martes, 26 de marzo de 2013

Synecdoche, New York


Sinécdoque. Diccionario usual de la R.A.E.
(Del lat. synecdŏche, y este del gr. συνεκδοχή, de συνεκδέχεσθαι, recibir juntamente).
1. f. Ret. Tropo que consiste en extender, restringir o alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, o viceversa; un género con el de una especie, o al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada, etc.
Extraña, tierna, reflexiva, melancólica, graciosa, jeroglífica, pero sobretodo original y bella, ¡bellísima! Un gran debut como director el de este reconocido guionista neoyorquino llamado Charlie Kaufman. Very recomendeibol.  

lunes, 25 de marzo de 2013

Ebribadi is ETA


Los desahuciados son ETA, como la plataforma que los ampara y defiende también es ETA. Y su portavoz, Ada Colau, es pura ETA. Si me apuráis el resto de colectivos que les apoyan también son ETA. Por eso la Izquierda –así, en general y con mayúscula peyorativa- es ETA. Desde Julio Anguita hasta Alberto Garzón son una caterva de etarras. ¡Hasta el PSOE es ETA! Bueno, nada nuevo bajo el Sol, ya sabíamos que Zapatero era ETA. Y Jesús Eriguren, of course. Por supuesto Bildu es ETA. Y Amaiur con ese balonmanista reconvertido a político que se entrenó para la causa lanzando pelotazos a sus rivales. Por supuesto que Eldiario.es, Público, Ara.cat, Mongolia, El Jueves, JotDown y hasta el Interviú son ETA. Para ser precisos son “el aparato propagandístico de ETA”. Como el grupo PRISA, que también es ETA. ¡Que coño! ¡¡¡la prensa en general es ETA!!! ¿Y la ciudadanía? Los que se manifiestan son ETA. Y los que no pues también. ¿Y los ciudadanos de derechas? También son ETA. Los profes son ETA, los médicos son ETA, los funcionarios son ETA, los parados son ETA, los sindicalistas son ETA, los autónomos son ETA, los emprendedores –cuando los haya- serán ETA… Como los días de la semana. Veréis, hoy es lunes, ergo hoy es ETA. Mañana también será ETA. Y la cerveza. Sí, sí, no flipo, la birra también es ETA. Hasta la cocacola es ETA. Eso por no hablar del kalimotxo o el txakolí, proetarras de nacimiento. El rock’n’roll es ETA. El nuevo disco de los Manel es ETA. ¡Hasta Andy y Lucas son ETA! El bosón de Higgs es ETA, el peinado de Anasagasti es ETA, la risita de “el cuñao” es ETA, follar es ETA, las vacaciones son ETA, la mona de Pascua es ETA…  Según las últimas encuestas el 97.2% de la población está a favor de ETA, así pues tus amigos son ETA, tus vecinos son ETA, tus padres son ETA, tus abuelos son ETA, yo soy ETA, tú eres ETA, este chaval es ETA, ¡todos somos ETA!
Repetid conmigo uiaaaar de uoooooooorld… uiaaaar di ETAAAAAA!!!!!!!

Todo esto viene a cuento por las últimas declaraciones de la abyecta delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, acusando a la portavoz de la PAH de proetarra. También viene por las manifestaciones de otros dirigentes del PP efectuando comparaciones similares ante la oleada de escraches que están padeciendo. Retoman así la vieja cantinela del todo aquello que me molesta -o no me gusta- es ETA. Lo que no es sino una versión libre y castiza del conocido principio de Godwin pero sustituyendo a Hitler -o a los nazis- por ETA y los proetarras. Y es que la facilidad que tienen estos tipos para convertir en etarra a todo aquel que no les baila el agua asusta. Confiemos en que la ETA de beldá no se vea obligada a reaparecer para demostrarnos a todos quien es realmente ETA.  

Hasta mañana etarras míos.

domingo, 24 de marzo de 2013

Sphenis... ¡joer!


