martes, 27 de noviembre de 2012

Encima de perro, apaleao


Dice la ilustre diputada María del Pilar Sol, que hay familias en situaciones de necesidad que no se merecen lo que se les da. Al menos eso es lo que se desprende de sus afirmaciones en la Comisión de Política Social de les Corts. Ni corta ni perezosa, esta política de altura desveló como con el dinero de las ayudas públicas muchos ciudadanos se compran televisores de plasma. ¡Cuando no lo utilizan “para otras cosas no tan apropiadas que no es el momento ni el lugar de comentar”!. La fuente, unos informes redactados por el sempiterno pajarito que desde la época de Josué nos mantiene al día sobre todo lo que se cuece.

Y es que estos subsidiados ni tienen vergüenza ni la conocen. Es cobrar los 400 euros y largarse a Girona a comer en el Celler de Can Roca. Eso sí, dejando algo de remanente para, a la vuelta, pasearse por la milla de oro valenciana y gastarse los cuartos en bolsos de Louis Vuitton o albornoces de Hermes. Claro, que les saldrían gratis si se llamaran Rita Barberá.

Y vale, acepto la mayor. Puede que exista algún caso en el cual, algún destrellatat, haya obrado de semejante manera. Pero que la representante del partido que gobierna -principal responsable de recortar en todas las necesidades básicas de los ciudadanos mientras regala dinero a espuertas a los capitalistas de salón-, haga uso de lo anecdótico para justificar los recortes, además de una desvergüenza debería ser motivo de expulsión inmediata de la esfera pública. Eso y que se pasara un añito subsistiendo con la renta garantizada, ¿a ver que te parece gachona?

Y es que estos del PP son de traca. ¿Qué será lo próximo? ¿Justificar los recortes en sanidad argumentando que hay gente que fuma? ¿Defender los recortes en educación apelando a que hay niños que no atienden en clase?

Y mientras tanto, en una galaxia paralela, compañeros de partido de doña María Pilar comprándose pisos con el dinero destinado a la cooperación internacional. Pero eso es otra historia. Igual o más triste que esta.

