viernes, 26 de octubre de 2012

Domingo


Ayer, en Granada, se suicidó una persona que iba a ser desalojada de la que creía era su casa. Se llamaba Domingo y se colgó del techo, para ser exactos. También ayer pero más cerquita de aquí -en Burjassot concretamente-, otro hombre en idéntica situación decidió evitar el drama del desahucio lanzándose por la ventana. Su nombre es Manolo y aún sigue vivo en el Hospital. También sigue desahuciado. Mientras tanto, el Gobierno de allí (y el de aquí y el de más allá) miran para otro lado. Ellos solo atienden a las cosas realmente importantes. Para muestra un botón. Durante la semana que viene, la Generalitat Valenciana recibirá los primeros 750 millones de euros que solicitó del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Sin embargo, según ha anunciado nuestro MoltHo, lo primero es lo primero, o sea, atender al pago de los intereses a la Banca y al final, solo al final y si queda algo (jijijaja), destinar las migajas a cuestiones menos importantes tales como el gasto social. Pero no hagáis mala sangre. Como diría un anglosajón "never mind". Porque el mayor recorte que nos han pegado no ha sido el económico, aunque lo parezca. Lo más grave es que nos han recortado el alma. Y ni siquiera nos hemos dado cuenta.

Fue Unamuno quien dijo aquello de España es un país que duele.
Pero joder como duele.
Joder.

DEP Domingo.
El embargo  
Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos esos,
no le dé a usté ansia
no le dé a usté mieo…
Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s’ha muerto!
¡Embargal, embargal los avíos,
que aquí no hay dinero:
lo he gastao en comías pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
y eso que me quea,
porque no me dio tiempo a vendello,
ya me está sobrando,
ya me está gediendo!
Embargal esi sacho de pico,
y esas jocis clavás en el techo,
y esa segureja
y ese cacho e liendro…
¡Jerramientas, que no quedi una!
¿Ya pa qué las quiero?
Si tuviá que ganalo pa ella,
¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
Pero ya no quio vel esi sacho,
ni esas jocis clavás en el techo,
ni esa segureja
ni ese cacho e liendro…
¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto
si alguno de ésos
es osao de tocali a esa cama
ondi ella s’ha muerto:
la camita ondi yo la he querío
cuando dambos estábamos güenos;
la camita ondi yo la he cuidiau,
la camita ondi estuvo su cuerpo
cuatro mesis vivo
y una nochi muerto!
¡Señol jues: que nenguno sea osao
de tocali a esa cama ni un pelo,
porque aquí lo jinco
delanti usté mesmo!
Lleváisoslo todu,
todu, menus eso,
que esas mantas tienin
suol de su cuerpo…
¡y me güelin, me güelin a ella
ca ves que las güelo!… 
José María Gabriel y Galán

martes, 23 de octubre de 2012

Blake


Este fin de semana era el último en el cual madrileños y visitantes pudieron disfrutar de la magnífica exposición que el CaixaForum dedicaba a William Blake: “William Blake (1757-1827) – Visiones en el arte británico”. Yo la vi hace unas semanitas, en mi última visita a la capital del Reino y si la memoria no me falla, en su momento os prometí que colgaría un post con mis impresiones.
[No, la memoria no me falla, lo que me falla es la inspiración y la pluma]

Pues bien, ahí va això!!!

Desde mi primer acercamiento a su obra allá por el pleistoceno medio y gracias a las fotografías de “El anciano de los días” y “La escalera de Jacob” que ilustraban la entrada que la enciclopedia familiar dedicaba al autor británico, siempre me llamó la atención la obra de este londinense nacido en el seno de una familia de religiosos radicales (pertenecían a la secta cristiana de los disidentes). Una circunstancia esta que, junto a documentadas visiones tempranas y a una imaginación más que evidente en toda su obra, convirtieron a William Blake en un artista referencial, único e irrepetible. Una de las figuras más importantes en la historia de la cultura británica que aún hoy día goza de altísima consideración. Un artista total, imaginativo, profético y visionario, nunca constreñido por los cánones académicos, ni por los dogmas sociales y religiosos imperantes en la época.

Su extensa y diversa obra –Blake era además de pintor y poeta, grabadista, ilustrador y, o quizás sobretodo, místico- tiene un marcado compromiso con los problemas sociales, lo cual es realmente extraño, ya que sus preocupaciones aparecen reflejadas de una forma inusual, bastante compleja si uno no está iniciado en el universo Blake. Un microcosmos propio y original creado con objeto de transportar al espectador/lector a un mundo de ensueño, a un reino mítico donde las fuerzas del bien y del mal conviven en un conflicto eterno.