El pasado viernes noche y casi por casualidad conocí a un par de chicos de Valencia que, ocultos tras un extraño nombre, ofrecen una propuesta musical la mar de interesante. Fue en un local nuevo de Benimaclet que, según he visto, participa de la segunda edición del Gràcies Tour! El nombre de la banda es Spheniscidae y como coño se pronuncie eso, lo que viene a ser -para los no introducidos en el mundo de la zoología- un puñetero pingüino o pájaro bobo o pájaro niño según fuera bautizado allá por el pleistoceno medio por la tripulación del Sao Gabriel. Lo gracioso es que, si unas semanas antes hubiese aceptado una invitación para ver a Javier Corcobado en la Sala Russafa, ya les hubiera conocido. Spheniscidae eran los teloneros del evento. Pero mi idilio con el príncipe del underground español terminó hace ya mucho, así que…

En fin, a lo que iba, que vi a los Spheniscidae en petit comité y me sorprendieron gratamente. Pese a las limitaciones del espacio -un pub con una sonoridad no muy adecuada- presentaron un directo sólido e incluso impropio para unos chicos que no deben llevar demasiado tiempo en esto. La actuación se desarrolló en formato semi-acustico, lo que vino de cojones para que el vocalista luciese su extraña y atractiva voz. Una voz que, en algunos registros y con un millón de matices, recuerda a la del tío de Los Secretos. Pero no os asustéis, mola y mucho. De hecho, desde mi punto de vista, mucho mejor de como suena en su por ahora único disco “La historia inempezable”, interesante colección de canciones que como punto de partida no está nada mal (podéis escucharla aquí). Por otro lado, el ambiente apagado imperante en el local ayudó a unos Spheniscidae que sonaron delicados y oscuros por partes iguales.

A partir de ahora seguiré la pista de esta joven banda valenciana. Eso incluye verles cuando actúen en pleno ya que, según ellos mismos manifestaron durante el concierto, la banda está compuesta por tres miembros más. Veremos que tal suena.

jueves, 21 de marzo de 2013

Rodriguez


Estoy sentado tranquilamente en el sillón, deleitándome con el "God save the Clientele" de "The Clientele" -God save Bboyz!!!- y no sé por qué pero la balsámica voz de Alasdair MacLean me transporta hacia un documental que vi hace unos días, protagonizado por un héroe anónimo de la canción también dotado de una preciosa voz. Lo raro es que no os haya hablado de esta producción sueca hasta ahora, teniendo en cuenta el dulce regusto que me dejó. Un dejo del cual aún a día de hoy no me he desprendido.


El documental se titula "Searching for the Sugar Man" y en el se nos habla de Rod Riguez o Sixto Rodríguez o simplemente Rodriguez, cantautor y poeta originario de Detroit que a finales de los 60 pudo llegar a ser una especie de Dylan y por no ser, no fue ni siquiera un artista one hit wonder –ya sabéis, esas bandas que de repente alcanzan el estrellato masivo con una canción concreta, pero que por algún motivo no consiguen repetir ese triunfo y rápidamente acaban volviendo a su estatus más modesto … ¿a alguien le viene a la cabeza Blind Melon y su “No rain”?-. Eso en su casa porque, inexplicablemente, en la otra parte del mundo el señor Rodriguez alcanzó el estatus de megaestrella al nivel de Elvis Presley e incluso por encima de los Rolling Stones (wtf?!). Ese lejano lugar era Sudáfrica. Y hablo en pasado porque me refiero a otra Sudáfrica y no a la que conocemos hoy día. Ya sabéis, el país del apartheid, el de las políticas filonazis del impresentable de Pieter Botha… un para nada idílico escenario en el cual las composiciones de Sixto Rodríguez acabarían por formar parte de la banda sonora de la revolución.

No nos debería extrañar. Ya sabemos que nadie es profeta en su tierra y en demasiadas ocasiones resulta más sencillo obtener fuera el reconocimiento que se te niega en casa. Sin embargo lo que no es normal es que uno no se entere de ello. Y es que mientras varios cortes del “Cold facts” -primer álbum de Rodriguez- eran utilizados como himnos revolucionarios para una juventud sudafricana ávida de reformas, el artista continuaba con su modesta vida de albañil en una, ya por entonces, deteriorada ciudad de Detroit. Ciudad en la que, por cierto, aún hoy día vive. Y es que, aún después de conocer y recoger el fruto de su éxito allende los mares bien entrados los años 90, el tipo ha seguido con su vida humilde y casi anónima en un destartalado caserón de la que fuera considerada capital mundial del motor.

