viernes, 31 de agosto de 2012

Emprendedores del Mediterráneo


“En seguir el biaje tan bien començado
El Buen Capitán estava constante,
YManda que pase el navío adelante,
El biento contrario y el mar enojado;
Más él, que de aquesto no estava espantado,
Teniendo esperiençia en tales afrentas,
Con vientos contrarios y algunas tormentas
Llegaron a un puerto muy deseado.
[…]
Pues siendo la tierra muy despoblada,
Nunca hallaron otra comida;
Algunos perdían de anbre la vida,
Yde muchos la muerte fué deseada;
Del Buen Capitán mill vezes gustada,
Que viendo sus gentes de anbre morir,
Antes quisiera mill muertes sofrir
Que quedar con la vida a sentillo obligada.
Ypues biendo el rremedio allí no ser más,
Ydexar de buscallo muy gran desconcierto,
Manda que todos tornen al puerto
Yhaze una cosa no vista jamás:
Yquiere que buelva çien leguas atrás
El navío a traer algun vastimento,
Diçiendo: «Ninguno esté descontento,
Que bolber nosotros será por demás.”
[Crónicas de la conquista del Perú]
España es una tierra de emprendedores y eso bien lo sabe don Mariano Rajoy, quien no está dispuesto a que se pierda esa cualidad tan española, incrustada en nuestros genes desde que el primer homo antecessor apareció por la Sierra de Atapuerca. Y es que algo tan crucial en la evolución de este país y que tan importante se antoja para el crecimiento futuro, no se puede dejar pasar. Con todo, es cosa sabida que los logros de estas gentes de bien no han sido iguales según que territorios peninsulares. Vamos, que el valor de las empresas emprendidas no ha sido el mismo en todos los rinconcitos de la patria. Es por ello que podemos afirmar sin ningún género de dudas, que los más grandes emprendedores han sido, son y serán los emprendedores del Mediterráneo. Lástima que sus gestas no aparezcan glosadas como se merecen y hayamos tenido que recurrir a las crónicas sobre la conquista de Perú para introducir este post homenaje. 

Hoy día estos emprendedores del Mediterráneo, que siempre estuvieron ahí porque nunca se fueron, han querido demostrar que continúan a la vanguardia de este estado plurinacional y multicateto llamado España. Es por eso que han sido los primeros en solicitar el rescate financiero al Gobierno central, presidido por Mariano Rajoy, emprendedorfilo reconocido. Un rescate que realmente no es tal rescate, ya que no conllevará condiciones...

Juas juas...

No os sintáis mal que la culpa no es vuestra ni de nadie. Aquí el único responsable debe ser ese bonito mar al que cantaba Serrat, que solo nos trae cosas malas... Ese Mediterráneo en el cual cohabitamos valencianos, catalanes, murcianos, italianos o griegos. Pueblos que nos vamos irremediablemente a la mierda por mucho emprendamos, o quizás precisamente por eso, porque emprendemos. Sí, sí... clar, clar... 

miércoles, 29 de agosto de 2012

¿Juego con lo qué?


Anteayer y justo después de comer, presa del hastío existencial que me atrapa cuando estoy haciendo la digestión, decidí que lo mejor era entretenerme viendo tele. Sí, ya lo sé, ¿qué esperaba sacar de ello? ¡Pues no lo sé! …pero dejadme que os cuente, puede que hasta os mole. Bien, la cosa es que, huérfano de ciclismo -era jornada de descanso en la Vuelta-, me dediqué a hacer zapping por si me enganchaba a algo. Reconozco que estuve apunto de apagar la caja tonta y pegarme una siesta, porque la cosa no podía pintar peor: gentes relatando sucesos intrascendentes u opinando sobre cuestiones de infinitesimal importancia; mónguers ciclados hasta las cejas que pretendían ligar con barbies de tetas imposibles y morros inenarrables (unos y otras con evidentes carencias intelectuales); gritones profesionales haciendo las delicias del marujeo presente en plató; reposiciones de series malas que ya lo eran cuando supuestamente se "estilaban"; pseudo-abogados y pseudo-economistas, de esos que arreglan las cosas en dos patás y que, como afirma un eminente bloguero, sueltan tal cantidad de tonterías que si estas generasen electricidad, en España estaría resuelto el problema energético por lustros...
…eso, hasta que di con un canal en el cual suelen programar películas de acción. Y aquí es cuando empieza lo bueno.

