martes, 30 de agosto de 2011

Fra 2011


El sábado por la noche estuve en Alaquàs, concretamente en el parque de la Sequieta, lugar el cual se celebraba la XVII edición del Festival Rock de Alaquàs, mayormente conocido como el Fra. Corren malos tiempos para la economía de este país y eso se deja sentir en todos los ámbitos, incluyendo el de los festivales de música en directo. Posiblemente por eso el cartel del certamen haya pegado un bajón considerable estos últimos dos años, acostumbrados como estabamos a ver pasar por Alaquàs ¡y por la patilla! a gentes como Black Rebel Motorcycle Club, Mogwai, Jon Spencer Blues Explosion, Mercury Rev, Teenage Fan Club, Yo la Tengo, The (international) Noise Conspirancy, Super Furry Animals o Asian Dub Fundation. Y ojo que no estoy haciendo una crítica a los organizadores. Bastante mérito tiene el que, con la que está cayendo, un ayuntamiento sea capaz de apostar por una propuesta artística como esta, totalmente gratuita para los espectadores, en lugar de dejarlo correr y destinar la pasta a otros menesteres. 
.
Este año el cartel estaba encabezado por los gallegos Triángulo de Amor Bizarro, los barceloneses Mujeres y los valencianos Lehnmotiv y he de reconocer que no estuvo mal del todo. Aunque vayamos por partes, como diría Jack “el destripador”. Cuando llegamos al recinto justo comenzaban a tocar Lehnmotiv, a los que había visto no hace mucho como teloneros de Toundra. Al igual que en aquella ocasión, se mostraron más que voluntariosos y transmitiendo muchísima energía al respetable, pero también mostraron las mismas carencias que la primera vez, incluso ampliadas. Y es que el problema de Lehnmotiv radica en la voz y en esta ocasión, en un recinto al aire libre, la cosa se notó aún más que cuando les vi en la Sala Matisse. Eso y la peripatética versión del “Helter Skelter” de los Beatles con la que cerraron la actuación… joer macho, se quedaron a gusto!!! Después vinieron Mujeres, de los que ya os hablé con ocasión del concierto que ofrecieron en Valencia junto a Las Robertas. Siendo el clásico ejemplo de banda que se hace famosa gracias a sus directos, aquí no podían ser menos y por ello ofrecieron un digno espectáculo en el cual desplegaron todo su arsenal de canciones repletas de adrenalina, riffs enfermizos y bastante ruido. Se les suele comparar con la versión temprana de los Kinks, sin embargo en esta ocasión sonaron más como unos Beatles en su vertiente más rockanrolera. Por último y para cerrar esta edición del Fra, saltaron sobre el escenario los coruñeses Triángulo de Amor Bizarro, auténticos triunfadores de los últimos Premios de la Música Independiente, en donde arrasaron llevándose los premios a mejor artista y álbum del año por “Año Santo”. Reconozco que no iba a verles con demasiadas expectativas, pese a que un buen amigo me jurase y perjurase que el directo de estos chicos es la polla. Y es que a mí, el rollo ese shoegazer en la onda The Jesus and Mary Chain o My Bloody Valentine, no me dice . Eso y que, tanto “Año Santo” como su predecesor cuyo nombre no recuerdo, me habían parecido disquitos menores que ni fú ni fá. Pues mira tu por donde que me gustó su concierto ...y mucho. Una buena dosis de indie rock ruidoso e intenso, salpicado con esos estribillos nihilistas marca de la casa, amén de esa pose arrebatadora que se gasta la bajista/vocalista. Lo pasé realmente bien. ¡Y la peña entregadísima! ¡Cabeceando y botando con auténtico frenesí! Sobretodo cuando sonaron algunos de sus himnos más reconocibles como “El fantasma de la transición” o “De la monarquía a la criptocracia” 

En fin, que como os he dicho antes, el Fra 2011 estuvo bastante bien. Lo cual supone un fantástico punto de partida para la temporada de conciertos que se avecina. Adiós veranito, ¡que ya esta bien!

sábado, 27 de agosto de 2011

La gran broma final


Esta mañana, en un matinal de radio, Carlos Areces estaba hablando sobre un interesantísimo tema que me pone muy del higadillo. Tiene mucho que ver con el doble lenguaje, especialmente cuando lo aplicamos en el ámbito de las relaciones de pareja. El tipo exponía una serie de situaciones por las que hemos pasado casi todos, en las que percibes que tras una serie de expresiones revestidas de cordialidad, tu pareja va a putearte. Aquellas ocasiones en las que, parafraseando al gran Nacho Vegas, vas a ser víctima de “la gran broma final”. Vamos, que tu pareja te va a mandar a tomar por culo de forma inminente.     

Ese tipo de conversaciones suele comenzar con el clásico “¿podemos hablar?”, que viene a significar “vamos a hablar y tú te vas a cagar”. O sea, que no sólo vais a hablar sí o sí, sino que no te va a gustar. Luego está aquello de “es que deberíamos tomarnos un descanso”… O sea, ¿un descanso?.. yo no necesito ningún descanso, ¡estoy en el paro y me he quedado sin amigos por tu culpa! Ya descanso veinticuatro horas al día. O también la maravillosa expresión “creo que necesitamos conocer a otras personas” Joeer… pues ábrete una cuenta en Facebook y agrega a cuatrocientos amigos, ¡¡¡no te jode!!! “Es que es mejor así”… sí, sí, seguro… será mejor… mucho mejor… ¡pero para ti! O el cabreante “no es por ti, es por mí”. ¡Coño!, pues si es por ti soluciónalo, que el problema lo tienes tú. Aunque la guinda, el remate final, la humillación con la que se suele cerrar la farsa, es aquello de “yo soy una persona muy sincera y prefería ir de cara”... ¡Los cojones!

Cambiando de tercio, a mí personalmente me encantan otro tipo de expresiones vacias, igual o más irritantes que las anteriores, que se dan en el mundillo de los entierros. “No somos nadie”... ¿No somos nadie?, ¿cómo que no somos nadie? No serás nadie tú, yo sí que soy alguien… O una que le escuché a una mujer mayor: “con lo buena persona que era, ya podía haberse muerto otro” No joda señora, ¿porqué se tiene que morir nadie? 
En fin, mañana más...


…cuando no es posible ser feliz y te asustes como un animal... es el día de la gran broma final.

------------------------------------------
El fotograma con el cual ilustro esta entrada pertenece a la película “(500) Días juntos” (Marc Webb – 2009).  

viernes, 26 de agosto de 2011

True Norwegian Black Metal

Hoy os voy a hablar de Black Metal. Y vale que es la segunda entrada que le dedicó al género en lo que va de año, pero os aseguro que está plenamente justificado. En esta ocasión el motivo es un suceso mágico, irrepetible, extraordinario, maravilloso... ¡y es que ya obra en mi poder una copia original del maravilloso libro “True Norwegian Black Metal” de Peter Beste! ¡Y mira que me ha costado agenciarme una copia! Al final he tenido que recurrir al propio autor quien, muy gustosamente y previo pago de una morterada que no viene al caso, me ha hecho llegar un ejemplar firmado y con fotito de regalo.