La exposición del CaixaForum estaba compuesta por ochenta y tantas obras magníficamente seleccionadas de entre la colección del Tate Britain. Incluía algunas de las más representativas e impactantes pinturas de Blake, como esa de ahí arriba, con la que ilustro esta entrada y que se titula “Satán en su gloria original”. Un cuadro que cuando era joven me daba mucho mal rollo por aquello de "Perfecto eras hasta que se halló en ti maldad". Hoy día ya no es así, si bien, el hecho de ponerme frente a él, aún me generó cierta tensión (Que digo cierta... ¡se generó tanta o más que en el día del bautizo de un Gremlin!). Esta obra y el resto de las expuestas, suponen una completísima muestra de las temáticas más significativas del arte visionario de Blake: sus mitologías, fantasías, delirios y su particular visión del mundo respecto a temas religiosos, políticos o sociales.

“William Blake (1757-1827) – Visiones en el arte británico”, una gran exposición que ya no podréis ver. Al menos en los madriles, no sé si se traslada a alguna otra parte (¿Vuelve a Londres? ¿Va camino de Barcelona? ¿o tal vez ya venía de allí?). Quizás por uno de esos milagros que a veces ocurren, tendremos la suerte de verla en esta terreta de falleras y corruptos. Permitidme que lo dude.
Además la exposición era totalmente gratuita, un punto extra dado los tiempos que corren. Y estaba perfectamente guiada por una chica que de Blake, su obra y circunstancias, sabía un huevo. Otro piripunto y punto para el equipo del CaixaForum
Pos això.

Eso y que lo prometido es deuda.
Y que Suloki, como los Lannister, siempre paga sus deudas.  

jueves, 18 de octubre de 2012

No se lo digas a nadie (por favor)


Eso, eso… ¡no se lo digas a nadie! ¡Nunca! No tengas los santos cojones de contar que has caído en las garras de este libro. Sería como reconocer que has malgastado parte de tu tiempo en nada… en leer semejante truño… y eso es duro... muy duro. Niégalo. Niégalo todas las veces que haga falta. ¿Qué si me he leído qué? ¿Yo? ¡¡¡¡Pero que coño!!!! ¿“No se lo digas a nadie? Ezo que ej lo que ej??? ¿Harlan Coben? ¿Quien es? ¿El hermano tonto de Leonard? Ah no, que es con B… ¡con B de basura!

Uppps… al final lo dije, vaya por Dios. Pero fue hace mucho tiempo, así que no me lo tengan en cuenta. Yo era joven y esas cosas. Un inmaduro y un inconsciente. Pero me lo leí, es verdad, así que penitenziagite. En mi descargo diré que el pecado ya lleva incorporada la penitencia. Porque la lectura de esta novelucha es (y será), sin ningún género de dudas, una de las peores experiencias de mi vida. Al nivel de aquella vez en que me extirparon las vegetaciones, o cuando un mal amigo me mostró unas fotos de Aramís Fuster en topless. Así queeeee.... Harlan Coben no more. 

...Nunca Mais.

...y esto dedicado a ti, campeón…

martes, 16 de octubre de 2012

Como mazas


Paco Marhuenda, director del diario La Razón, en Jotdown: “Un problema de este país es que muchos periodistas han querido ejercer de políticos”

Y su amigo Esteban González Pons, Vicesecretario de Comunicación del PP, en twitter: “Que emocionante, qué espectáculo, que arriesgado, qué caro, qué inútil, #FelixBaumgarner para reflexionar…”

...qué huevazos compadre!!!


Ya para acabar, os dejo con algo divertido. Mario Conde contando un chiste ¡de ladrones de bancos!
----------------------------------------------------------

Este país se va a la mierda...
...irremediablemente.