lunes, 26 de noviembre de 2012

25N - Un análisis sintético, tirando a patético, de las elecciones catalanas



  1. Ganan Oriol Junqueras y el tío de Ciutadans. Pierden CiU y en menor medida el PSC. Respecto a los demás, no lo tengo muy claro. 
  2. CiU era Mas y Mas ahora es menos (obvio).
  3. Aunque Mas sigue pensando que es Moisés (aún más obvio).
  4. Junqueras es más, pero no es más de lo que fue Carod en 2006.
  5. Eso sí, es más feo que Carod.
  6. Vamos que es, posiblemente, el político más tordo que nunca se haya visto. Tan solo se vería superado por Ribery, si este decidiera pasarse al mundo de la política y aún así tengo mis dudas.
  7. Puestos a elegir Mesías, Charlton Heston molaba más.
  8. Encima a este no le quitarían Cataluña salvo que se la hubieran arrancado de sus cold dead hands (ouyeah!), no como al mierda de Mas a quien se la guindó el Tripartit.
  9. Un Tripartit al frente del cual estaba el PSC. Desde entonces no levanta cabeza. Más o menos como el PSOE, el PSPV, el PSE, el PSdG y cualquier cosa que empiece por PS (¡ojo con el Primavera Sound de este año!).
  10. Es evidente que estos tíos le están tomando gusto a eso de perder electores y elecciones.
  11. Dicen los que saben de esto que gran parte de sus votos se han trasvasado a Iniciativa. Y eso pese a la cara de beato de mantilla y misa diaria que tiene el Joan Herrera. Telita.
  12. Iniciativa, que ahora es ICV-EUiA, oseasé Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Entesa pel Progrés Municipal (EPM) y Els Verds – Esquerra Ecologista… ¿Alguién más? Eso y dos huevos duros
  13. Y el PSC sin enterarse. ¿"Por qué me pasa a mí esto"?, claman... " ‘ande andará mi carro (de votos)", lloran los pobres al ritmo de Manolo Escobar.
  14. Pues que esPere Navarro… pero que esPere sentado, que la cosa va pa' largo.
  15. Hablando de botox (¡que chispa Suloki!), los del PPC (¿va una C o me lo he inventado yo?) están de celebración. Su carro continúa intacto y eso que estaba aparcado en uno de sus territorios hostiles. Incluso pueden fardar de que son más que antes y eso que los que tiran del carro son Jar-Jar Binks Sánchez-Camacho y Ale Alejandro.  La cosa tiene su mérito. Al César lo que es del César. 
  16.  Volviendo a don Artur el de los órdagos. Cuentan que el boxeador Joe Louis, al final de su vida, comentó “hice lo mejor que pude con lo que tenía”. ¿Qué dirá Artur Mas? ¿“Tengo el 3% más de lo que tenía”? Juer que chiste más malo.
  17. Me cae bien el Junqueras ese. Y eso que a veces no entiendo de que va, ni lo que dice, si lo dice en serio, si está de coña, va fumao o lo que sea, pero me parece un tío guay. Da buen rollo y lo digo sin ningún atisbo de ironía. De hecho, si no fuera porque en sus mítines hay más banderas que personas, hasta me plantearía votarle. Bueno, por eso y porque aquí en Valencia no se postula y los tontolabas que ERC presenta no molan tanto como Oriol. 
  18. Puestos a frivolizar y visto lo visto, ¿quién pensáis que sería el faker de la política catalana? ¿Oriol Junqueras? ¿Pere Navarro? ¿el chaval de las CUP? ¿la Sánchez-Camacho?…. ¡Hostia puta! Creo que ahí sí que gana Mas. ¡Y con la gorra! 
  19. Es curioso que al final el 24N haya dado la razón al 15M en aquella idea de que todos los políticos son iguales. Sí sí, pero igual de feos. 
  20. Abundando en lo anterior, ¿las de derechas están más buenas Cristian? ¡Los cojones!
  21. A ver. Digámoslo todo. A pesar de los pesares, ha sido CiU quien se ha alzado con el triunfo en estas elecciones. Es más, ha logrado más del doble de escaños que la segunda fuerza política más votada. Y vale que se han perdido doce escaños, pero oye, más -con acento- se perdió en Cuba ¿no?
  22. Respecto a lo dicho en el punto anterior, si eso no es un “vivan las caenas” versión catalana que baje Dios y lo vea. Y de paso, ya que baja, que se lleve a Mas, a Rajoy, a Fabra, a Rita y a Rouco Varela. Por pedir que no quede. 
  23. Cambiando de tercio: ¿Por qué todos los representantes del PSC tienen esa cara de tristes? ¿Nacen así o les sobreviene a base de disgustos? ¿Donde celebran las reuniones, en un velatorio?
  24. Hablando de tristes, ¡que bueno es el disco de Andre Williams & The Sadies! No puedo parar de escucharlo. Incluso ahora, mientras escribo estas paridas. Putos cracks!!!
  1. PXC se ha quedado fuera del Parlament, a pesar de que algunas encuestas les auguraban hasta tres sillones (wtf!?) en el hemiciclo. Y es que el Anglada este es un fenómeno. De tan excluyente que es, ha conseguido excluir hasta a sus potenciales votantes. Anglada rules & all the rest suck!!!
  2. En este sentido, ¿que coño ha pasado con las encuestas? ¿Pero que estafa es esta? ¿Qué rigor se ha empleado en su elaboración? Vale que tengan un margen de error y que se puedan equivocar, ¡pero es que no han dado una, macho!
  3. Por cierto, queda confirmado que cada vez que la Chacón abre la boca, en otra parte del mundo muere un gatito. 
  4. Y cuando es Albert Rivera quien habla, desaparece una especie entera del reino animal. 
  5. Y otra cosa. También tiene huevos que sea el PP el único que puso al frente de su lista a una mujer. Vale, ya sé que la paridad debiera ser el poner a trabajar el mismo número de testículos que de tetas en tareas que deben llevarse a cabo con la cabeza (Cristian Campos dixit -again-). Pero coño, que en esta Cataluña moderna y chachiguay las únicas domingas elegibles pertenezcan al Partido Primitivo tiene bemoles.
  6. Ah! Y estoy harto de leer a los listos del Público afirmar que Ciutadans son ultraderecha. Después escucho a nosequien del PSC diciendo que vienen a ser una suerte de “marca blanca del PP en Catalunya”, que viene a ser lo mismo pero no exactamente. Pero es que anoche, en TV3, la Sánchez-Camacho afirmó que C’s son un partido de izquierdas. Si alguien lo entiende que me lo explique. Y de paso que se lo explique a ellos también.  