La verdad es que la historia es increíble. Todo resulta demasiado raro como para ser verdad. Pero es este un mundo extraño y maravilloso donde en ocasiones pasan estas cosas. ¿Quien le iba a decir al bueno de Sixto Rodríguez que sería el protagonista de un cuento de hadas?


De regalo os dejo este enlace donde podéis escuchar -for free- el “Cold facts” de Rodriguez. Viene acompañado de una fantástica reseña firmada por mi amigatxo Txarls.

martes, 19 de marzo de 2013

Hasta siempre amigo


Jason Molina (1973 - 2013)

Resaca bien triste la que me deja este martes de Fallas. Y es que se ha muerto un amigo, al que nunca conocí en persona, pero que siempre estuvo ahí. Especialmente en muchos de mis peores momentos, aquellos en los gracias a sus canciones pude pasar mejor el mal trago. Se nos ha ido Jason Molina, el de Songs:Ohia, el de Magnolia Electric Co., el tío que grabó esta obra maestra, el que colaboró con Will Johnson en esta otra, a quien debemos algunas de las más maravillosas composiciones de los últimos quince años, como esta que incrusto aquí debajo…

…o esta otra:


Cuando parecía que el hombre ya se había recuperado de sus adicciones, tras pasar por un centro de tratamiento y desintoxicación que le tuvieron que costear amigos y fans, cuando había decidido apartarse del ruido en una granja de Virginia, donde consagraba sus días a cuidar gallinas y ovejas pero sin renunciar a su gran pasión, el componer… ahora es cuando Jason nos ha dejado para nunca más volver. Fue el pasado sábado y por culpa de un fallo orgánico múltiple, posiblemente ocasionado por el consumo de alcohol. Tan solo tenía 39 años y más de veinte discos en su haber. Una verdadera lástima. Porque, por  si no lo sabéis, Jason Molina era, o es, un artista grande. Alguien que le ha dado muchísimo al mundo del alt-country y de la música en general.
Se nos ha ido un genio.
Y un amigo.
Descanse en paz.

jueves, 14 de marzo de 2013

Rita wants you...


Desde el pasado fin de semana estamos en plenas Fallas. Vale, lo sé, eso no es del todo exacto porque la fecha oficial de la plantá -oseasé, cuando todos los monumentos falleros han de estar correctamente colocados- es mañana viernes. Da lo mismo. Uno sabe que está en Fallas cuando ve a Rita alcoholizada y pegando botes en el balcón del ayuntamiento y eso ya ha pasado. A partir de ese momento los falleros, los churreros y los vendedores ambulantes de chuminadas varias están legitimados para campar a sus anchas por una ciudad que, por obra y gracia de los petarditos y las despertás, se transforma en un enclave de la Franja de Gaza. Pero es que encima aquí, a diferencia de en Palestina, lo peor no es el olor a pólvora sino el olor a refrito que desprenden los puestos de buñuelos de calabaza (pero sin calabaza). Insoportable.

Así que mucho ánimo a los que, como a un servidor, nos toca quedarnos en la ciudad durante estos días siendo víctimas de las arbitrariedades impuestas por la Junta Central Fallera, el Ayuntamiento y el resto de partícipes de esta confabulación blaverista internacional. Y aún más a todos aquellos pringados que, como a un servidor (again), les toca aceptar los desmanes propios de esta curiosa tradición valenciana mientras curran. Sí, sí, os hablo de no poder dormir por culpa de la jarana orquestada por la verbenita/disco-movil bajo tu casa que se pasa por el forro de los cojones cualquier disposición sobre contaminación acústica y aquellos para los que llegar a casa desde el trabajo se convierte en una auténtica aventura -sorteando fallas, casales, niñatos haciendo botellón y/o lanzando pequeñas bombas a los transeúntes…-.

¡Pero que coño! ¡¡¡ya está bien de renegar!!! Bienvenidas sean las Fallas 2013.