Porque los amigachos del Canal Hollywood (creo que así se llama ese reducto de la cinefilia de pago) habían decidido programar en horario de sobremesa la mítica cinta de chinatas esquizofrénicos "Juego con la muerte", perpetrada por Robert Clouse. La peli de la que os hablo fue estrenada en 1978 y está protagonizada por Bruce Lee (¿cómo no?). Pero no es cualquier peli de mamporros marca de la casa, sino el legado cinematográfico del mayor icono de las artes marciales de todos los tiempos. Y es que "Juego con la muerte" fue estrenada cinco años después del fallecimiento de Lee, amen de ser (o pretender ser) una especie de homenaje al trágico final del hombre que acuño aquello del "be water my friend". Quizás por eso a su director no le importó demasiado el contar con escasos cincuenta minutos de rodaje con el jeto del auténtico Bruce Lee, ¡para eso está el material de archivo joer! (eso y los dobles y los efectos especiales de andar por casa… en fin, ya me entendéis). Vamos, que al final de la carrera al tipo le sobraron minutos para rodar su obra, incluyendo tan solo parte del metraje pre-deceso. Como no podía ser de otra forma la película les quedó de un chapucero que pa'qué. Y no os riáis, ya sé que estoy hablando de una película de Bruce Lee con todo lo (malo) que eso supone. Pero es que cuando afirmo que "Juego con la muerte" es chapucera, quiero decir que es chapucera hasta para los estándares de una peli de Bruce Lee!!! ¡Canelita fina! Lo que me flipa (y abro reflexión) es que necesitaran de un equipo formado por hasta diez guionistas (sí, 10) para parir este cagarro. Quizás el hecho de que el principal de ellos responda al nombre de Carlos Barriga (y no va de coña), nos aclare algo. Ya sabemos lo que se estaba tocando el susodicho cuando debía estar ocupado en hilar de una manera más o menos coherente los hitos que conforman la trama de este "clásico" del cine de artes marciales.


Ea! ...ya lo he soltado!!! Y es que "Juego con la muerte" viene a ser una de las mayores mierdas que cagó Pilates, al nivel de cosas tales como "The Ashes of time (redux)" o "Restless", tan del gusto de algunos de mis mejores amigos y de otros muchos (demasiados) modernos. En ella Bruce Lee (o sus dobles) encarnan a su alter ego Billy Lo (nótese la originalidad del nombre), una estrella del cine de acción coaccionada por un sindicato del crimen para que trabaje para ellos. Como veréis la originalidad del producto no se agota con la elección del nombre del personaje principal, sino que además le dan un rol de prota de pelis de Kung-fu (justo lo que Bruce era), que se ve envuelto en un lío que recuerda sospechosamente a la propia biografía de Bruce Lee (que fue acosado por las tríadas chinas en sus inicios). Tras la negativa de Lo, los mafiosos deciden deshacerse de él haciendo que le disparen en medio de un rodaje con un arma que se suponía de fogueo. Su muerte conmociona al mundo entero, sucediéndose las escenas de dolor protagonizadas por desconsolados fans, para las cuales Robert Crouse, en un ejercicio de prestidigitación digno de ser reconocido, tiró mano de imágenes reales tomadas durante el auténtico funeral de Bruce Lee. Pero a diferencia de Bruce Lee, el amigo Billy Lo no murió. Siguió vivito y coleando a pesar de que (¡y hete aquí con la clave de todo!) había recibido un disparo en pleno rostro. Gracias a una milagrosa operación quirúrgica que le viene de perillas al director de esta aberración fílmica, que hallará así expedito el camino al uso y abuso de dobles con dudoso parecido con el actor hongkonés, bien provistos (eso sí) de barbas falsas y gafotas de sol. Eso por no hablar del recurso a otro tipo de artificios como el empleo de máscaras o la genialidad del sticker con el careto de Bruce sobre un espejo en el cual se refleja su doble (lo incrusto a continuación, tenéis que verlo), que nos dan una idea de a que cosa nos enfrentamos.
(min. 01:05 - la genialidad)