  7. Hombre, es verdad que después de escuchar al tal Rivera, lo que parece claro es que España le pone. También está claro que el hombre lleva un palo metido por el culo que lo mantiene más tieso que un poste de la luz. Eso y que está muy contento porque ha triplicado sus resultados electorales respecto a elecciones anteriores. Lógico. Y porque el mismísimo Joaquín Sabina le ha cedido la letra de una de sus canciones para utilizarla en sus spots. Wow!!!
  8. Y eso que Sabina, al menos desde que se dejó las drogas, es una mierdaca pinchada en un palo. Alguien tenía que decirlo.
  9. Y no solo don Joaquín, todo lo referente al culto sabiniano apesta. ¡Cómete esa UrkulluKapullu.
  10. Bueno, ¿y que me decís del “in – inde – independència”? Muy posiblemente el himno oficioso más chungo y ridículo que los ciudadanos de algún país, región, constelación o galaxia hayan coreado jamás. Vale, es cierto, se pega de hostias con el “yo soy, ejpañol, ejpañol, ejpañol”. Dicho lo cual ambos dos (toma redundancia guapa) elevan al chunda-chunda a la categoría de sinfonía de Beethoven. 
  11. “La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo” Y tú has brillado con mucha intensidad, Artur. Mas-sa pa’ la caraMas-sa
  12. Y no te olvides de que al igual que a Boris Yeltsin, alguien continuará queriéndote. Y eso que a ti nadie te ha pillado con una cogorza de vodka y bailando en calzoncillos sobre la mesa del despacho presidencial. Al menos de momento. Al menos que se sepa. 
  1. Creo que fue Joyce quien dijo aquello de que los nacionalistas viven en un presente continuo, donde tal batalla del siglo XVIII es vivida como un agravio de ayer mismo. Si a eso le unes las ingeniosas portadas de La Razón, los editoriales de Piyei y las declaraciones de Mourinho, nos da como resultado una considerable paja mental. 
  2. Y sí, ya me lo sé, que el PP y el PSOE también son nacionalistas, o sea españolistas, o sea, yo que sé… que sí que sí… pero entonces, ¿qué les quedaba a los no nacionalistas? Pues votar por el PxC que se pasan el nacionalismo por el forro de los cojones. Ellos son más del “leña al moro que es de goma”  y del “viva Hitler 'manque pierda”. Hala Josep, toma apoyos. ¡Y de gratis!
  3. Y las CUP… ayyy las CUP… Si alguien las entiende que me lo explique. Tanta crítica antisistema, tanto luchar contra las élites opresoras, tanto anti-capitalismo y libertarismo y feminismo y nosecuantosmillonesdeismos para al final acabar reivindicando un pedazo de tela de colorines impuesto por no se cual noble con ínfulas artísticas. Un trapito que, siendo coherentes con la ideología que dicen defender, debería de servirles para limpiarse el culo.
  4. Eso por no hablar del mapita que exhiben en todos las comparecencias. Allò dels Païssos Catalans, que como idea esta muy bien, pero David, alma cándida, ¿no deberíamos poder decir algo al respecto tanto los catalanes de ultramar como los que vivimos más abajo de Alcanar? Aunque bueno, bien mirao, para votar a Paco Camps o a Jaume Matas casi mejor que nos quitéis el derecho al sufragio activo y decidáis por nosotros. 
  5. Eso sí, hay que reconocerle al tal David Fernández, el llevar la camisa más guapa de todas las que se enfundaron los candidatos a la presidencia de la Generalitat. De Xàtiva, XeXeXe… Costera paua’ (Casi tan guay com la Ribera, pero no).
  6. Stop maes!!! Una pausa y una reverencia. Suena el último de Wovenhand, “The Laughing Stark”, con el que se confirma que David Eugene Edwards es Dios. Y los demás, a su lado, una pergañá de mierda. 
  1. Aunque el auténtico vencedor de estas elecciones ha sido el derecho a decidir. Lo que parece saludable. El que la gente vote a favor de que se les consulte antes de que los políticos tomen una decisión trascendental que les afecta, no debería ser noticia. Y no lo sería de no ser este un país tan raro, tan cateto y tan cainita (y no sé si ese es el orden, pero se me entiende ¿no?). 
  2. Aunque, bien pensado, ¿derecho a decidir? ¡Los cojones! Con la cantidad de mónguers que hay allende y aquende el río Ebro que decidan los sabios… ¡República de Platón ya! 
  3. Como diría el otro menos Prozac y más Platón. ¿O era al revés? ¡Que coño! Menos Platón y más birra!!!
  4. Para acabar con lo del derecho a decidir. Maldita sea la hora en la que mis padres decidieron por mí y me hicieron caer en este agujero repleto de destrellatats
  5. Y voy acabando que esto ya comienza a desbarrar. Que sepáis que TV3 también manipula. Menos que Intereconomía, cierto, pero algunos parecen esforzarse por acortar las distancias. Y encima la TV3, a diferencia que Interlobotomía, es pública. Y la ve más gente. Bueno, más o menos la misma, ya que muchos de los que ven el canal autonómico también ven Intereconomía (se supone, o al menos eso es lo que dicen, para poder criticarla). No se dan cuenta (o sí, pero se la pela) que gracias a ellos, los del toro ciclado continúan soltando barbaridades en antena. Es más, si no fuese por ellos no los vería ni el Tato. Se tiene constancia de que tan solo tres pensionistas y un obrero en paro la ven porque realmente les gusta. También hay una pava que sigue el programa del tío del parche porque “le pone a cien”.    
  6. Todo esto viene por la “heterogénea” composición de la mesa de tertulianos del programa especial que la TV3 emitió anoche. Había un tío representando al panfleto de CiU, otro a un periódico cuyos principales accionistas son los propios periodistas de la tele pública, un tercero representado al periódico independentista por antonomasia, después estaba el señor Lluís Bassets (director adjunto de El País en Cataluña), gran periodista del que todos sabemos de que pie cojea, y por último alguien en nombre de El Periódico al que apenas si se escuchó. Hagan cuentas y vean si echan en falta a alguien. 'xò’s’pluralisme xé. Ni el Canal Bou!!!  
  7. Pos eso. Y que si alguien se ha sentido aludido es justamente porque he querido aludirle. 
  8. ¡Hala! Corto y cierro. Me despido de todos vosotros con el “Number 10” de los Giuda. Le dan a uno ganas de irse a bailonguear con estos chicos y olvidarse de toda esta caterva de tronaos. ¡Que coño! Voy a ver si engancho a alguien por el barrio. ¡Que os folle un pez polla!