¿Pero que es “True Norwegian Black Metal”? Pues un catálogo de fotografías. Ni más ni menos. Lo que le convierte en objeto de interés, ¡en una auténtica pasada!, es que supone un resumen en imágenes del que posiblemente sea el movimiento más extremo que nunca haya surgido dentro del mundo de la música. Hablo de aquel movimiento no sólo musical surgido en Noruega a finales de los 80 - principios de los 90 y que se conoce como Black Metal. Aquellos chavales vestidos de negro, con botacas y buena cosa de clavos en su indumentaria, con esas caras pintarrajeadas hasta acojonar, que, aunando elementos extraídos del mundo del splatter, del heavy metal, el body paint, el satanismo, el nacionalismo escandinavo, la mitología nórdica y los cultos paganos, además de buenas dosis de angustia adolescente, acabaron por escandalizar al mundo con la quema de iglesias medievales, la profanación de cementerios cristianos e incluso cometiendo algunos asesinatos. Lo contradictorio es que, pese al tratamiento informativo cercano al amarillismo al que se vieron sometidos, esa subcultura surgida de la oscuridad, la soledad y la marginalidad acabó por obtener una reverberación mundial. Hasta el punto de que algunas de las bandas que formaron parte de aquel primer núcleo vieron como sus discos se convertían casi en superventas y como en la entrada de sus conciertos se colgaba el cartel de sold out.
. 
La ideología de los miembros de este movimiento es difícil de establecer. Está claro que todo se basaba en un profundo rechazo al cristianismo y en la recuperación de las raíces paganas. Eso sí, de una forma muy beligerante que justificaba el empleo de la violencia. Es por ello el que se utilizara la quema indiscriminada de iglesias como símbolo; como parte de una estrategia orquestada para expulsar al invasor cristiano, aquel que había aculturarado y adoctrinado al pueblo noruego moralizando los cuentos y tradiciones arcanas. El propio Euronymous, líder de los míticos Mayhem, cofundador de la no menos mítica tienda Helvete de Oslo y cabeza pensante del Inner Circle hasta su muerte a manos de Varg Vikernes (El Conde Grishnackh de Burzum), vio en esos actos una forma de establecer una división visible entre buenos y malos. Aquellos quienes estaban con él y con la verdad histórica de Noruega y los que preferían apoyar al enemigo (la Iglesia y sus palmeros).
.
En fin, no voy a excederme más sobre este tema. Tan sólo quería alabar el libro de Peter Beste por lo que supone como documento gráfico y por la belleza de sus imágenes, aunque no sé si emplear la palabra “belleza” es lo más acertado en este caso. El fotógrafo neoyorquino se documentó durante sus trece visitas a Noruega durante los siete años anteriores a la publicación del libro, en 2008. Obsesionado desde su juventud con la escena del Black Metal, logró introducirse en las entrañas de un colectivo pequeño y muy cerrado que lucha por mantenerse oculto. El resultado queda expuesto a lo largo de 216 páginas dónde podemos ver en fotos a gentes como Fenriz de Darkthrone, Nattefrost de Carpathian Forest, Frost de Satyricon, King Ov Hell o al polémico de Gaahl, ambos de Gorgoroth. Lo de este último ya tiene mérito, porque es un tipo bastante escurridizo. No es de extrañar, el amigo Gaahl está muy vigilado por la policía por culpa de una serie de problemillas que arrastra con la justicia noruega. Ya en 2001 fue sentenciado a un año de prisión por palizas y amenazas de muerte y más tarde, en 2006, fue condenado a otros catorce meses en prisión por torturar a un hombre y beberse parte de su sangre. También se vio envuelto en el affaire de la quema de antiguas iglesias de madera, algo de lo que Gaahl siempre se ha manifestado satisfecho y orgulloso.
Pero no sólo son interesantes las fotografías de estos personajes, actores fundamentales de la cosa, sino también las que nos muestran los locales de ensayo, sus casas, el ambiente en los conciertos, los fans y el “entorno” en el cual se desarrolla esta historia, con una mención especial para las localizaciones, esos magníficos parajes noruegos que tanto inspiraron a estos tíos. 
Las fotos incluidas en "True Norwegian Black Metal" book ya han podido verse expuestas en diferentes galerías. Sin ir más lejos, durante el pasado mes de marzo estuvieron en Madrid. Ahí van unas cuantas: 



----------------------------------------------------------------
"No hay nada más natural que el considerar todo como a partir de uno mismo, elegido como el centro del mundo, uno se encuentra por lo tanto, capaz de condenar el mundo sin siquiera querer oír su cháchara engañosa." Guy Debord

jueves, 25 de agosto de 2011

Tokio Blues, the movie


De “Tokio Blues - Norwegian Wood” la novela ya os hablé -y bastante bien- en esta entrada de hace un par de años. Escrita por Haruki Murakami en el año 87, es una historia de nostalgia adolescente en la que se abordan temas universales como la perdida y la sexualidad. Como sin duda sabréis este libro catapultó a su autor al estrellato. Desde entonces hasta ahora, cualquier cosa firmada por el japonés se convierte, instantáneamente, en un superventas literario en todo el mundo. 
.
De “Tokio Blues - Norwegian Wood” la película no os hablé por aquel entonces, básicamente porque no estaba estrenada. Es sobre lo que pretendía escribir ahora aunque, para ser sincero, no sé si me apetece mucho. Y es que “Tokio Blues” (the movie) es un cagarro fino. La adaptación está firmada por el vietnamita Tran Anh Hung, conocido principalmentalmente por haber dirigido la interesante “El olor de la papaya verde” (1993). Sin embargo en esta ocasión se ha columpiado a base de bien. Como manifestó Carlos Boyero tras ver la película, "todo se reduce a falsa intensidad emocional, a discursos monótonos recitados por actores de gesto vacío, acompañado de una música tan abusiva como chirriante (...) Tiene vocación poética, pero no transmite nada. Solo tedio infinitamente alargado." Amén hermano. Es la muestra perfecta de cómo se puede hacer una película espantosa basada en un libro maravilloso. De cómo aquella sensibilidad perfectamente entendible para el lector y aquella tristeza sobrecogedora que Murakami lograba transmitir con el paso de las páginas, ha terminado por convertirse en vacuidad, tedio e incluso cabreo. Tal vez no todo sea por culpa del cineasta vietnamita. Quizás, como algunos pensamos, los libros de Murakami son inadaptables al mundo del celuloide.    
  