Siguiendo con la narración (wtf!?), como os había dicho, Billy Lo ha sobrevivido y aprovecha el que todo quisque lo de por muerto para planear su revancha. Y justo a partir de aquí es cuando Bruce Lee (el auténtico y los fake) destapa(n) el tarro de las esencias y comienza(n) a soltar hostias a diestro y siniestro. En un final que se plantea como algo épico pero no lo es, se enfrenta, uno tras otro, a diferentes adversarios con distintos estilos de lucha interpretados por los amiguetes del productor. Por cierto que, en alguna de estas escenas, Bruce Lee aparece ataviado con el famoso chándal amarillo con rayas negras utilizado por Uma Thurman en "Kill Bill" (no hace falta decir que se trata de un homenaje -otro más- de Quentin Tarantino al cine de artes marciales). Al final de todo se topará con un enemigo de su altura (y no es literal), en la que viene a ser una de las escenas de lucha más recordadas del género. Un combate que, a priori, se presentaba desigual, porque el malo maloso era, ni más ni menos, que el enorme Kareem Abdul Jabbar. ¡Toma Geroma pastillas de goma! Obvia decir que el mítico 33 de los Lakers pilla más que Mortadelo.

En fin, que me eché unas risas viendo esta "maravilla" del séptimo arte. Una buena manera de pasar la tarde huyendo de este calor insoportable que nos toca sufrir por esta terreta de emprendedores de chichinabo.

...y otro día más.  

jueves, 23 de agosto de 2012

Ecce Homo revisited (& restored)

"Ecce Homo" by Elías García Martínez VS  "Ecce Homo" by Elías García Martínez featuring Vecina con Iniciativa

Una de las cosas más geniales que este humilde servidor haya visto. Algo que demuestra que España es un país de emprendedores, de gente con ideas, gente que, cuando se pone a ello, es grande... que digo grande??? ¡Muy grande! Enorme!!! Chúpate esa Mariano.

Aquí tenéis la noticia.

Y aquí el vídeo de la octogenaria emprendedora justificando su acción:
 

martes, 21 de agosto de 2012

Caribou Island




Mi última lectura veraniega, que no el último libro que leeré en este apestoso verano mediterráneo en el cual poco más se puede hacer aparte de sudar como un cerdo, es "Caribou Island" de David Vann. Se trata de una novela bastante dura que nos adentra en cuestiones tales como el suicidio, el asesinato, el vacío, el amor, la infidelidad y la nostalgia. Como veréis se trata de temáticas claramente veraniegas.

A ver, para no liaros ahí va cortita y al pie: “Caribou Island” no es tan buena como “Sukkwan Island”. Vale que eso tampoco es decir mucho porque aquella novela, la primera de Vann traducida al castellano, era tan enorme, tan impactante, tan brutalmente desgarradora, que lo siguiente que escribiera, por fuerza, había de ser peor. Pero bueno, eso es lo que hay, avisados quedáis.   

La narración transcurre en los alrededores de esa isla con nombre de mamífero artiodáctilo que da título a la novela. Los protagonistas de la misma son un matrimonio y sus dos hijos ya emancipados. La historia comienza con un hombre, el padre, que decide construir una cabaña en un remoto rincón de la isla para cumplir un viejo sueño. Para eso y para superar sus frustraciones, cuestión esta capital en el devenir de la cosa. Por otro lado su mujer sospecha que este no es más que el primer paso emprendido por su cónyuge para abandonarla y pronto comenzará a somatizar ese malestar. En ese proceso le asaltarán recuerdos de un trágico pasado familiar que amenaza con repetirse. Y cuando el duro invierno se presente… pues la cosa se joderá. A pesar de su hija que se lo ve venir e intentará evitarlo, sobreponiéndose a sus propios problemas conyugales. Y a pesar de su hijo que se mantiene cómodamente distanciado de todo, dedicado a la pesca, la sauna y el fumeteo.   