jueves, 22 de noviembre de 2012

Jim Jones en el cap i casal


Buen bolo el que ofrecieron anoche las huestes del otro Dr. Jones en la sala Wah Wah. Rock’n’roll con actitud (luego matizaré este extremo) y contundencia que hizo las delicias de un público entregado desde el minuto uno. Y contra todo pronóstico, en un recinto lleno hasta la bandera. Digo esto porque la broma superaba los 20 eurazos gracias a Tickemaster y a su puta madre (todavía me estoy partiendo la caja con lo de que las salas iban a asumir parcialmente la subida del IVA) y porque estábamos a mitad de semana, siendo esta una jornada de Champions League y lo que eso supone en un país que profesa auténtica devoción a los dioses del balón. Por otra parte, según me han contado gentes que estuvieron allí, los conciertos que Jim Jones Revue ofreció en Castellón y Alicante en mayo del año pasado, dejaron tan buen sabor de boca a los asistentes que nadie quería perderse la nueva gira de los británicos por estas tierras. No en vano estos chicos fueron nominados por la prestigiosa revista Mojo como una de las mejores bandas en directo. Así que, por todo eso y mucho más, aquello estaba más petado que el neceser de McGyver. ¡Y por peña con ganas de guerra! “No problem”, debieron pensar estos rockers. No queríais caldo, ¡pues tomad dos tazas!

Los tíos se presentaban con nuevo disco bajo del brazo, “The Savage Heart”, publicado hace apenas un mes. Por eso el tracklist de la noche estaba compuesto principalmente por nuevo material. Y hombre, vale que aún no le tengo muy oído y tal vez por ello este “corazón salvaje” me parezca inferior a todo lo anterior, sin embargo, tras asistir anoche a su puesta en escena, puedo afirmar que lo nuevo, al menos en directo, suena la mar de bien. También tocaron, como no podía ser de otra forma, éxitos del pasado como “Princess and the frog”, “High horse”, “Burning your house down”, “512”, el apoteósico “Dishonest John” o el ya mítico “Elemental”, habitual compañero de pinchadas (sure?).