De “Tokio Blues - Norwegian wood (This bird has flown)” ya os comenté algo en aquel primer post. Se trata de una conocidísima canción de los Beatles que viene incluida en uno de sus mejores discos: el “Rubber Soul” de 1965. Una canción que adquiere una gran significación en la novela y que en la película queda totalmente desdibujada. Vamos, que podrían haber colado cualquier otra composición del cuarteto de Liverpool y hubiese dado igual -…de los Beatles, de los Rolling, de Metallica o hasta de Raffaella Carrá!!!...  para el caso da lo mismo-. Ahí os dejo un vídeo friki del “Norwegian wood (This bird has flown)” con subtítulos en japonés, para acabar la entrada con buen sabor de boca. 

miércoles, 24 de agosto de 2011

Brian Clough y The Damned United

Brian Clough es uno de los personajes más importantes de la historia del fútbol inglés, que es como decir que es un personaje fundamental para la historia del fútbol mundial. Pese a que la vida de Clough estuvo marcada por los escándalos y que sus últimos días fueron de agonía, la de un alcohólico reconocido al que se le diagnóstico un cáncer de hígado y posteriormente uno de estómago que se lo llevó por delante, nada de eso oculta su glorioso paso por dos clubes de segunda fila como el Derby County y el Nottingham Forest. A ambos los aupó hasta la primera división inglesa y los hizo campeones, en el caso del Nottingham incluso de Europa (1979 y 1980). Es por ello el que, pese a la gran rivalidad existente entre ambos clubes y las respectivas ciudades que representan, todo quisqui allí habla maravillas de Cloughie, el tipo que les hizo grandes. Hasta el punto que el tramo de la carretera A52 que une Derby y Nottingham se conozca como la Brian Clough Way, o que en los partidos en los que se enfrentan estos dos equipos se entregue al ganador el Trofeo Brian Clough.

Pero no toda la trayectoria de Clough estuvo salpicada por el éxito. Posiblemente el peor momento lo vivió tras fichar por el Leeds United, uno de los grandes de la época y vigente campeón aquel año 1974. El mítico entrenador de los Whites Don Revie, tras dieciséis años en el club entre su etapa de jugador y la de entrenador, se convirtió en seleccionador inglés. Para sustituirle la directiva del Leeds decidió fichar a Cloughie, “el entrenador joven más prometedor de Inglaterra”, pasando por alto la vieja enemistad que lo separaba de su predecesor en el cargo. Unas diferencias en lo futbolístico y en lo personal que habían sido expresadas, abundando en palabras gruesas y expresiones malsonantes, a través de los medios de comunicación de la época. Tal vez por eso a Clough le resultara imposible hacerse con una plantilla que veneraba a Revie. Tampoco ayudaría mucho su arrogancia. Y el que en su primer día de entreno no tuviera mejor idea que espetarle a sus jugadores lo siguiente: “Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando”. Lo que vino después ya es historia. Siete partidos en el puesto con una sola victoria y a la rue. El día de su despido, en rueda de prensa, Clough dijo aquello de “hoy es un día espantoso... para el Leeds United”. Genio y figura hasta la sepultura.

Pues bien, si cuento todo esto es porque acabo de ver “The Damned United”, producción británica del año 2009 dirigida por Tom Hooper, el de “El discurso del Rey”, en la que se narra este último episodio: el lamentable paso de Brian Clough por el Leeds United. Y he de deciros que es una auténtica gozada. Es más, creo que es la mejor película que he visto nunca ambientada en el mundo del balompié. Basada en la novela homónima de David Peace, narra en clave de humor negro los fatales cuarenta y cuatro días de Brian Clough al frente del conjunto de Elland Road. Una historia sobre lealtades, egos, abdicaciones, legados y conjuras, absolutamente fascinante. Y en la que su director ha conseguido algo casi imposible, transmitirnos lo que debe ser vivir y sentir la Premier,  pero desde dentro.

Por cierto que, aunque no venga mucho a cuento, siempre le he tenido simpatía al Leeds United. Tal vez sea por esto.

martes, 23 de agosto de 2011

Shenzhen by Delisle

Adoro la obra del historetista canadiense Guy Delisle quien, junto al italiano Gipi y a su compatriota Seth, forman mi trío de imprescindibles del comic. Cuento esto porque en espera de que se editen en castellano sus "Crónicas de Jerusalén", me he vuelto a leer “Shenzhen”, una de las primeras aventuras del intrepido "reportero" franco-canadiense. En ella el autor recoge sus impresiones tras un segundo viaje a China, en concreto a la ciudad del sur Shenzhen, a donde ha sido enviado para supervisar trabajos de animación durante un periodo de tres meses. Si me he decidido por releer “Shenzhen” y no “Pyongyang” o “Crónicas Birmanas” es precisamente porque de las tres es de esta de la que guardaba menos recuerdos. Ahora tras revisitarla entiendo el porqué. Me parece que es la más floja principalmente porque el peculiar estilo narrativo de Delisle, basado en la espontaneidad y en la técnica del "caos controlado", está peor perfilado que en sus dos obras posteriores. Con todo la novela está repleta de momentos graciosísimos y aunque solo fuera por eso ya merece la pena leerse. Reconozco que he pasado un buen rato... again!!! Merci monsieur Delisle.

--------------------------------------
Para los que no lo sepáis, Shenzhen es aquella monstruosa ciudad que pasó en pocos años de ser un simple poblacho de pescadores, a una gran metrópoli y uno de los principales centros de producción del país. De hecho es una de las ciudades de más rápido crecimiento del mundo y la más densamente poblada de toda China, lo que no es poca cosa.