Al igual que ocurría en la primera novela de Vann, “Caribou Island” está ambientada en su Alaska natal, una tierra salvaje a la vez que grandiosa. El autor tira de ese hilo vital que es la comunión hombre - naturaleza y sitúa a los personajes en un auténtico paraje animado. Pero ni siquiera esa idílica alianza con el entorno les ayuda a escapar de sus miserias, elevadas a la categoría de amenaza constante. Como intuiréis un actor fundamental de la historia es la propia Alaska, pero vista como un territorio hostil, inhóspito y oscuro… ¿he dicho oscuro? ¡muy oscuro! lo suficiente como para enmarcar un sórdido retrato familiar. Sin embargo a diferencia de lo que ocurría en “Sukkwand Island”, la historia central gira en torno a varios personajes. Todos ellos -algunos más que otros- están abonados a un proceso de autodestrucción que de ninguna de las maneras puede acabar bien. Y pensareis “coño, lo mismo que en su primera novela pero ahora en plan coral”… ¡pues no! Contra lo que pueda parecer “Caribou Island” no es un más de lo mismo, si bien sí que persisten muchos de aquellos elementos que tanto impactaban en su ópera prima y que, a falta de ver como evoluciona la trayectoria literaria del escritor alasqueño, parecen ser marca de la casa. Y hasta aquí puedo leer.  

Supongo que es esta una novela de consagración y como recogía con júbilo gran parte de la crítica, con ella el señor Vann ha demostrado su valía. Estoy de acuerdo, pero me ratifico en lo dicho anteriormente, “Caribou Island” no es “Sukkwand Island”, para su desgracia y la de los lectores iniciados en el universo Vann (entre los que me incluyo).

Por cierto, de "Sukkwan Island" ya os hablé aquí

viernes, 17 de agosto de 2012

Porque Restless es un cagarro fino en 10 puntos


1. Porque apela al feelgoodismo ñoño (ese sentirse bien al coste que sea, dando igual la que nos esté cayendo encima), basado en mensajitos simplones y en un infantilismo propio de quien se tapa los oídos para no escuchar lo que no quiere oír. 
2. Porque es un drama romántico edulcorado, convencional y tramposo a más no poder, que busca la lágrima fácil del espectador. Un conglomerado de imágenes choriflays y música chachi - guay cuya única intención es conducir al espectador hasta el llanto… y luego vas y lloras, claro.  
3. Porque, ahondando en esto último, se revuelca en pensamientos sobre la muerte y el más allá sin tomárselos jamás en serio como conceptos verdaderos, sino como trucos diseñados para despertar la llorera de la audiencia. 
4. Porque aburre a las ovejas. Con ese ritmo lento made in Van Sant, con el que el perpetrador de “Gerry” pretende que alucinemos por lo bien que filma las escenitas de amor contenido entre Cuchicuchi y Jilipichi.  
5. Porque no está interesada en las emociones o en las complicaciones que estas pueden causar, sino sólo en dictar eslóganes cursis sobre la tragedia, la lealtad y el encontrarse a uno mismo (a lo Joan Brady pero aún más cursi, ¡ojo!, ¡cursi hasta decir basta!). 
6. Porque, como decía alguien en la red de redes, al final de la carrera “Restless” viene a ser una versión indie de "Love Story", salvo que con peor música (que ya es decir!!!). 
7. Porque es un espantoso popurrí de clichés adolescentes y estética de revista, con especial consideración para Jilipichi (el hijo de Dennis Hopper) en su papel de moderno adolescente outsider y cansado de vivir. Por no hablar de la sonrisa de Cuchicuchi (la chica de apellido impronunciable que ya protagonizó la "Alicia" de Tim Burton), un gesto que más que ternura provoca auténtico pavor. ¡Grimita que me dais gachones!  
8. Porque en sus mejores momentos, pocos, “Restless” es cansina y en los peores, muchos, es tremendamente ridícula. Como ridículo es el piloto kamikaze gagapenas amigo de Jilipichi, al que dan ganas de hostiar cada vez que abre la boca.  
9. Porque una cosa es pretender ganar cuatro duros haciendo un film más accesible de lo normal, discutible aunque legítimo, y otra es filmar una jilipollez y hacer pasar al público por tonto.   
10. Porque es una de las peores películas de Gus Van Sant, que ya es decir, ¡¡¡que este tío dirigió “Gerry”!!! 
No hase falta desir na más…. ¡Hala!, ahora vais y la alquiláis.
..and don't cry for me.  