Hasta aquí las loas, ahora vienen las críticas. He dicho al comienzo que fue un buen concierto y justo en el párrafo anterior que el directo sonó muy bien. Vamos, que no me importa reconocer que disfruté del rockanrolleo furibundo exhibido por estos cinco tíos con mucho oficio sobre las tablas. Pero también os he de reconocer que no salí lleno del todo. Justo al finalizar la actuación me comentaba mi compañero de correrías, que le había parecido que la cosa había ido de más a menos. Exactament...el concierto empezó mucho mejor de lo que acabó. Pero aún así, eso no fue lo peor. Lo peor de todo, según yo lo veo, es que en todo momento tuve la sensación de que estos tíos no se lo pasan bien sobre el escenario (a excepción de ese teclista maravilloso llamado Henry Herbert). Y eso, en una banda de rock’n’roll es grave. A partir de ahí toda la actitud expresada sobre el escenario es impostura, farsa, irrealidad (de ahí el matiz que introducía al inicio de esta crónica). O sea, que la puesta en escena está como muy medida, cuadriculada, con poses chulescas más que ensayadas y eso es algo que uno no se espera de una banda de rock. La espontaneidad forma parte del espíritu del género, o al menos así es como a mí me lo enseñaron.

A ver, tampoco quiero acabar el post dando a entender que todo fue una estafa, ni que el concierto fuera una decepción absoluta. Un despago parcial sí, pero no total. Entre otras cosas porque es la primera vez que les veo y lo pasé bien. Posiblemente si fuese un tío más joven y menos resabiado, me habría parecido la polla. Pero no lo soy y ya tengo más tiros pegados que Clint Eastwood.

Y nada más. No hay más cera. Eso es lo que hay. Como sentenciaba el gran Tyrell de “Blade Runner”, “la luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo”, o dicho de otra forma que lo bueno, si breve, pues dos veces bueno. ¿Y si es malo? Para eso Gracián no tenía máxima, así que os jodéis. Haber entrado en el Jot Down.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

De la épica al esperpento

Sobre estas líneas vemos al Consejero de Turismo de las Baleares con los cojones de un ciervo por montera. Otro ejemplo más del triunfo de la ceporrocracía en este país. No hace falta añadir más. O bueno sí. Que siguiendo aquella teoría marxista (que a su vez revisa una máxima hegeliana) por mor de la cual "todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. (...) una vez como tragedia y la otra como farsa", y teniendo en cuenta que la tragedia habría de ser proporcional al nivel de la farsa y viceversa, la que se le avecina al Consejero es para echar a correr y no parar. Vamos, que lo de Orestes al lado de esto parecerá una comedieta simpática a lo Jerry Lewis.

martes, 20 de noviembre de 2012

Kaiser, de Ángel Lucas


Aquí llega “Kaiser, la webserie” de la que es creador mi gran amigo (y mejor persona) Ángel “el Don” Lucas, de quien ya os he hablado y del que he recomendado otras cositas en este mismo espacio. Los diferentes episodios de la webserie, que irán apareciendo periódicamente, los podréis encontrar aquí.

¿Pero de que va "Kaiser"? Pues es la historia de un actor que triunfó en los Estados Unidos gracias a su papel protagonista en una serie de terror. Desbordado por la fama y el dinero, el tipo se metió en líos de drogas de los que consiguió salir tras un viaje iniciático al Tibet. Tras reencontrarse consigo mismo el tipo decide volver a España con una nueva vida, un montón de proverbios y un montón de deudas. A partir de aquí comienzan las aventuras y desventuras de Kaiser en su vuelta a casa, en las que, por imperativos de la vida, se verá acompañado de un pusilánime cobrador del frac y de un equipo de televisión que graba su día a día.

El primer episodio ya está disponible. Os lo incrusto. Echadle un ojo.


Y si os divierte como espero, lo compartís con vuestros colegas, y que estos lo compartan con los suyos, estos últimos con los... y así ad aeternum, ya me entendéis.