Señores... sean felices y no beban mucho. Que luego se acaba haciendo tonterías.

miércoles, 13 de marzo de 2013

martes, 12 de marzo de 2013

Música chunga para gentes de baja estofa

Los legendarios Lehmann Brodas’ nacieron en la barra de un antro benimacletero a finales de los 90. De naturaleza ruin y pendenciera, no hallaron nada mejor que la cuestión diyéi para canalizar y someter su ira. Por lo tanto, para Ivano y Suloki Lehmann el ejercer como pinchadiscos no es ni un trabajo ni un hobby, sino una cuestión de supervivencia (la propia y la de los demás). Estarán aporreando los platos del Swan el próximo viernes día 15, a partir de la medianoche. No debéis faltar o se lo tomarán como una afrenta personal, en cuyo caso no me gustaría estar en vuestro pellejo.    

lunes, 11 de marzo de 2013

Dimitir es un nombre ruso


Samuel Folgueral no dimite. Después de alcanzar la alcaldía de Ponferrada gracias al apoyo de un condenado por acoso sexual, el tipo, ni corto ni perezoso, responde al órdago lanzado por la dirección del PSOE abandonando su partido, pero manteniendo el bastón de mando municipal. El secretario de organización del PSOE Oscar López tampoco dimite. Pese a no haberle puesto pegas hasta ahora, tarde y mal, a un acuerdo que se veía venir desde las últimas elecciones municipales. Ni Rubalcaba. Y eso que el cantabro conocía, o al menos era su obligación conocer, lo que se estaba fraguando en Ponferrada. Y es que en este país no dimite nadie.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua define “dimitir” como la acción “de renunciar, hacer dejación de algo, como un empleo, una comisión, etc.” Pues bien, la Real Academia de la Lengua se equivoca. “Dimitir”, en español, es un nombre ruso y punto. Sin ir más lejos es el nombre del actual Presidente de Rusia Dimitir Medvédev, que no Mendeléyev, otro ilustre Dimitir a quien se responsabiliza de ser el creador de la norma de graduación alcohólica del vodka ruso. También se llama Dimitir este conocido friki, aunque eso ya es otra historia.

En España dimitir nos suena a ruso, aunque también un poco chino, de ahí que aquí no dimita ni Dios.

jueves, 7 de marzo de 2013

L’amour, por Michael Haneke


Creo que con “Amor” (2012), el director austriaco Michael Haneke nos ha regalado la historia de amor más auténtica del cine reciente y, posiblemente, una de las más maravillosas recreaciones de esa cosa tan difícil de definir y explicar de toda la historia del séptimo arte. Porque “Amor” va de amor, pero del de verdad. De un amor sencillo y sincero, pero también crudo y demoledor. "Amor" es una película triste -¡tristísima!- sobre la cara B del amor. Sobre aquello que no se cuenta en las comedietas románticas que colapsan las multisalas de medio mundo. Sobre lo que supone el querer más al otro de lo que se quiere a uno mismo. Sobre la vida compartida y lo que ello supone, o debería suponer. Sobre como aceptar la decrepitud del otro y asumir que la música se acaba. También sobre la resignación y sobre el cariño y el dolor y la vida y la muerte. Es absolutamente conmovedor ver como ese abuelo se hace cargo de las necesidades de su esposa -dándole de comer, llevándola al baño, recostándola, ayudándola a hacer sus ejercicios, hablándole aún cuando ella ya no escucha o no entiende…- cuando a duras penas es capaz de hacerse cargo de las suyas propias. Como en cada gesto, en cada mirada, en cada caricia, en cada palabra e incluso en cada balbuceo vemos amor, amor con mayúsculas.

Una película absolutamente maravillosa interpretada por dos veteranos actores - Jean-Louis Trintignant de 81 años, y Emmanuelle Riva, de 85– compenetradísimos y que nos regalan una actuación deslumbrante.

Pasen y vean señores, porque esto es amor. Lo demás son paparruchas.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Chávez se fue a los cielos


Hugo Chávez Frías (1854 - 2013)

Ha muerto Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y solo por ello ya es un día feliz para muchas personas. Para mí no lo es. Y no soy dudoso de ser un converso a la religión chavista. A mi eso de amarás al líder sobre todas las cosas como que no me va. Tampoco soy dudoso de ser bolivariano, me considero de izquierdas pero no comunista y ni siquiera soy venezolano.