lunes, 15 de octubre de 2012

Covers


“Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, EEUU experimenta una gran expansión. Estamos en los 50. El nivel de vida de las familias crece sin parar, alcanzando cotas de bienestar inimaginables unos años antes. Sí, estamos en plena Guerra Fría. América exhibe con orgullo su supremacía al tiempo que teme y se opone a los comunistas.
Sin embargo, la dicha material también oculta distintos malestares. Uno de ellos es el de la juventud: muchachos cada vez más inquietos -a los que se les ve con preocupación- parecen despreciar esa prosperidad. Desde mediados de los años 50 comienzan a vestirse de otra manera, con ostentación y uniformidad, con indumentarias que los distinguen: blue-jeans, cazadoras de cuero o pantalones de pitillo. Lo hacen disfrutando de canciones que expresan sus incomodidades y sus anhelos: el sexo, el trabajo, la velocidad. La música y la apariencia revelan su identidad de pioneros, el origen de la contestación, de aquella rebeldía juvenil que lo cambió todo. Queremos observar sus valores, propios o repetidos, sus modelos de conducta y comportamiento, lo que fue portada de los discos, lo que tuvo cobertura. Por eso, esta Exposición se titula así: Covers. Es una referencia a lo que las cubiertas –de los discos, de las revistas, por ejemplo- dejaban ver y ocultaban, a lo que mostraban y tapaban: vinilos de Luis Puig (nuestro coleccionista particular); primeras planas de Life y Time que la Universitat de Valencia atesora; electrodomésticos de Alfaro Hoffmann. Todo el aire de una época ya desaparecida.”
De eso va “Covers (1951 – 1964). Cultura, juventud y rebeldía”. Una decepcionante exposición que ocupa una sala  (sí, he dicho UNA) del Centre Cultural La Nau (la vieja Universitat de València, en pleno centro histórico). Ilustrado por un bonito cartel con la efigie de Bob Dylan –una foto extraída de la portada del mítico “The times they are a-changin’ ”-, el folleto promete mucho más de lo que la muestra ofrece. Que no es más que la colección de clásicos básicos del rock de algún melómano, junto a una retahíla de revistas norteamericanas de los años 50 en las que podemos apreciar lo guapa que era Grace Kelly o a Kennedy sonriente. En fin, lo dicho, totalmente intrascendente. Tan sólo recomendaría la visita si la lluvia os sorprendiera por los alrededores y no quisierais mojaros.  

jueves, 11 de octubre de 2012

Wert-idos tóxicos en las costas del Mediterráneo


Nenes catalanes, ayer tarde, en Plaça Sant Jaume.

Ya se aprecian las consecuencias de la nuevas políticas educativas del Ministerio de Propaganda Educación. Sobre estas líneas los primeros niños abiertamente “españoleados” (que no españolizados) en Cataluña siguiendo las consignas del Ministro Wert-zotas, a la sazón, principal encargado de la política de campaña de CIU y ERC (¡¡¡y si me apuráis hasta de Bildu!!!). Y es que, ¿qué ha hecho este eminente tontopollas sino darle un lema de campaña a los independentistas?

Y vale que en todos lados cuecen habas. Que muchos olvidan con demasiada facilidad cosas como las bonitas palabras que el Secretario General de CIU, Josep Antoni Duran i Lleida, dedicó a andaluces y extremeños por "su afición" a fundirse el dinero de los catalanes en los bares. Pero es que unas no justifican a las otras. Vamos, que un mamarracho no anula a otro, sino que tenemos a dos mamarrachos. Españolizando no se sale de la crisis. Tampoco catalanizando. Eso sí, como cortina de humo está de puta madre. Mientras nos mantienen entretenidos en debates identitarios y en el "yo la tengo más grande que tú y encima la uso más" (síntesis de cualquier nacionalismo), el Partido Popular hace y deshace a sus anchas y CIU tapa sus miserias culpando al enemigo exterior.

Pues a mí que no me busquen. Ni los unos, ni los otros.

--------------------------------------------------
PD. Jose A. Pérez en Twitter, genial como casi siempre: "Todo niño nace inocente, pero luego aprende catalán, el hijo de la gran puta" @mimesacojea.

PD.II Ya tenemos propaganda para el Sónar 2013

jueves, 4 de octubre de 2012

Jeff Hershey & the Heartbeats en VLC


El amigo Jeff Hershey es de Ventura, California, y es blanquito, pero sobre el escenario se mueve como un soulman negro de los de toda la vida. Su propuesta musical, amén de extrañas influencias que más adelante mencionaré, está en la onda soul-rock que practican gentes como Eli “Paperboy” Reed o Black Joe Lewis & the Honeybears. Si bien, todo hay que decirlo, con una voz menos agraciada que las de Eli o Joe, aunque con más bailongueo incorporado que ambos juntos. De Jeff se puede decir que es uno de esos músicos curtido en mil y una batallas ¡y eso que no aparenta demasiada edad! Pero sus gestos sobre el escenario le traicionan y sí, me la juego, este tío tiene más tiros pegaos que el puto Lucky Luke. Eso y que le va la marcha y el folleteo como a todo soulman que se precie. Acaso ¿qué es el soul sino música pre-polvo?

Ya con la intro el tipo dejó bien claro de que iba la cosa, comenzando a fluir las feromonas entre el respetable, aún cuando la presencia de tanto tío junto aconsejara no arrimar demasiado la cebolleta. ¡Y que más dará! Todo bicho viviente tenía ganas de mandanga, así que…
-En este punto he de hacer una mención muy especial a una dispar pareja de torpes aunque sincopados bailarines, situados justo delante de mí, que no pararon hasta que sonó el último acorde de la noche. Bueno, lo de que pararon lo pongo en duda, mucho me temo que la cosa no acabara ahí. Pero lo que hicieran después estos dos entrañables personajes de la noche valenciana no es tema de este blog.-

El setlist fue magnífico. Jeff Hershey y sus “latidos” desgranaron lo mejor de su álbum de debut, “Soul music vol. 1”, publicado durante el pasado 2011. Se echaron en falta, si acaso, dos cortes como “Stay here at home” y “Nobody does it (like you do)”, si bien su ausencia quedó ampliamente compensada con la presencia de hits como “Don’t come around”, “Way back home” o “Knock you down”. Eso por no hablar de las versiones, todas ellas magníficas, desde Peppermint Harris hasta Sam & Dave, Sam Cooke, Isley Brothers y, como no, Marvin Gaye y su “Sexual healing”… ouyeah!!! 
 