¡¡¡Kaiser rules!!!

lunes, 19 de noviembre de 2012

Larga vida a "Los Payasos de la tele"

Emilio Aragón Bermúdez alias Miliki - (1929 - 2012)

Ha muerto Miliki, uno de "Los payasos de la tele", auténtico fenómeno sociológico en la España de mi infancia. Protagonista de una tele en la que tan solo convivían dos canales, "la Primera" y "la Segunda" (hoy día "La2"), pero aún así una televisión mejor que la que nos toca padecer ahora. Descanse en paz. Y muchas gracias por las maravillosas tardes que me hiciste pasar de niño.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Zapatitos rojo sangre


El viernes noche, con la alegría que le da a uno ir de conciertillo y más aún cuando lo hace por la patilla, acudí hasta La3 para ver al dúo británico Blood Red Shoes. Venían dentro del ciclo Grab Some Bands, esa cosa que han montado entre la cervecera Budweiser y la sala Razzmatazz de Barcelona para acercarnos a la música de jóvenes formaciones que la están comenzando a petar (más o menos así es como lo venden ellos). Sea como fuere, no hace tanto y también en esa misma sala, gracias a esta propuesta musical pude deleitarme con un breve pero maravilloso concierto de los Dry the River (os lo conté aquí). Magnífico precedente por lo tanto.

Pues bien, esta vez venía un grupo como Blood Red Shoes a quienes conozco bastante bien, que me gustaron mucho ya hace un tiempecillo (varias de sus composiciones primerizas sonaban habitualmente en mi lista de correr), pero a quienes perdí interés a raíz de la publicación de su último larga duración “In time to voices”, para mí, con bastante diferencia, el peor de sus tres álbumes de estudio.


Con todo y con eso me apetecía bastante verles en directo. A ningún melómano de nivel medio se le escapa que los dúos siempre resultan especiales. Bandas como The White Stripes, Black Pistol Fire, The Black Keys, The Kills, The Pack AD, Two Gallants, Japandroids (¡o Lole y Manuel!) tienen algo diferente que consigue que nos sintamos atraídos por ellos y por ende por su música. Algo que tal vez tenga un carácter extra-musical, como el morbo que suscita la relación entre la pareja  (normalmente guitarra y batería, muchas veces pilila y chumino), o quizás no y lo que nos llame la atención es que tan pocas almas generen tanto ruido (exceptuamos de esto último a la aventura musical emprendida por Lole Montoya y Manuel Molina, grandes del flamenco que poco o nada tienen que ver con el resto de bandas mencionadas). Pues bien, dentro de ese heterogéneo grupo de duetos se incluyen Blood Red Shoes, dúo chico-chica formado en Brighton (UK) por Laura Mary Carter y Steven Ansell.

En este punto se torna imprescindible introducir un importante matiz. Blood Red Shoes son un dúo –y eso es evidente-, cuyas canciones parecen enriquecerse por las aportaciones de ambos miembros –esto no lo es tanto-. Porque si bien Blood Red Shoes son físicamente dos, en realidad el alma del grupo, quien pincha y corta el bacalao, quien la lleva, el responsable de edificar ese sonido tan característico, es solo uno, el tipo, el macho alfa, la pilila dominante y esta circunstancia en el directo queda tremendamente clara. Y es que Steven Ansell, un tipo bastante escuchimizado que bebe botellitas de agua y Malibú con piña como si no hubiera un mañana, es Blood Red Shoes. En él empieza y acaba todo, mientras que Laura Mary no pasa de ser un mero complemento que podría ser sustituido por otra (u otro) en cualquier momento. Una niña bonita y lánguida que imita a la protagonista de Crepúsculo para goce y disfrute de la muchachada, pero que no aporta nada que nos haga pensar que su marcha del proyecto supondría una grave perdida. Vamos, que como se le escapó a un significado espectador en la primera fila, la chica es el paradigma del “aceptamos guitarrista como animal de compañía”.

   
Por lo demás decir que el concierto estuvo realmente bien. Rock para quinceañeros muy (pero que muy) energético, no exento de momentos brillantes (“When we wake”, “Light it up”, “Lost kids”, “Heartsink”, “I wish I was someone better”…) pero siempre de buena factura. Blood Red Shoes nos ofrecieron un directo potente, agarrándose con fuerza al escenario y pasando por alto la escasa afluencia de público. Y es que, sorprendentemente, por primera vez en muchísimo tiempo, se echaron en falta los clásicos del circuito valenciano (ya sabéis, el de la gorrita & crew, Joey Jeremiah…).