No me gustaban muchas de las cosas de Chávez. Sobretodo me resultaba estomagante esa pose caudillil y populista tan del gusto de sus acólitos, especialmente aquellos que, viviendo lejos de las fronteras venezolanas, aplaudían con las orejas cuestiones y formas de hacer que no consentirían en su país. Tampoco me gustaba su lenguaje incendiario, ni su histrionismo, ni sus apelaciones a Cristo para justificar según que cosas, ni sus aspavientos y salidas de pata de banco a lo latin man.

Sin embargo sí me gustaban muchas otras cosas de Chávez. Sobretodo en lo referente a su gestión al frente de Venezuela, en la que aprecio muchísimas más luces que sombras por más que nuestros queridísimos medios de comunicación nos hayan querido desinformar. Más aún teniendo en cuenta de donde venía Venezuela cuando Chávez se alzó con el poder. Y es que el legado de los antecesores de Chávez, con Carlos Andrés Pérez a la cabeza, fue un país totalmente destrozado, empobrecido y analfabeto que ostentaba el dudoso honor de ser una de las “democracias” más corrompidas de todo el continente americano. Un lugar donde el latrocinio, la corrupción y el desprecio a las clases desfavorecidas eran el pan nuestro de cada día.

Chávez no era ni un dictador ni un tirano, como en demasiadas ocasiones se nos ha querido vender. Ganaba elecciones limpiamente gracias a un apoyo popular masivo. Y lo que se le cuestionaba desde aquí no se le cuestionaba desde su tierra. Conviene saber que la mayoría de los venezolanos, sobre todos quienes forman parte de los estratos más bajos de la sociedad, le apoyaban a él y a sus políticas como quedó refrendado elección tras elección. Elecciones que, según distintas organizaciones internacionales -e incluso según la oposición con Henrique Capriles al frente-, reunían las garantías democráticas básicas.

El legado de Chávez se puede resumir en estas gráficas enlazadas por Ignacio Escolar en su blog. Así se entiende que millones de venezolanos se hayan sentido beneficiados por las políticas sociales de Chávez . De ahí que la pobreza en Venezuela, durante su mandato, cayera en torno al 40% y la pobreza extrema ¡un 70%! Pero es que encima el fallecido fue de los pocos presidentes que, poniendo los huevos sobre la mesa, cuestionó las bondades del modelo neoliberal , siendo muy crítico con el capitalismo y con los EEUU.

Por todo ello no puedo ser equidistaní. Creo que con Chávez se pierde algo bueno. Se nos ha ido alguien que, con sus luces y sombras, quiso hacer de este mundo un lugar mejor. Una persona que ha dejado un legado de dignidad a un país y a un continente, que espero no sea malbaratado por sus sucesores. No es casual que Luiz Inácio Lula da Silva, ex Presidente de Brasil, diga en su comunicado de condolencia que se siente orgulloso de haber trabajado con él por un mundo más justo. Yo también lo estaría.

