados. Se inauguró en los Estados Unidos con el que mantuvieron Richard Nixon y John Kennedy, que ganó Kennedy por las malas razones: las estéticas. (Unos años más tarde, asesinado Kennedy, ganaría Nixon, también con graves consecuencias para el mundo). Y desde entonces ha sido copiado casi en todas partes: desde Corea del Sur (en la del Norte se aferran al viejo método dinástico) hasta la propia Gran Bretaña, donde esta vez es la primera que se ensaya. Pasando por Colombia. ¿Los resultados? Ya lo dije: más bien erráticos. A veces Kennedy y a veces Nixon. A veces tú, a veces yo, como en una canción de Julio Iglesias. Y siempre sin razón. Los debates televisivos no son un buen sistema para elegir gobernantes, pero son un estupendo espectáculo de circo. Los de los británicos, por ejemplo, acaban de descabalar las proyecciones electorales al devolverles a los liberales el protagonismo que habían perdido hace un siglo. Los de los colombianos han puesto contra las cuerdas al candidato oficial a la sucesión del presidente Alvaro Uribe, cuya victoria hasta hace 15 días se daba por sentada. No está mal, si tenemos en cuenta que la televisión suele ser, en todas partes, aburridísima."
--------------------------------------------------------
Con ocasión de las inminentes elecciones al Parlamento Británico, desde diferentes medios de comunicación se ha vuelto a insistir en la capital importancia de los debates televisados. Yo soy de los que opinan que son interesantes e incluso necesarios, por higiene democrática, pero nunca los calificaré de fundamentales para el sistema, como se viene apuntando de un tiempo a esta parte por importantes medios informativos. No olvidemos que el debate tiene mucho más de espectáculo que de política. Además, porque un candidato se mueva mejor en ese espacio televisivo que otros, no tiene porque suponer que vaya a desempeñar mejor el cargo si resultara elegido por la ciudadanía. En fin, que siendo hoy el día del gran debate de las elecciones británicas, me pareció oportuno enlazar este artículo de Antonio Caballero para Público.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Generoso regalo sonoro

Que tu jefe se tire un peo en tu cara no mola... lo mires como lo mires no mola. Y por muy gracioso que pueda resultar contarlo en el marco de una conversación de barra de bar, o ponerlo por escrito en un blog de chichinabo como este, lo cierto es que no es nada guay.

La cosa fue más o menos así:
Me hallaba yo el pasado lunes por la tarde en mi redil funcionarial haciendo como que trabajaba. Serían sobre las 20:00 horas, cuando en estos ambientes no queda ni el Tato, o al menos eso creía yo. Sin temor a que se produjese alguna intromisión extraña que me perturbase y con la convicción de que yo era el único pringado echando horas, entreabrí la puerta del despacho. No pasaron ni cinco minutos cuando escuché un ruido de pasos aproximándose a mi puerta. Me dio la sensación de que el responsable tenía algo de prisa, de hecho, de no ser por lo que ocurrió a continuación, no me hubiera dado tiempo ni a levantar la vista y ver de quien se trataba. Pero como el sujeto tuvo a bien soltar una bomba nuclear justo a mi vera, me dio tiempo a ver/sentir/oler a mi jefe, que casi a la carrera, se dirigía hacia el otro lado de la planta. Visto/sentido/olido el "regalito", deduzco que iba hacía el cuarto de baño y que sus prisas estaban más que justificadas. 

¡Menudo cuesco que se soltó el gachó! Y sin despeinarse tú!!! Vale que el señor no sabía que yo andaba por allí, pero joder, podía haber mirado, que si llega a soltar metralla me pone fino. Y además otra cosa, si ese cuerpecillo escuchimizado es capaz de librar semejante trueno mortífero, es que algo en su interior no funciona muy bien. Yo me lo haría mirar. 
En fin, que al día siguiente no pude mirarle a la cara. Todo trajeado combinando colores, noblísimo cual barón inglés, impecable como siempre, sí sí... lo que quieras, ¡pero yo te he visto en la intimidad!¡¡¡So guarro!!! Sí, un tío muy serio y responsable, ¡pero podrío por dentro!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...