lunes, 22 de agosto de 2011

Sukkwan Island, de David Vann


"Por la noche, tarde, su padre volvió a llorar. Hablaba consigo mismo en pequeños susurros que sonaban como gemidos mientras lloraba y Roy no podía entender lo que decía su padre o descifrar cual era el dolor de su padre ni de donde provenía. Las cosas que su padre se decía a si mismo solo lo hacían llorar más, como si se obligara a hacerlo. Se quedaba callado y luego se decía algo mas y volvía a gemir y sollozar. Roy no quería oírlo. Lo asustaba y lo incapacitaba y no tenía forma de reconocerlo, ni ahora ni durante el día.
No pudo pegar ojo hasta que su padre terminó y se quedó dormido. Por la mañana, Roy recordaba el llanto, y le parecía que eso era exactamente lo que no debía hacer. En virtud de un acuerdo del que nunca había sido testigo, se suponía que debía oírlo por la noche y después durante el día no solo olvidarlo sino, de algún modo, hacer como si no hubiera existido. Empezó a tener miedo de las noches, aunque solo habían pasado dos. Por la mañana su padre estaba alegre otra vez y preparó huevos, cebolla, patatas y bacon. Roy fingió que tenía más sueño que él y que le costaba despertarse porque quería pensar y todavía no estaba listo para unirse a la alegría y el olvido"
Compré este libro por dos motivos. El primero y fundamental porque mi librero de cabecera lo incluyó entre las recomendaciones literarias para estas vacaciones estivales, lo cual no deja de sorprenderme una vez leído. La otra razón es porque había escuchado que el estilo literario de David Vann se asemeja al de mi amado Cormac McCarthy, cuestión esta harto discutible. El caso es que, con todas las salvedades que queráis, me ha gustado muchísimo Sukkwan Island. Un libro durísimo y desgarrador, en el que su autor recrea una atmósfera claustrofóbica y asfixiante en donde se intuye que la tragedia está a la vuelta de la esquina. La ambientación es cojonuda, en una remota, fría y solitaria isla de Alaska, accesible solo por mar y en hidroavión, de ahí que me sorprendiera la recomendación "veraniega" del librero. 
.
La novela se estructura en dos partes y en cada una de ellas el hilo conductor lo lleva uno de los dos únicos personajes de la historia: Roy, el hijo; y Jim, el padre. Roy es un adolescente que acepta la oferta de su padre para pasar juntos un año en un inhóspito paraje de Alaska. La intención del padre parece ser  la de reconstruir una muy dañada relación paterno filial. Hay que tener en cuenta que Jim está separado de la madre de Roy, con la que este vive. Así de entrada no parece muy buena idea el llevarse a un crío de tan sólo trece años hasta una isla perdida para pasar un año en completa soledad, sobreviviendo a las inclemencias del tiempo y buscándose la vida para satisfacer las necesidades básicas. Más aún cuando el padre parece un inconsciente que no piensa en las consecuencias de lo que hace: no prevé la escasez de comida, la peligrosa cercanía de los osos o los inevitables imprevistos en un lugar al que ningún adulto responsable llevaría jamás a un niño. Con todo y pese a que, desde el inicio, sabemos que a Roy no le seduce demasiado la idea, allí que se plantarán los dos: el padre por necesidad, para purgar sus penas, y el hijo por obligación, ya que no quiere estar allí pero sabe que debe hacerlo por su padre. En fin, no cuento nada más para no joderos el libro, pero como os habréis dado cuenta la cosa no pinta nada bien. 
.
Si esta novela es tan terrible y demoledora es por lo que nos muestra, lo descerebrados que podemos llegar a ser los adultos cuando no vemos salida a nuestra vida y volcamos todas nuestras frustraciones en los hijos. De eso sabe mucho David Vann a quien le cambió la vida a los trece años, como a Roy, su alter ego. Al parecer su padre, un hombre depresivo y desesperanzado, divorciado dos veces a causa de su infidelidad, le preguntó si quería ir a pasar un año con él a Alaska y él contestó que no. Dos semanas más tarde el hombre se suicidó. Según manifiesta el propio Vann, para superar el terrible sentimiento de culpa recurrió a la escritura y con tan solo 19 años acabó Sukkwan Island, su ópera prima. La “terapia literaria” consistió en darle la vuelta a la realidad, en fabular sobre como hubiesen ido las cosas si en lugar de decirle que no a su padre, le hubiera dicho que sí. Y ese es el germen de esta escalofriante novelita corta que no creo que decepcione a mucha gente. Muy recomendable. ...pero mucho, mucho. 
“Es raro, eso es todo. La mayoría de la gente no traería aquí a sus hijos. Y la mayoría de la gente traería algo de comida”.

domingo, 21 de agosto de 2011

La juventud del Papa



No sé porqué, pero en un día como hoy en el cual el Papa anda pidiéndole a los jóvenes que no busquen a Dios por su cuenta y esos mismos jóvenes van cantando eso de "esta es la juventud del Papa", me ha venido a la cabeza esa mítica escena de “La vida de Brian” en donde los miembros del “Frente Popular de Judea” se cuestionan sobre lo qué han hecho los romanos por ellos y la legitimidad de emplear métodos terroristas para expulsarlos de “su” territorio.
“Bueno… pero aparte del alcantarillado, la sanidad, la enseñanza, el vino, el orden público, la irrigación, las carreteras y los baños públicos; ¿qué han hecho los romanos por nosotros?.
-Nos han dado la paz.
-¿La Paaaaz?... ¡Que te folle un pez!"

sábado, 20 de agosto de 2011

Cosas de críos

Es durante estos “frescos” días de agosto cuando ha llegado hasta nuestras pantallas la esperadísima “Super 8”, de J. J. Abrams. El caso es que este buen hombre, famoso en el mundo entero por ser el creador de “Perdidos”, “Fringe”, “Felicity” y el cagarro ese de “Monstruoso”, ha realizado un bonito homenaje a las pelis de aventuras infantiles de los 80 con las que algunos crecimos. Tampoco es casual que quien ande detrás del proyecto sea Steven Spielberg, uno de los responsables de ese cine de pandillas tipo “Los Goonies”, “E.T.” –dirigida por el mismo- o “Cuenta conmigo”. Y es que en “Super 8” se recupera ese mundo de las emociones infantiles. La visión limpia de unos niños que sienten la vida como lo que son, niños, con su inocencia, su candidez y su ausencia de malicia. Pero “Super 8” es algo más que una película para niños. Tal vez ni siquiera sea lo que la chavalada de hoy día espera ver en el cine, para desgracia de sus padres. Sería más correcto calificarla como película para los que eran niños o adolescentes en los primeros 80, como el propio Abrams. Y vale que no es exactamente lo mismo que entonces, ya que los años no pasan en balde para nadie. De hecho esta relectura del género incluye ciertas dosis de modernidad, amén del toque personal de J.J. Abrams, con sus monstruitos, su particular visión de lo sobrenatural y con las habituales carencias en el guión. Pero bueno, aún así se agradece el intento por recuperar este género cinematográfico protagonizado por críos que actúan como tales y no como matones de gueto.

Bueno, al final me he enredado con el tema de “Super 8” y yo quería hablaros de otra cosa. De la recuperación del universo de los niños y de su mirada pero visto a través de la música. Un mundo que, todo sea dicho, me encanta. Para muestra diez botones en forma de video:

Sigur Rós – “Glósóli”  
Precioso video, preciosa canción y precioso final... y al final volaremos, ya lo creo que volaremos.
MGMT – “Kids”
Sí, sí, en ocasiones veo monstruos...
Arcade Fire – “The Suburbs”
Pandillas de adolescentes de barrio residencial. Dirigido por Spike Jonze. Que nivel Maribel.
Pearl Jam – “Jeremy”
Clasicazo de los primeros noventa. La banda de Eddie Vedder se inspiró en una historia real, la de Jeremy Wade, un chico introvertido que se suicidó frente a sus compañeros de clase en una escuela de Texas. Al final Jeremy habló en clase… vaya si habló.
Aphex Twin – “Come to daddy”
Esos críos malrolleros con la cara de Richard D. James han protagonizado muchas de mis pesadillas.
Bon Iver – “Holocene”
Una referencia actual. Extraído del último y maravilloso álbum de ese genio de la música contemporánea llamado Justin Vernon.
The Get Up Kids – “Regent’s Court”
El niñato que soñaba con ser Ronald Reagan, versión reyes del Emo.
Korn – “Freak on a leash”
Los chandal-metaleros también han introducido infantes en algunos de sus videos musicales. Como muestra éste ejemplo en el cual mezclan la animación, con personajes de carne y hueso.
La Buena Vida – “La mitad de nuestras vidas”
Sirva de homenaje póstumo a Pedro San Martín. Descanse en paz.
Karen O and the Kids – “All is love”
La lideresa de los magníficos Yeah Yeah Yeahs fue la encargada de realizar la banda sonora original de esta decepcionante película sobre niños titulada “Donde viven los monstruos”. Maurice Sendak – Dave Eggers – Spike Jonze… yo aún no lo entiendo.