Por cierto que como teloneros actuaron los Ohios, brillante nombre para un desconocido cuarteto de Vic (o eso creí entender), a los que aún falta bagaje y rodaje. Jovencísimos eso sí. Suerte en el futuro.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Yo estoy de huelga


Desconozco si la huelga será un éxito rotundo o un auténtico fracaso (Hermann Tertsch sí). No sé si el 14N hará que el Gobierno se replantee algunas de las maravillosas políticas con las que nos está ahogando, aunque seguramente no. Ni siquiera sé si la huelga servirá para algo, si la Troika, la Merkel, el (pan)Olli Rehn o "los mercados" se darán por enterados, probablemente no. Pero lo que sí sé, es que motivos para hacerla los hay… ¡y muchos! Otra cosa es que no los queramos ver.

Por eso yo voy a hacer huelga. Y no te pido explicaciones de porque tú no la haces. Igual ni siquiera tienes trabajo para poder hacerla. Quizás seas de aquellos que no ven motivos suficientes, que te parece que todo va bien o no, crees que está jodido pero aún así no vas a secundarla... pues muy bien. Me la refanfinfla. En serio, me la suda, ese es tu problema no el mío. Eso sí, te pido por favor que no me vengas con la milonga de que no la haces porque “no te lo puedes permitir” ¿Sabes tú acaso si yo me la puedo permitir so weón? ¿Sabes el esfuerzo que a mí me supone hacerla? Pues eso. Así que te agradecería que no me tocaras las pelotas.

Y por cierto, al hilo de la viñeta de El Roto con la que ilustro la entrada, ¡claro que la huelga es política! Juer... ¡faltaría más! Todo es política. Nuestro día a día lo determina la política. Tú crees que puedes pasar de la política, pero no, más que nada porque la política no pasa de ti. Ella cuenta contigo aunque tú la desprecies. Tus acciones y tus omisiones son política, te guste o no.
El peor analfabeto es el analfabeto político.
No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio de las judías, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales. 
Bertolt Brecht

viernes, 9 de noviembre de 2012

Viaje de invierno


Hablamos de “Viaje de invierno” de Charles Baxter, no confundir con aquel maravilloso ciclo de lieder de idéntico nombre, compuesto por Schubert inspirándose en poemas de Wilhelm Müller (Sí, sí, el Suloki también le tira a la clásica… poquito, pero menos es nada). Lo cierto es que el viaje en el cual nos embarca el autor norteamericano no anda tan lejos de aquel que causó una “impresión heladora y sin concesión al encanto o a la felicidad lacrimógena” a la crítica musical del XIX.

¿Pero que es “Viaje de invierno"? Pues un libro fresco, imaginativo y aparentemente sencillo, en el que se nos habla de vidas pequeñas que gravitan sobre el abismo de los deseos, el miedo, la tragedia imprevista y que también, ¡como no!, gozan con los momentos de gracia. Baxter es capaz de sacarle partido a los detalles más insulsos de la vida en esta compilación de pequeñas historias, casi todas ellas protagonizadas por parejas. El libro está en la línea de la mejor tradición literaria norteamericana y su genero estrella: el relato. Evoca, por temática y por estética, a gentes como Richard Ford, coetáneo de Baxter, pero también a William Faulkner, John Cheever o a su majestad Sherwood Anderson.

De entre los cuentos destacan “Alegría inesperada”, historia de un matrimonio que ha perdido a su hija de tres años y se marcha de vacaciones al sur para desatascar un dolor que se halla en punto muerto: "Hicieron el amor para matar el tiempo, con desapego, mientras en el televisor encendido echaban una película de Lana Turner", cuenta el narrador. En “Saul y Patsy empiezan a sentirse a gusto en Michigan” asistimos a la nueva vida de ambos después de una mudanza y en sus conversaciones detectamos una pena latente y un esfuerzo por disimularla. “El locutor” es la historia de un niño o de una muerte, la de su abuela. Un niño que juega a ser mayor grabando sus comentarios sobre la vida imitando el trabajo de su padre: "Bueno, amigos, hoy he jugado con mis trenes. Mami me ha llevado a una tienda a comprar una gorra". La maestra de "Grifo" es capaz de aceptar (e incluso alentar) los errores de sus alumnos porque así “la vida es más interesante”. Y no le falta razón. “El undécimo piso” cuenta la extraña relación entre un padre y un hijo que, a pesar de la distancia (y el continuo distanciamiento), se entienden más de lo que parece. “Atardecer de domingo en el río Hurón”, relato que cierra el libro, viene a ser como un homenaje al placer de contar historias, al arte de sacar partido de los detalles más insulsos. El narrador pasea la vista por un prado la tarde de un domingo y nos va contando lo que ve. Entonces dice: "Mientras me adormezco, pienso en toda la gente que hay aquí, en el hermoso movimiento de los domingueros, y por un instante pienso incluirlos en algún cuento. Pero es imposible. No hay relato aquí". Hace una breve pausa y sigue contando más.