martes, 5 de marzo de 2013

Amarillo


Félix Romeo murió en Madrid en octubre del 2011 a la edad de 43 años. El fallecimiento le sobrevino en la capital del Reino y no en su Zaragoza natal, al estar participando en los actos de celebración del décimo aniversario de la revista Letras Libres. Un inesperado fallo cardíaco le sesgó la vida y dio carpetazo a la trayectoria de este brillante intelectual, crítico y escritor. Con todo, a Romeo le dio tiempo a escribir “Amarillo”, un precioso librico del cual os venía a hablar.
“Éste es un libro sobre el crimen perfecto. Sobre la memoria, sobre la imposibilidad de recordar. Sobre la imposibilidad de escribir libros sobre la vida que sean reales. Sobre las cuatro cosas que recuerdo de ti. Sobre todo es un libro sobre las mil cosas que no recuerdo de ti, y quiero seguir ignorando. Todo empieza con una pregunta: ¿cómo no me di cuenta de que te ibas a suicidar? De esta pregunta sale otra pregunta: ¿por qué tu muerte me produjo un alivio tan grande? De esta pregunta sale otra pregunta: ¿soy responsable de tu muerte? Y de esta pregunta sale una última pregunta: ¿por qué desde hace años arrastro una terrible sensación de culpa por tu muerte?”
“Amarillo” es un canto fúnebre por Chusé Izuel, gran amigo de Félix Romeo que un 27 de febrero de 1992, decidió lanzarse por la ventana del piso que compartían en Barcelona en un vuelo sin retorno. Doce años necesitó Romeo para hacernos partícipes de este ejercicio introspectivo en el cual trata de comprender, dándonos testimonio de las heridas y las culpas que dejó ese acto.
“Freud escribió poco acerca del suicidio. Tenía clara su teoría. El suicida comete en realidad un asesinato. Como no puede matar al causante de su mal, se asesina a sí mismo”
Romeo se comporta como el protagonista de una novela negra que trata de esclarecer un crimen. Para ello va recopilando todos los testimonios que había dejado Izuel en vida: sus diarios, sus notas escritas en los márgenes, sus relatos, sus entrevistas para los periódicos en los que colaboraba, su correspondencia cruzada…  y, como no, tirará de recuerdos. Unos recuerdos siempre dolorosos, claro está, y es que la ausencia del amigo, la de un tipo de 24 años que decide quitarse la vida, siempre es difícil de entender y de aceptar.
“Cesare Pavese estaba enamorada de una actriz que no estaba enamorada de Cesare Pavese. Cesare Pavese escribió en su diario el 25 de marzo de 1950, cinco meses antes de suicidarse, que nadie se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, miseria, enfermedad, nada.”
Un libro raro, angustioso, desgarrador, de aspecto sencillo pero que encierra en él mucho más de lo que aparenta. ¿Un desahogo tal vez? ¿Un homenaje? Juzgadlo vosotros mismos. Lo que sí es, desde luego, es un libro maravilloso. Muy recomendable.

lunes, 4 de marzo de 2013

Mía es la venganza, de Friedrich Torberg


Ese es el título de la última novelita que me he leído, por cortesía de los chicos de la revista Five. Aunque más que de una novela deberíamos hablar de una reflexión, de una especie de ensayo novelado – si es que eso existe- en el cual Friedich Torberg, seudónimo literario de Friedrich Ephraim Kanto -escritor, periodista y editor austriaco y judío que escapó de los nazis rumbo a los Estados Unidos- evalúa un asunto arduo, complejo y poco tratado por la literatura. Y es que el autor se plantea si realmente los judíos no pudieron hacer nada más por salvas sus vidas. O dicho de otra forma, sabiendo como sabían que estaban cagados de antemano y sus vidas ya estaban perdidas, ¿no pudieron rebelarse contra los nazis e intentar llevarse a alguno de ellos por delante? La respuesta está en Jesús…
“Romanos 12:19 Nunca os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.”
Sin embargo Friedrich Torberg no se contenta con esa pose de resignación tan característica de su pueblo y a través de su alter ego literario nos mostrará sus dudas. Lo hará desde Nueva York donde, como se ve en la portada del libro, espera en los muelles la llegada de sus amigos europeos. Sin embargo nunca llega nadie.
“Y mientras uno solo de nosotros base sus esperanzas en ese ‘a lo mejor’, mientras haya uno que crea que pasará ‘alguna otra cosa’ antes de que lo alcance el destino que ya ha alcanzado a otros —y, entonces, Aschkenasy se levantó y alzó la voz y alzó los puños cerrados hacia sus sienes—, mientras alguien aún tenga la esperanza de que les tocará a todos, pero a él no; mientras tanto, nos seguirá tocando a todos.”

viernes, 1 de marzo de 2013

Indemnización en diferido

Groucho Marx nos explica lo que no le entendimos a MariKospe.


-------------------------
Por cierto, la imagen la saqué de aquí.

El chanchullo

Warhol se inspiró después de un viaje relámpago por la piel de toro. El tío lo vio claro. Y aunque haya llovido desde entonces, seguimos igual.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...