That’s all folks!    

viernes, 19 de agosto de 2011

Reflexiones post partido

Sin duda alguna la mejor noticia que nos deparó la final de la Supercopa, es la aparición Mariana de este señor con bigote detrás del dedito del Moucarra y el ojo del tal “Pito”. Ese rictus serio, esa pose marmórea propia del que ni siente ni padece, esa manera de observar la escena en situación privilegiada y sin inmutarse, ni tomar partido por agresor o agredido... Vamos, que no me extraña que “el tío del bigote” sea la sensación del momento en las redes sociales, o que se hayan puesto a la venta camisetas con su efigie bajo el lema “The Observer”. Pues bien, el hombre es real, ¡existe!, se llama Francesc Satorra y es el encargado del túnel de vestuarios del Camp Nou. Así que, contra lo que pudiera parecer, “la aparición” no es ningún montaje hecho con Photoshop siguiendo el fenotipo dictadorzuelo de Oriente Medio y tomando como referencia las facciones de Borat. Porque no me jodáis, ¿de quien coño ha copiado el look el señor Satorra? ¡¡¡Sí parece el primo de Saddam Hussein!!!

Respecto al partido en sí, poco hay que añadir a lo que ya se ha dicho. Supongo que el Barça fue mejor y por eso se llevó el título. O al menos fue lo suficientemente bueno como para considerarlo un justo vencedor. Respecto a la tangana del final, a parte de la aparición estelar del tío del bigotti, sí que me interesa introducir un par de reflexiones.

En primer lugar decir que los Madrid – Barça han sido, son y serán tensos como ningún otro encuentro futbolístico de los que se celebran en España, Europa y posiblemente en el mundo (y que me perdonen los seguidores de River, Boca, Peñarol, Nacional...). Y ello por diferentes motivos que no viene al caso explicar y que, como todos sabemos o deberíamos saber, exceden muy mucho el ámbito de lo estrictamente deportivo. Es por ello que siempre, o casi siempre, en este tipo de enfrentamientos suceden cosas que van más allá de los límites de aquello que todos entenderíamos como una sana rivalidad. Y recalco esto último porque ahora parece como si antes de la llegada de Mourinho al fútbol español, los derbis entre los dos grandes fueran el summum de la deportividad, una especie de pachanga buenrollera entre solteros y casados en la que, al finalizar, todos se marchan juntos a tomar birras y a contar chistes guarros. Y es que hay mucho desmemoriado que no quiere recordar que las salidas de pata de banco protagonizadas por futbolistas, entrenadores, directivos y seguidores de ambos equipos -e incluso periodistas afines a uno u otro bando-, ya se producían desde mucho antes de que el amigo Mourinho apareciera por las oficinas del club de Concha Espina. Lo que no quita que el portugués sea un macarra de tres pares de cojones y que sus actuaciones pre y post partido lo conviertan en uno de los mayores agitadores de la historia de estos enfrentamientos. Tampoco entiendo muy bien la deriva que ha tomado el Real Madrid como institución y el Madrid como equipo, cediendo ante un victimismo impropio de una entidad tan grande e importante como esta, aunque esa es otra historia. En este sentido hago mías gran parte de las críticas que un ilustre madridista -Juanma Iturriaga- introduce en este magnífico post. Con todo, no estoy 100% de acuerdo con el artículo... Y aquí viene mi segunda reflexión que va a ser polémica, lo aviso de antemano. (Hay que leerse el post de Itu, sino es difícil entender lo que viene a continuación).

A ver... Iker Casillas y Xabi Alonso están en su derecho de decir o pensar lo que quieran, nos guste o no nos guste aquello que digan o piensen. Es decir, que podemos creer, como así se deduce de lo expresado por Casillas a la finalización del match, que todos los jugadores del Barça son unos teatreros que exageran sus caídas para provocar tarjetas, o pensar que Casillas no sabe perder y soltó una excusa de mal pagador. También podemos opinar que el hecho de que el Madrid se fuera del campo antes de la entrega del trofeo al campeón estuvo bien, mal, regular o fatal, independientemente de que, como manifestó Xabi Alonso ante los micrófonos de TVE, se marcharan al vestuario por desconocimiento del protocolo oficial (me viene a la mente aquello de “la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento”, artículo 6 del Código Civil). Lo que no entiendo es que haya que deducir -¡o más bien creerse por narices!- que la actuación de estos tíos, ya mayores de edad y por lo tanto con los cojones bien peludos, obedece al influjo ejercido sobre sus mentes por un perverso hechicero portugués. Como le he leído a alguien en algún artículo de prensa, yo creo que Mourinho, al igual que el tío del bigote, es un simple mortal que acierta y yerra como todos nosotros. Y a mi modo de ver acierta en no pocas cosas, pero también se equivoca en otras muchas. En las formas casi siempre la caga, incluyendo actos tan grotescos como la agresión que da sentido a esta entrada. Esa es mi modesta opinión y espero que nadie me salga ahora con aquello de que yo también me he convertido en un zombi abducido por el evangelio mourinhesco. El problema es que se ha admitido por parte de la opinión pública como dogma de fe, que Mourinho es un ser abyecto y contaminante, lo cual justifica que haya quienes propugnan su destierro inmediato. Admito que, en efecto, ha realizado acciones criticables, incluso duramente; sancionables, y se le ha sancionado no pocas veces; ¿pero quiere esto decir que siempre obra o piensa mal?

Iban a ser dos pero van a ser tres. Ahí va... tercera reflexión: Tiene relación con lo anterior y muy especialmente con los dogmas de fe, algo que viene muy al caso durante estos días de visita papal. Ahí tenéis a Xavi Hernández, como vocero autorizado del pensamiento único, negando que el Madrid juegue al fútbol y que los únicos del mundo -¡y del universo!- que lo hacen son él y sus compañeros: "Es lamentable la imagen del Madrid. Las cámaras hablan por sí solas. No está a la altura de la institución. No dejan jugar, sólo dan patadas y buscan trifulcas, pero aquí no pasa nada. Creemos en la justicia y hoy se ha hecho". La justicia como valor supremo, sí señor. El caso es que yo sí vi jugar al Madrid bien y en algunos momentos hasta muy bien. Es más, creo que de no ser por Messi, el Madrid se hubiera llevado la copa y que, a los puntos, fue superior al Barça. Pero a esto Xavi también le pone peros: “Ha pasado de todo. No estamos en el mejor momento físico y aún así seguimos ganándole al Madrid, que había preparado a fondo esta Supercopa.” Joer, o sea, que no sólo son los mejores, sino que son capaces de ganarle a los merengues con una sola pata ¿no Xavi?... He oído prepotencia por ahí??? ¿O eso sólo se da en la capital del Reino? En fin, debe ser que ese es el peaje que hay que pagar por pasar a la eternidad… "♪ són les coses bones de passar a l'eternitat ♫" (Guardiola dixit). Como he dicho antes yo si vi al Madrid jugar bien al fútbol. También vi que Pepe, elevado por los líderes de la intelligentzia blaugrana a la categoría de principal enemigo de la humanidad -el number one una vez muerto Bin Laden-, volvía a jugar muy duro y que nadie excepto Mourinho se hubiese extrañado si lo hubieran expulsado. O como a Marcelo se le cruzaron los cables en un par de ocasiones, la segunda de las cuales fue apreciada perfectamente por el árbitro del encuentro que le sacó la roja sin miramientos. De lo que no me percaté es de eso que dice Xavi de que los del Madrid sólo daban patadas y buscaban trifulcas. Yo lo que vi es que querían marcar goles para remontar la final y llevarse el titulo de vuelta a Madrid. Y puestos a ver cosas, también vi entradas duras de lo compañeros de Xavi, incluyendo a “Iniesta de mi vida”, o a Dani Alves pegando un guantazo que quedó impune, o al 7 de España lanzando un croché de derecha a Mesut Özil después de llamarle, según afirma el “violento” jugador alemán, algo parecido a “moro mierda”. Y después vino la tangana. Con el botarate de Mourinho haciendo de las suyas. Con el carchot de Tito Vilanova en contestación a la afrenta. Con el tío del bigote de mudo espectador. Con lo de Villa y Özil. Con MC Pinto comportándose como lo haría un portero de discoteca. Y con el santurrón repitiendo aquello de “sois una banda” hasta tres veces. Aunque esto ya no forma parte del partido, aunque a los Xavis, Piqués y demás adalides del pensamiento único les interese vender que sí.