jueves, 9 de agosto de 2012

Esto es agua


David Foster Wallace fue un magnífico novelista, relatista y ensayista norteamericano considerado hoy día por muchos, entre los que me incluyo, como uno de los más influyentes escritores de los últimos veinticinco años. Hablo en pasado porque David Foster Wallace está muerto. Se suicidó el 12 de septiembre de 2008.

Pocos años antes David Foster Wallace fue invitado a pronunciar un discurso en una ceremonia de graduación en la Universidad de Kenyon, sobre un tema de su elección. El 21 de mayo de 2005, por primera y última vez, Foster Wallace pronunció su discurso dirigiéndose a los estudiantes de Humanidades del college. Lo tituló "Esto es agua" y es una joyita que resume el saber y el sentir del autor de “La broma infinita” o de “Algo supuestamente divertido (que nunca volveré a hacer)”.
Hacia el final del mismo se incluye el siguiente pasaje:
“Sé que lo más probable es que estas cosas no resulten divertidas ni simpáticas ni grandiosamente inspiradoras que es como han de resultar las ideas centrales de un discurso de ceremonia de graduación. 
Lo que son, bajo mi punto de vista, es la verdad, ya desapegada de un buen montón de chorradas retóricas. Obviamente, vosotros podéis considerarlas lo que queráis. 
Pero, por favor, no las despreciéis como si fueran un sermón moralista de consultorio radiofónico. 
Todo esto no tiene nada que ver con la moralidad ni con la religión ni con las grandes y elaboradas preguntas sobre la vida después de la muerte. La verdad con V mayúscula tiene que ver con la vida antes de la muerte. 
Tiene que ver con llegar a los treinta años, o incluso a los cincuenta, sin querer pegarte un tiro en la cabeza. 
Tiene que ver con el verdadero valor de una verdadera educación, que no pasa por las notas ni por los títulos y sí en gran medida por la simple conciencia: la conciencia de algo que es tan real y tan esencial, y que está tan oculto delante mismo de nuestras narices y por todas partes, que nos vemos obligados a recordarnos a nosotros mismos una y otra vez: "Esto es agua".   
"Esto es agua". 
Foster Wallace no llegó a los cincuenta años, tenía cuarenta y seis cuando decidió quitarse de en medio. No se pegó un tiro en la cabeza, se ahorcó.

Aquí disponéis del texto íntegro de su discurso, por si os interesa leerlo.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Ni mandolinas ni pollas


Todos los medios de comunicación se han hecho eco de esta noticia. Jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) asaltaron ayer dos supermercados de las cadenas Mercadona y Carrefour, en las localidades de Écija y Arcos de la Frontera. Durante la protesta, liderada por el parlamentario de Izquierda Unida y alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo, se llevaron una decena de carros repletos de alimentos básicos para repartirlos entre los comedores sociales de la zona.