Aunque, sin ningún género de dudas, el relato estrella de la compilación es aquel que le da título: “Viaje de invierno”. Es la historia de Harrelson, un estudiante perpetuo de doctorado, que recibe una llamada de socorro de su novia aislada en una gasolinera. Está borracho y puede conducir a duras penas, pero aún así, tras un viaje algo accidentado, logrará rescatarla. Como os habréis imaginado, el amigo Harrelson es un loser prototípico.

Y eso es todo. Historias en la que apenas hay epifanías, historias en las que apenas hay revelaciones al final del cuento. Impresiones momentáneas cuyo sentido es despertar emociones. Y ya está. ¡Un tipo grande este Charles Baxter! Y eso que, cuando comencé el libro, no pensaba que alcanzaría a gustarme tanto. Es más, ahora que estoy escribiendo sobre él, me he dado cuenta de que aún lo aprecio más.

¡Hala! Y ahora os dejo con el Winterreise:

miércoles, 7 de noviembre de 2012

No hase falta desir más...

"Peras y Manzanas" by Ana Botella (feat. Bernardo Vergara)
Genial featuring!!!
--------------------------------------------------------------

PD. La noticia aquí.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Crónica exprés


Entre festivos, comidas y almuerzos con amigos y conocidos, pluriempleo en un sector al alza como es el de la venta de disfraces y complementos, ejercer de guía turístico para gentes venidas de ultramar y continuar con mi desastrosa carrera de diyéi, se me había olvidado comentar que el pasado miércoles noche vi en directo a dos de las bandas más interesantes surgidas durante los últimos años en este país que se desmorona: Mishima y The New Raemon. El evento se celebró en la rebautizada sala Noise - anteriormente conocida como Mirror, vamos ¡la Roxy de toa la vida!- dentro de las actividades que para dar la bienvenida al nuevo curso escolar celebra anualmente la Universitat de València. Por ese motivo y por el precio reducido de la entrada, la sala estaba abarrotada de teenagers con ganas de farra y ligoteo. Por eso y porque era la noche de Jalogüín, esa tradición tan hispana, celebrada con fervor por estos pagos desde tiempos inmemoriales . Vamos, que aquello estaba repleto hasta la bandera y muy posiblemente hubiera estado igual si en lugar de Mishima y The New Raemon hubieran tocado otras dos bandas.

Bueno, lo que quería decir del concierto, aunque tarde y mal, lo voy a decir ahora. Se confirmó que los dos últimos discos de Mishima (“L’amor feliç”) y The New Raemon (“Tinieblas al fin”) son bastante buenos. Es más, desde mi punto de vista, en ambos casos es lo mejor que han grabado esas bandas hasta ahora. Por desgracia también se confirmó que la sala Noise (antes Mirror, antes Roxy…) es la peor sala de conciertos de esta puta ciudad. Suena como el culo, es incomoda, las copas son carísimas, está fuera de zona y, para más inri, funciona bajo el principio de “rapidito y a huir”, o sea, que esta es la hora de comienzo y esta la de finalización, después te largas que aquello pasa a ser una discoteca trallera y casposa de las de toda la vida en la que, obviamente, se paga una buena mordida por entrar.

También se confirmó que los Mishima, pese al sonido y demás, se defienden más que bien sobre el escenario y The New Raemon no tanto. Eso y que Ramón Rodríguez, tal vez por que iba pasado de algo o tal vez es siempre así, es uno de los tipos con menos gracia con los que yo me haya topado. Y si en su momento ya fue toda una sorpresa escuchar al líder de Madee utilizando el castellano y en un tono mucho más melancólico y pop, ahora nos sorprendió con sus dotes de showman porculero. Sí amiguetes, don Ramón es uno de esos. Un aspirante a monologuista con escasas cualidades para la comedia. De ahí que el ínterin entre canción y canción se transformase en un auténtico suplicio. En el querer y no poder de aquel que pretende hacer reír y no es capaz. Un consejo para él: dedícate a cantar.

Pues eso era todo. Al menos por ahora.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...