Una cosa más y acabo, lo juro, que esto está quedando la polla de largo. En su incansable labor de implantar el pensamiento único, desde Barcelona ahora se cestá intentando vender la moto de que, justo al inicio de la bulla, Mourinho pisó a Cesc Fábregas en la cabeza. Para ello ofrecen un video en el que no se ve nada pero en el cual, estando uno dispuesto a ver lo que haga falta, se puede afirmar que el técnico portugués intentó reventarle la chola al fino mediocampista catalán. Lo gracioso es que en la escena había sobre unas cuarenta personas alrededor de Mou y Fábregas y ninguno vio el pisotón. Ni siquiera Cesc, que desde el suelo se levanta tranquilamente sin quejarse de ningún golpe en la cabeza. Pero claro, siempre tendremos a cientos de expertos dispuestos a afirmar, jurándolo por sus madres y hasta por Francesc Macià si hace falta, que sí que ven como le pisa. En fin... como dije ayer Spain is different… & Catalonia too.

Una vergüenza, cierto. Bochornoso, patético, ignominioso, ofensivo y todos los adjetivos peyorativos que se os ocurran. Una situación intolerable por negativa para la imagen de nuestro fútbol en la que no todos son igual de culpables. En la que unos, con Mourinho a la cabeza, son más responsables que otros. Pero ojo, que dos no se pegan si uno no quiere. Y que ni unos son tan Santos ni los otros tan demonios como se nos quiere hacer ver... Supongo que todo depende del color de la camiseta con el que uno lo mire. O de la cantidad de materia gris que se tenga en la azotea. O de las dos cosas a la vez. O hasta de ninguna…   

C'est fini.   

jueves, 18 de agosto de 2011

Aspein is different

Uno de los lemas del franquismo era aquello del “Spain is different”. El mismo Manuel Fraga -uno de los “inmortales” a los que me referí el otro día-, cuando era Ministro de Información y Turismo del régimen, promovió esta campaña que promocionaba la diversidad de paisajes y el exotismo español. El caso es que la frasecita hizo fortuna allende y aquende los Pirineos. Especialmente entre los hijos de la pérfida Albión, que en ocasiones la utilizan con un sentido positivo, pero en otras no tanto. Con todo, incluso entre nosotros, lo habitual es que el lema sea utilizado de una forma paródica, como un indicador de la anormalidad y excepcionalidad de las situaciones que se dan en este país. Viendo la foto es evidente aquello de que este país es diferente. Very different!!!

miércoles, 17 de agosto de 2011

El barro reposa... pero la sangre es vagabunda...


América:Espié cuatro años de nuestra historia. Fue una larga vigilancia móvil y un chantaje de patada en la puerta. Tenía licencia para robar y libertad de acción. Seguí a gente. Pinché teléfonos, grabé conversaciones y recorrí en elipses los grandes acontecimientos. Me mantuve en la sombra. Mi vigilancia enlaza el Entonces con el Ahora de una manera nunca antes revelada. Yo estuve allí. Mi reportaje se basa en rumores creíbles y en información privilegiada. Un enorme rastro de documentos permite su verificación. Este libro recoge expedientes públicos robados y diarios personales usurpados. Es una suma de aventura personal y cuarenta años de aprendizaje. Soy un albacea literario y un agente provocador. Hice lo que hice y vilo que vi y de lo demás me fui enterando a lo largo de la historia.Veracidad de escritura pura y contenido de revista de escándalos: es esta conjunción lo que le da la chispa. Lleváis dentro la semilla de la credulidad. Recordáis el tiempo que abarca esta narración y captáis la conspiración. Estoy aquí para deciros que todo es verdad y que no es en absoluto como pensáis. Leeréis con cierta reticencia y al final capitularéis. Las páginas siguientes os obligarán a sucumbir. Voy a contároslo todo.
Con esta nota de Don “el pariguayo” Crutchfield comienza Sangre vagabunda, despedida y cierre de la Trilogía Americana de James Ellroy, otra obra maestra más en el ya extenso currículo de quien muy posiblemente sea el mejor autor del genero negro. Ya han pasado dieciséis años desde que el angelino se embarcara en esta aventura con la publicación de América, según el mismo reconoce, inspirado por la lectura de la novela Libra de Don DeLillo. Al igual que ocurre en las dos primeras partes, Ellroy recurre a esa maravillosa prosa, casi telegráfica, trufada de frases cortas y palabras todavía más cortas, en muchas ocasiones sincopadas, que se han convertido en su seña de identidad. En cada capítulo nos ofrece la visión de un nuevo personaje, una nueva localización, un nuevo acontecimiento protagonizado por supervivientes de Seis de los grandes, como Wayne Tedrow Jr o Dwight Holly, o por nuevos personajes incorporados a la trama como la activista Joan Rosen Klein o el miembro del DPLA Scottie Bennett, además de por los habituales personajes históricos -Edgar Hoover, los chicos de la Mafia con Carlos Marcello al frente...- que otorgan a Sangre vagabunda y a toda la Trilogía esa latitud histórica que tanto parece gustar a Ellroy. Como ocurría con las dos novelas anteriores, no es esta una historia fácil de leer. La lectura de la misma es complicada y no nace del placer, sino de la obsesión por conocer, por saber, por comprender esta trama compuesta por cientos de micro-historias que van sobre sexo, mujeres, racismo, política, drogas, activismo, corrupción, crimen, poder, religión y hasta esoterismo. También nace de la atracción que suscitan sus poliédricos personajes... y por esa mágica manera de escribir que el Altísimo (o quien coño sea) le ha concedido a James Ellroy.

Recuerdo que con motivo de la presentación mundial de Sangre vagabunda, Ellroy concedió algunas entrevistas en las que hizo gala de su prepotencia, llegando a afirmar que este libro es una obra maestra de la literatura. Vale que el tío es un gilipollas de tomo y lomo y que su pose de perdonavidas no la aguanta ni Dios, pero como he dicho antes escribe como los angeles... y Sangre vagabunda es un pasote!!! Imprescindible.