Aquí y aquí tenéis la noticia completa. Y abajo he insertado el vídeo:


Y digo yo: ¡Ya era hora joer! Que ya está bien que aquí todo el mundo vea la estafa, se queje de la estafa, pero no haga nada. Y que conste que no simpatizo especialmente con Sánchez Gordillo, quien ha hecho cosas maravillosas para su pueblo (y sería de necios no reconocérselo), pero que padece algunos de los peores vicios que pueden afectar a un representante público: populismo, fanatismo y sobretodo una pose mesiánica que en ocasiones raya el esperpento - Algo parecido sufre, agravándose ahora a la vejez, un compañero suyo de partido: Don Julio Anguita. Tan esforzado él en reforzar su condición de mahdi a través de sermones morales en los que expone grandes verdades teóricas, que en poco casan con sus actuaciones pasadas. Parece que el “califa rojo” anda justito de memoria-. Con todo y siendo consciente de la que está cayendo -especialmente en esa zona de Andalucía, una de las más pobres del país-, la actuación de Sánchez Gordillo y del SAT se me antoja positiva. Jurídicamente indefendible, es cierto, pero necesaria. Que ya está bien de que nuestros queridísimos políticos nos tomen el pelo, día sí y día también. Que ni se inmuten a la hora de anteponer los intereses del gran capital y del empresauriado patrio (con el cabrón de Juan Roig –Mr. Mercadona- a la cabeza) a los del pueblo que les votó y al cual representan.  Y que como dijo John Lydon (aka Johnny Rotten) "recuerda, los problemas del mundo no los resolverás con una arpa y una mandolina".

Por cierto, el Ministerio del Interior acaba de ordenar la detención de los “expropiadores” capitaneados por el alcalde de Marinaleda. Según Jorge Fernández Díaz "todos somos conscientes de que la gente lo está pasando mal, pero el fin no justifica los medios" y “en ningún caso se va a permitir que se viole la ley porque esto sería la ley de la selva”. Y estoy de acuerdo, a ver cuando los detienen y les aplican el código penal. No a ellos, sino a todos los expropiadores de lo público, como los bankieros y demás corruptos que nos han llevado a la ruina. Ah! qué a esos no??? ¿que no se puede? ¿que hay que consultarlo con la Merkel? Okey, captado.

martes, 7 de agosto de 2012

Panteón de ilustres bigotudos (Suloki's Pantheon)

En la entrada de ayer os hablé de Tomás González Sepúlveda, gimnasta chileno cuya bigotuda presencia en las finales por aparatos de gimnasia artística, puso una nota de color, alegría e incluso positividad en medio del habitual tedio olímpico. Aunque solo sea por ello y a modo de homenaje, ahí va mi lista de eminentes bigotudos de la historia de la humanidad (y más allá). Estar incluido en ella es mucho más importante que las medallas, Tomás. Va por ti bigotito:

1. José María Iñigo.
Podemos considerar que el del vasco es el bigote nacional por excelencia (Espero que que no se me enfaden los fans de Ánsar Loupes, que haberlos haylos, aunque os parezca imposible). Hoy día calvo como una pelota de playa, aún conserva su enorme mostacho tapándole el labio superior y bien orgulloso que lo muestra allí donde le reclaman... ¡No sin mi bigote! 

2. Errol Flynn
Borrachín y pendenciero, el australiano siempre sacó tiempo para cuidar su elegante bigotito. Pírrico bigotito, añadiría yo.

3. Frida Kahlo
Maravilloso ejemplo del infravalorado mostachón femenino que tan poco sexy encuentran los/las talibanes anti pelo facial.

4. Groucho Marx
Más que un bigote Groucho llevaba una rata pegada en la cara.

5. Mark Spitz
                          
Ícono gay. Hoy día aún causaría furor en sitios como el Venial. Gran bigote.

6. Burt Reynolds
Ouyeah!!! Nomás. 

7. Albert Einstein
Hay quien dice que gran parte de sus ocurrencias surgieron directamente desde su pelambrera supralabial. No seré yo quien desmonte semejante bulo. Sobretodo porque, como bien sabéis (¡o deberíais!) la ciencia is overrated.

8. Dalí
Ya lo dijeron Mecano: "♪ ♫ bigote rocococo... de dónde acaba el genio a dónde empieza el locooooo ♪ ♫" (poniendo vocecilla de Ana Torroja mola más). En definitiva estamos ante el clásico bigotito de tío loco.