Hablando de terapias sexuales, digo yo, ¡tiene cojones que esta efervescencia sexual la cree un tipo que viene del mundo del punk rock! (para los que no lo sepáis la anterior banda de Jeff Hershey es No Motiv). Aunque benditos antecedentes ya que, gracias a ese particular origen (extraño en alguien que se dedica al soul), la propuesta del californiano incorpora influencias rockeras y jevitronas a tutiplé. Sirvan como ejemplo la más que curiosa revisión que del “Some kinda’ hate” de los Misfits (sí, sí, va en serio) que se cascaron, o la del mítico “I love living in the city” de los californianos Fear (canción que aquí en Valencia cambió su pegadizo estribillo por “I love living in Españaaaa...” pronunciado rollo fritooos de maissss). Versionearon además el “Misirlou” de Dick Dale (con o sin sus Del-Tones) y el archiconocido tema de apertura de "La Familia Munster" (“Munsters Theme Song” by Jack Marshall).

Estuvo de puta madre. Lástima que aquello no se llenara. Alguien mencionaba al final del show que era debido a que la gira de Jeff Hershey y sus adláteres pasaba por España justo a final de mes, con la que está cayendo y con lo vacíos que andan los bolsillos de los españolitos (Rajoy y su puta madre mediante). Es cierto. Pero no lo es menos que, desde luego en lo que respecta a Valencia, esa no es la única causa del escaso aforo. Sin ir más lejos, en la no tan lejana época de vacas gordas, cuando los albañiles desayunaban mariscadas y se lavaban las pelotas con aceite de rosa de mosqueta, a los conciertos celebrados entre semana en esta bonita y esquilmada ciudad, no venía ni el Tato. Y a los de fin de semana tan solo acudían el mencionado Tato, monsieur el Apuntador, Picio, Abundio, el de la gorrita, el capsenaguer del Levante-EMV, los barbas bailongos, Joey Jeremiah & crew, Mr. Amsterdam, Ivanrojo y un servidor… (bueno, a veces también, Sorosky y señora, el Loco Ferrer, mi primo Oiva y Gilbertástico). Resulta curioso que en esta terreta de padecimientos continuos, a la peña no le importe gastarse cincuenta pavos en cubatas y tragarse la enésima sesión de ruiditos al cargo del mónguer pinchadiscos de turno, y sin embargo le suponga un sacrificio inasumible el gastarse diez en la entrada de un concierto decente. Aunque bueno, cada uno que haga con su dinero lo que le salga de los huevos/ovarios. Eso sí, después no nos quejemos.

En fin, poco más que añadir a lo que he dicho anteriormente. Que estuvo de puta madre y punto!
Ah!… y ya lo sé... Que esta crónica llega tarde... ¡tardísimo! Hace más de una semana del evento y se supone que he tenido tiempo de sobra para colgarla. Pero un inesperado y exagerado volumen de trabajo (creedme), junto a una inoportuna gripe que me mantiene aún más muerto que vivo, han imposibilitado el que esta entrada apareciese publicada en TCBUP en tiempo y forma. Eso y que el blogger este últimamente no va ni pa’tras… Es lo que hay...

...de regalo adjunto el setlist de la noche:
01. Intro
02. Knock you down
03. Way back home
04. Don't come around
05. I got loaded (Peppermint Harris)
06. Some kinda hate (The Misfits)
07. I love living in the city (Fear)
08. Hold on I'm coming (Sam & Dave)
09. Another day without you
10. Push on through
11. Good times
12. Misirlou (Dick Dale)
13. Munsters Theme Song (Jack Marshall)
14. Sleepwalk  (Ultravox)
15. Honesty Road
16. Sexual healing (Marvin Gaye)
17. Twistin' the night away (Sam Cooke)
18. Wearin' me out
19. Shout (Isley Bothers)
¡Ostras! Que no se me olvide mencionar que entre los presentes se hallaba una nutrida representación de los Benimaclet City Fakers (BCF), destacando sobremanera la presencia de "el Carabasser", administrador, propietario, cocinero y nosecuantascosasmás de este maravilloso espacio gastronómico situado en el corazón del barrio de Benimaclet… Un lugar que viene a ser como mi segunda casa.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...