El barro reposa, pero la sangre es vagabunda;
y el aliento es un bien que no perdura.
Levanta, muchacho; tiempo habrá de dormir
cuando el viaje finalmente concluya.
[A. E. Housman]

lunes, 15 de agosto de 2011

Sobrenatural

Que los políticos son los nuevos superhéroes es algo que muchos ya sabíamos, no hace falta tener acceso a los mentideros de la Corte para darse cuenta. Y no lo digo por esos superpoderes de los que gozan y que se mencionan/denuncian con mejor o peor fortuna en libros como “La Casta - El increíble chollo de ser político en España” –aquello de la invisibilidad en los plenos, la irresponsabilidad ante los continuos incumplimientos del código de circulación, la inviolabilidad personal y demás-, me refiero a auténticas capacidades superiores a las del humano medio del tipo lanzar rayos energéticos, volar, invulnerabilidad, poderes místicos, conocimientos avanzados en artes marciales, habilidades atléticas sobrehumanas… ya sabéis de lo que hablo. Por ejemplo y ya metiéndonos en harina, la actual Presidenta de la Comunidad de Madrid tiene el mejor poder de todos: ¡el de la inmortalidad! Va en serio, joer. La prensa de estos días nos contaba como la tipa ha vuelto a salir ilesa de un accidente de tráfico y van… Y no es que le desee la muerte, obviously, tan solo es que me parece increíble que desde que accediera al cargo doña Esperanza Aguirre haya sobrevivido a un cáncer, a un accidente de helicóptero y un ataque terrorista en Bombay. ¡Pero no es la única! El más que probable próximo Presidente del Gobierno español también tiene ciertas dotes de inmortalidad. Me refiero a aquella vez en la que salió ileso de un accidente de helicóptero televisado en el cual iba precisamente con Esperancita… Espera un momento… ¿No se salvaría precisamente por viajar junto a la lideresa? En fin, no sé, ahora tengo dudas… igual la única inmortal del PP es Aguirre… Bueno no, Fraga también lo es.   

Fuera de nuestras fronteras eso de la inmortalidad no se lleva entre los políticos. Eso no quiere decir que no tengan otros superpoderes que “compartir” con sus aborregados súbditos. Como el ex – Presidente de Rusia Vladimir Putin, a quien las cámaras de televisión han mostrado buceando con traje de neopreno y bombona de oxígeno frente a la península de Tamán, lugar donde en el siglo VI antes de Cristo unos griegos fundaron la colonia de Phanagóreia. ¿Y purqué? como diría Mourinho. Pues para demostrarnos que está investido del poder de San Antonio, hallador de cosas perdidas. Y es que el tipo, nada más meterse en el agua, encontró dos ánforas del siglo V. Vamos, que con tres o cuatro inmersiones más que realice saca a Rusia de la crisis económica. Si yo fuera Zapatero lo contrataba como caza tesoros a tiempo parcial, manque fuera una semanita. Seguro que tras el anuncio los de Moody's nos concedían la Triple A esa... Y es que ya lo decía Medvedev, sucesor de Putin al frente del gobierno ruso, “Contra la crisis, Putin Solutions!!!”
----------------------------

La imagen de SuperEspe la he sacado de aquí.  

martes, 9 de agosto de 2011

Odio, una de zombies pero sin zombies


Supongo que la leyenda "La próxima película del director de El Orfanato", situada en la portada de "Odio" de David Moody, no debería actuar como reclamo para alguien que comentó esto sobre la ópera prima de Juan Antonio Bayona. Sin embargo y sin saber muy bien porqué, las últimas tardes se las he dedicado a este libro que alguien me pasó en formato digital. Y lo cierto es que me ha entretenido, lo reconozco, y no debería. Porque "Odio" es la quincuagésimo segunda vez que alguien nos cuenta la misma historia: la de una plaga o epidemia o invasores ultra terrenales que aparecen de sopetón para exterminar a los humanos y poner patas arriba el mundo. Obviamente siempre habrán unos pocos residentes que, con mayor o menor suerte, sobrevivan a la catástrofe. Entre ellos el prota, un joven padre de familia, funcionario del Ayuntamiento de Londres (¿?) casado y con tres hijos, que malviven hacinados en un piso demasiado viejo situado a las afueras de la ciudad. Alguien que un buen día, de camino al trabajo, presencia una salvaje agresión a una anciana llevada a cabo por un sujeto descontrolado. A partir de ese momento asiste a una ola de violencia a lo largo y ancho de la ciudad que no es capaz de comprender. Un odio generalizado que se muestra sin previo aviso en forma de ataques súbitos y letales al cargo de unos tipos a los que las autoridades definen como hostiles. Vamos, lo que vendría a ser el argumento típico de cualquier novela de zombies, pero esta vez prescindiendo de esos infraseres cuya característica más reconocible es que el cuerpo se les cae a cachos. 
.
En fin, lo dicho, una novelilla entretenida, facilita de leer, pero poco más. Ideal para matar las horas del verano debajo de la sombrilla y/o tumbado en la hamaca playera. En cualquier otra situación mejor abstenerse. 
.
Por cierto que la mierda esta de "los hostiles" se asemeja mucho a los disturbios que durante estos días se están produciendo en Gran Bretaña. Unos incidentes que tuvieron su origen en la multicultural barriada de Tottenham y que ahora se están propagando por el resto de la ciudad y del país. El caso es que, al inicio, sentía cierta simpatía por esa masa de ciudadanos hastiados que se lanzaron a la calle para pegarle fuego a todo, pero ahora no. Y es que han enviado a tomar por culo los almacenes PIAS. ¡Cuánto cabroun!
www.pias.com   

viernes, 5 de agosto de 2011

Visto en twitter

Pues sí, Don Marihuano también fue Vicepresidente del Gobierno, Ministro del Interior y lleva barba... una barba mu chunga, cierto, pero barba al fin y al cabo. Y es que hay a cada tontoloscojones pululando por la red...


--------------------------------------------------------
Visto en el twitter de Julia Otero a través de esta gente

jueves, 4 de agosto de 2011

Trabajo municipal


"Por toda la ciudad hay ancianas negras que han sido contratadas para llamar a la gente por teléfono a las siete de la mañana y preguntar con voz apagada si está Lisa. Es un trabajo que pueden hacer en casa. Estas mujeres forman parte de un ejército de empleados municipales que se ocupan de llamar a números equivocados. El mejor pagado de todos es un indio de la India capaz de insistir en que no se ha equivocado de número.
Otros -principalmente personas mayores- han sido contratados para divertirnos poniéndose sombreros extraños. Se los ponen como si no fueran responsables de lo que pase más arriba de sus cejas. Dos sombreros aparecen inesperadamente, uno al lado del otro: un sombrero de fieltro que se eleva sobre un anciano, y un artefacto negro, con velo y cerezas, que corona a una mujer minúscula. Bajo sus sombreros, los viejos discuten. Otra anciana, encorvada y débil, cruza la calle muy despacio, ante nuestro coche, irritada, como si la hubieran obligado a ponerse ese gran sombrero rojo y cónico que le pesa tanto sobre la frente. Y otra anciana camina por una acera imposible, teniendo cuidado de dónde pone los pies. No lleva sombrero, porque ha perdido el trabajo.
Gentes de todas las edades han sido contratadas por el municipio para que se comporten como lunáticos, de modo que los demás nos creamos cuerdos. Algunos de los lunáticos son también mendigos, así que podemos sentirnos cuerdos y ricos a la vez. El número de puestos para trabajar como lunáticos es limitado. Todos los puestos han sido ocupados. Durante años encerraban juntos a los lunáticos en hospitales psiquiátricos, en islas de la bahía de Nueva York. Luego las autoridades de la ciudad los liberaron en masa para que llenaran las calles con su presencia tranquilizadora.
Como es natural, algunos lunáticos no tienen problema en desempeñar dos trabajos a la vez, y llevan sombreros raros mientras se alejan a grandes pasos y arrastran los pies."