9. Adolf Hitler
Su icónico bigote supone una categoría en si mismo. La encarnación (peluda) del mal.

10. Pancho Villa
Otro bigote con pedigrí. ¿Que sería de este mundo sin el clásico bigote mexicano hijos de la chingada?

11. "Bigote" Arrocet
Realmente se llamaba Edmundo y nació en Argentina o en Chile. El caso es que hizo fortuna por estos pagos, para nuestra desgracia. Porque este "bigote" siempre vendrá asociado a horrorosos recuerdos en forma de chiste. Terribles escenas de ¿humor? que se agolpan en mi mente y trufan mis peores pesadillas.

12. Sadam Hussein
El Mr. Moustache contemporáneo. Prototipo del mostacho arábigo tan extendido en el mundo islámico. EEUU nunca comprendió esa moda. Así acabó.

13. (Se llama) Earl
Reconozco que no acabo de pillarle la gracia a este tío, ni en esta serie, ni el resto de su trayectoria como actor. Eso sí, su bozo en "Me llamo Earl" es imponente. Digno de reseñar.

14. Borat Sagdiyev
Entre arábigo y ratero (a lo Groucho Marx), enorme rata la que se colocó el siempre irreverente Sascha Baron Cohen.

15. Bernardo Schuster
Ni siquiera ese bigotón puede cerrarle la bocaza al rubio de Ludwigshafen.

16. Bigott
Con ese nombre (y ese bigoTTe) es justo y necesario que el mañico aparezca en mi lista. Y eso a pesar de su música.

17. Charles Bronson
Bigote, mala leche y cara de "tristón solo tiene un amiguito". No hace falta más.

18. Charlot
Otro clásico del bigoteo. Imitado hasta la saciedad por gentes de todo tipo y condición. Vease Ánsar Loupes.

19. Begbie (el de "Trainspotting")
Que no os engañe el simpático mostacho del escocés. Su presencia cerca tan solo anuncia una cosa y no es buena: se están rifando hostias y tú has entrado en el sorteo.

20. Fu Manchú
Villano chino, enemigo de la civilización occidental y la raza blanca. Al final sus planes siempre eran desbaratados por Sir Denis Nayland Smith y su socio el Dr. Petrie. Pero su bigote permanecerá por siempre jamás en nuestra memoria. Eso sí, asociado al mal... o al bien, si sois chinorris o simpatizáis con esas máquinas de ganar medallas olímpicas.

21. José Sazatornil
"Saza" es el padre que nunca reconoció a su hijo Joan Gaspart, ex Presidente del Barcelona, nosequé de la Liga, otro tío loco.

22. El Kaiser Guillermo II de Alemanía
Bigotón de nibelungo. Altivo y soberbio para orgullo de sus contemporáneos... y de sus imperialistas descendientes: el gobierno de Angela Merkel.

23. Ghandi
Un bigotito frondoso pero simpático... y pacifista of course.

24."The Observer"
Xé que bo!!! La mejor aparición (bigotuda o no bigotuda) acontecida durante el pasado año 2011.

25. Ron Jeremy
El "Goyito" del porno. Un puto crack. Eso sí, el tamaño de su bigote no le hace justicia a las dimensiones de su herramienta de trabajo.

26. Anonymous
"Somos legión, no perdonamos, no olvidamos. Espéranos. Llevamos bigotito (y perilla de espadachín)"

27. Asterix "el galo"
El primer ídolo con bozo para muchos entre los que me incluyo.

28. Ánsar Loupes (aka Abdominansar)
Anteriormente conocido como José Maria Aznar López (o simplemente Josemari), el mostacho ralo del ex Presidente del Gobierno español fa paura. Aunque que ver con sus abdominales, ¡eso si que acojona!

29. Cantinflas
Mario Moreno, uno de los grandes, uno de los primeros en echarle huevos y dejarse crecer esa cosa para hacernos reír a su costa.