"Desglose" - Lydia Davis 

miércoles, 3 de agosto de 2011

¡Qué bueno que volvieron!

Para un servidor hablar de los Jayhawks supone automáticamente esbozar una sonrisa. Retrotraerme a los tiempos del “Rainy Day Music” (2003), deliciosa compilación de canciones que parece como si llevaran sonando toda la vida dentro de mi cabeza. Y es que su hasta hace poco último y maravilloso álbum es una obra magna de principio a fin. La banda sonora perfecta para días lluviosos y no tan lluviosos. Comento esto último porque, para mí, el Rainy Day Music siempre estará asociado al hasta ahora mejor verano de mi vida. Días de vino y rosas en los que no podía parar de tararear “Tailspin”, “Save it for a rainy day”, “All the right reasons” o los ojos de Sarah Jane “…I see the happy times again” Un discazo redondo, repleto de preciosas a la par que sencillas composiciones, en las que se resume todo lo bueno que es capaz de ofrecernos la actual música de raíces norteamericana, llámesele “country alternativo”, “nuevo country” o simplemente “americana”.  Y vale, sí, ya sé que en este disco no estaba Mark Olson, co-fundador y alma mater junto a Gary Louris de la banda de Minneapolis. Y también sé que los más puristas consideran que la alargada sombra del “Tomorrow the Green Grass” (1995) empequeñeció a este álbum. No seré yo quien minusvalore otro discazo como “Tomorrow the Green Grass”, pero sinceramente “Rainy Day Music” me parece mejor.

Eso hasta ahora y de ahí el motivo del presente post. Porque los Jayhawks se han lanzado nuevamente a la carretera para presentarnos su nueva grabación, una barbaridad de disco titulado “Mockingbird Time”. Creo que no exagero al afirmar que está al nivel del “Rainy Day Music”, postulándose desde ya como posible disco del año. Doce cortes de un altísimo nivel que amenazan con convertir a la banda liderada por Olson y Louris, juntos de nuevo, en una auténtica leyenda, si es que no lo eran ya. En fin, que no entiendo como estos monstruos no se hinchan a vender discos y si lo hacen gentes como Lady Cagá. ¡Que mundo! ¡Qué Universo!


¡Larga vida a The Jayhawks!     

martes, 2 de agosto de 2011

Es lo que hay

Bueno, ya estoy por aquí de nuevo para soltaros la chapa después de tomar posesión de mi nuevo y maravilloso puesto de trabajo (de mierda) en el cual voy a ganar bastante menos dinero del que ganaba antes y a currar más. Los compañeros parecen muy majetes, eso es cierto, aunque tan sólo lo parecen, porque no abren la boca ni para decir buenos días. Vamos, que uno tiene la sensación que ni siquiera chillarían si hubiese un enano estrujándoles las pelotas. Por eso el sitio es la hostia de tranquilo. Vamos, que de tan tranquilo que es parece un puto cementerio. Eso sí, es un lugar muy bonito y muy bien situado, ¡a escasos metros de la Bounty! Con total seguridad lo más cerca que pienso estar de ese antro de lujuria y perversión en lo que me queda de vida. ¿Que porqué me he venido para acá? Pues porque me han obligado. ¡Ah!, ¿que no lo sabéis? Esperad que os lo cuento...

...lo que ha pasado es que me han cesado en mi antiguo curro y me han “invitado” a incorporarme a la Conselleria de Agricultura, el sueño de mi vida, como sabréis de sobra todos los que me conocéis. ¿Y porqué? Pues al parecer, porque alguien con mayor peso político que un servidor se encaprichó del puesto que yo ocupaba y, en este contexto de cambios y recortes sin sentido en el que se ha embarcado la maravillosa Generalitat para la cual trabajo, han decidido hacer saltar por los aires a los eslabones más débiles de la cadena, entre los que me encuentro. Sin embargo, ni siquiera soy yo el peor parado de estos vaivenes político – laborales. La peor parte se la están llevando los pobres interinos que con el retorno de los “desplazados” y la recolocación de los “enchufados”, van a pasar a engrosar las listas del INEM -luego the new Fabra saldrá con aquello de que la culpa de todo la tiene Zapatero, que esa ya me la sé-. Os mentiría si dijera que no le he dado un sinfín de vueltas al asunto, tratando de encontrarle una explicación lógica y razonable. He llegado a pensar que tal vez yo tuviera parte de culpa, que no estuviesen satisfechos con mi trabajo o que me vieran descentrado o ausente. Incluso me calenté el tarro por un par de discusiones que tuve con mis jefes, pero no recuerdo haber perdido las formas y estoy seguro de que llevaba razón. ...no creo que nada de eso haya pesado en mi cese. La causa de este injusto desenlace es simplemente que als nous Consellers les corre prisa recolocar a “su” gente en buenos puestos de Administración General antes de que se cierre el grifo. Y eso sólo lo pueden hacer a costa de aquellos que no tenemos filiación política conocida y que tan sólo contamos con nuestro buen (o regular) hacer día a día. Así de sencillo y a la vez así de duro. Por eso, con agosticidad y alevosía, sin darme explicaciones ni nada que se le parezca, de una manera fulminante y con efecto retroactivo - me dicen un jueves que llevo cesado desde el viernes anterior, ergo estoy currando toda la semana de gratis para ellos- me piden que vacíe la mesa, me dan las gracias por todo y ¡hasta luego Lucas!
En fin, no me hagáis mucho caso. Que este es un año de mierda y cuento los días para que termine. Que le vamos a hacer.

Por cierto que, hablando de mierdas, la “calurosa” bienvenida con la que me agasajaron mis nuevos compañeros estuvo culminada con un bonito “derrape” en el wc que compartimos. Y si lo denomino derrape es porque no se me ocurre otra palabra con la que referirme a la ingente cantidad de metralla fecal con la que alguien decidió adornar el inodoro. Pa' que estarán las escobillas, joer!!!

--------------------------------------------------------
PD. Advertencia: Este es un post tremendamente fabulado. Vamos que hay hondonadas de fantasía envolviendo una gran verdad.

PD.II Explicación: La advertencia es por recomendación de mi abogado.

PD. III. Excepción: El affaire de “el derrape” está excepcionado de todo lo anterior.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...