30. Constantino (Constantí) Romero
Mel de romer(O)...

31. Don Ramón
Sí, güey, Don Ramoooooooón... el del Chavo del Ocho. "Fue sin querer queriendo". 

32. Ned Flanders
"Espero que os guste mi bigotito, amiguitos". La caracterización del personaje interpretado por Gary Olman en las últimas pelis de Batman está claramente inspirado en este mágico personaje de los Simpson.

33. Freddie Mercury
Si no aparece este no aparece nadie. Nada más que añadir. O sí: "♪ ♫.all we hear is...  Radio Ga Ga... Radio goo goo... Radio ga ga ♪ ♫"

34. Don Tomás Enrique González Sepúlveda
Aquel que origina este post... A ver, ¡que se os oiga! Chi... chi... chi... le... le... le!!!!!

35. Hulk Hogan
Bigotón rubio platino y calvo secreto con aparente melena (que no os engañe esa pelambrera lacia que sobresale bajo el pañuelo). ¿Hubiera llegado a donde ha llegado Hulk sin ese bigote? Seguramente sí... ¿Que más dará? Yo siempre fui de "El último guerrero". Hulk sucks!!!  

36. Isabel Pantoja
¡Siempre a tu vera pelúa mía!

37. Carlos Valderrama
Aquí tenemos al mostacho del protagonista de la mayor tocada de huevos de la historia del fútbol (es literal). Siempre ensombrecido (también es literal) por el soberbio melenón afro que calzaba. Colombiano eterno e irrepetible. Futbolista mejorable.

38. Alvarito Pérez "el bigotes"
Con ese sobrenombre ¿como no iba a entrar en la lista? Prototípico bigote de chorizo. Símbolo del despiporre, la corrupción y del mangoneo castizo operado en la cosa pública. Eso sí, a mayor gloria de los Paco Camps y Esperanzas Aguirre de este país de sátrapas.

39. Frank Zappa
¿'ande andarán las madres del invento? Tal vez bajo su bigote.

40. El tío de Metallica
Hoy día ha perdido completamente los papeles y ni siquiera lleva ese peaso moustache con el que alcanzó la fama. En la época en la que se tomó la fotografía aún estaba centrado. ¡Cualquiera lo diría!

41. José Luis López Vázquez
"Me dejé el bigote por las suecas... Ain las suecas, que ricaaaas!!!"

42. El tío del Monopoly
Gracias a él algunos nos iniciamos en el callejero de Madrid. Aunque no nos sirviera para nada, la verdad.

43. Sánchez Jara
El mítico Francesc Xavier Sánchez Jara, futbolista sin parangón. Aunque solo fuese por la dignidad con la que calzó ese bigotillo. Es justo y necesario un mayor reconocimiento para este hombre.

44. Niestchze
Otro bigote de tío loco. O más bien mostachón. Realizó críticas continuadas a la cultura, a la religión y a la filosofía occidental mediante la deconstrucción de los conceptos que la integran. Más adelante Ferran Adriá hizo lo mismo con la cocina pero con menos gracia y sin bigote... ¡Así no hay manera Ferran!

45. Magnum
La serie era mala de cojones. Tom Selleck, que así se llama realmente el gachón, aún peor. Pero el bigotti es maravilloso.

46. Rivers Cuomo
Efímera incursión del cantante de Weezer en el mundillo de los mostachos. Nunca debió salir de él. Desde entonces sus discos son peores.

47. Josef Stalin
Dicen que la fuerza del georgiano residía en los pelos de su bigote. De ahí la mala leche que se le ponía a este Sansón del comunismo soviético cuando alguien le rozaba su fuente de energía.

48. Súper Mario
...y no es Ballotelli. Ya quisiera el mónguer ese.

49. Don Vicente del Bosque
Un bigote digno de un campeón del mundo. O de un marqués, que para el caso es lo mismo.

50. John Waters
Modelo de bigotín grimoso. Como el de Errol Flynn pero en plan repulsivo. Que no habrá hecho este tío con esa franjita peluda. Puajjj!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...