viernes, 29 de noviembre de 2013

A la caza de la mujer

Estamos ante una novela atípica de James Ellroy. No busquéis en ella las habituales tramas policíacas y/o subtramas políticas porque no las encontrareis. “A la caza de la mujer” vendría a ser una suerte de memorias descarnadas, por momentos desagradables, de un tipejo como James Ellroy. Alguien que es tan buen escritor como hostiable ser humano. Supongo que la crudeza con la que está escrita es lo que entronca con cualquiera de las novelas anteriores firmadas por el maestro del hard boiled revisited.

Antes he dicho que “A la caza de la mujer” es un libro de memorias y he de matizarlo porque no es completamente cierto. Libro de memorias puro era Mis rincones oscuros”, publicado en 1996, aquella investigación policial en la que Ellroy intentaba desentrañar el brutal asesinato de su madre cuando él aún era un crío. Frente a este último “A la caza de la mujer” parece más bien una confesión. Y es que Ellroy se responsabiliza por la muerte de su madre, a quien deseó eso mismo después de que esta le abofeteara por elegir a su padre tras el proceso de divorcio. Quiso la divina providencia que tres meses después Jean Hilliker fuese asesinada. Y ese asesinato será el que marcará su vida y muy especialmente su visión del género femenino. De ahí nace la condición de depredador en constante búsqueda de Ella.

“A la caza de la mujer” hace un repaso a las mujeres –las Ellas- que han pasado por la vida de Ellroy hasta llegar a su actual pareja, la escritora Erika Schikel. El listado incluye a su ex esposa Helen Knode y a unas cuantas señoritas más a las que Ellroy asigna nombres ficticios en aras a preservar su anonimato, supongo que debido a cuestiones legales. Unas mujeres que le “dan el mundo y lo mantienen tenuemente seguro”. “Novias, esposas, ligues de una noche, acompañantes de pago […] cifras modestas al principio. Un frenesí incontable después”.
"Tenía que limitar el viaje Hilliker/Ellroy como relato de crímenes. Fue una tarea falaz desde el principio. Jean Hilliker y yo constituíamos una historia de amor. Nacía de una concupiscencia vergonzosa y estaba moldeada por la fuerza de la Maldición. Nuestro fin no era ni podría ser nunca la detención del asesino ni un tratado sobre el vínculo víctima-asesino. Mi sexualidad precoz había dado forma previa a la Maldición y ordenado de antemano la resolución, así como mi incontenible deseo de mujeres." 
Un libro raro de pelotas y valiente, muy valiente. El autorretrato que Ellroy pinta de sí mismo fa paura. Mucho peor que la impresión que de él tengáis por las entrevistas, que ya es decir.

---------------------------
Más Ellroy en TCBUP en el siguiente hilo

jueves, 28 de noviembre de 2013

3ª Feria de la Ilustración en Chico Ostra

Será pasado mañana sábado, de 18 a 22 horas, en la Cafetería Librería Chico Ostra (C/ Músico Belando, 15 - Benimaclet). Entre los participantes estará Vikinga Ilustración, que últimamente está que se sale.

Por allí andaremos. 


martes, 26 de noviembre de 2013

ASKATU!

Porque ya se sabe que, si a cualquiera de nosotros nos hicieran más de cien inspecciones fiscales en un año, seguro que nos encontrarían algo (Fabra dixit). Y es que, aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra.  

-------------------------------
PD. Al final va a ser verdad lo que reza el refrán: A cada Carlo le llega su San Martín  

domingo, 24 de noviembre de 2013

Mónguer de la semana

Sobre estas líneas tenemos a don Rafael Hernando, portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso. Un tipo que en una tertulia de 13tv soltó esta perla sobre el asunto de la memoria histórica y las fosas del franquismo: 
"Algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarlo"
¿Que qué? ¿Cómo lo veis? 

Que nivel, Maribel. 

Aunque bueno, tampoco debería extrañarnos. Rafita es uno de esos opinantes compulsivos a los que les pones un micro en la boca y se crecen. Lo mismo te hablan sobre derecho parlamentario,historia micénica o cartografía avanzada. ¡El tío es capaz de opinar sobre lo divino y lo humano! E insultar, eso que no falte nunca, que es la especialidad de la casa. Porque detrás de esa pinta de repipi de colegio de pago hay un malnacido de los de la peor clase. Esa romana ladeada escuela juventudes del PP esconde a un mónguer con ínfulas cuyas posiciones ideológicas le aproximan al núcleo de ese centrismo redentor tan del gusto de José María Aznar y demás purria cristofascista.       

Y ahí sigue el tío, dando puto asco como el que más. Confirmando científicamente aquello que Peter, el del principio, desarrolló en su teoría. ¿Porqué no nos haces un favor y te mueres jolagranputa?  

jueves, 14 de noviembre de 2013

Contra el cielo

                                                                                                     
                                                                     Saint Moritz, 2 de agosto 
Me aburre el cielo. Algunos momentos, incluso, me hace sufrir. Y entonces no puedo ni siquiera mirarlo, porque no sé cómo vengarme y herirlo. Me siento hermano de los escitas que disparaban sus flechas contra el Sol y las nubes. En suma, para ser franco, al menos conmigo mismo, odio al cielo Y con la peor especie de odio: con el odio impotente. 
No es que ame demasiado la Tierra. La Tierra es reducida, sucia, monótona y poblada más de lo necesario por pedacitos de barro parlante que la desfiguran y la hacen todavía más repugnante. 
Pero aquí nos sentimos en nuestra casa, dueños de hacer y deshacer, de movernos a nuestro gusto. Tal vez podemos hacernos obedecer de la Tierra. Se consigue reducirla, aquí y allí, como queremos;' obtener grano donde había aguazales o guijarros;' crear ríos artificiales, abatir montañas, separar continentes. 
Pero el cielo está distante, lejano, es inmodificable, hostil. No tenemos ningún poder sobre el cielo. Incluso los estratos más bajos de la atmósfera son independientes de nuestro dominio. Es preciso soportar el viento que sopla, esperar el beneplácito de la lluvia, sufrir semanas y meses de serenidad tórrida. 
No sabemos hacer nada contra la tempestad; todo lo más, conseguimos atraer, de cuando en cuando, algún rayo. 
Ni el globo ni el aeroplano han disminuido nuestra impotencia contra el cielo inferior. Podemos correr en el aire, pero estamos de la misma manera a merced de los huracanes, de los tifones, de los tornados, de la niebla. Y apenas conseguimos elevarnos cinco o seis mil metros: siempre por debajo de las montañas más altas. 
Pero lo que odio más ferozmente es el cielo superior, el firmamento. Tolero el Sol bestial, con su cara de fuego llena de lunares, a causa de su utilidad; ¡pero la noche, las estrellas! El infinito no me aterroriza; me disgusta y me ofende. Para sufrir la humillación de mi pequeñez bastaba la tierra. La provocación del cielo estrellado es desproporcionada, prepotente, vergonzosa. Aquellos millones de soles que aparecen a mis ojos como átomos desordenados de luz eléctrica, ¿qué tienen que ver conmigo? ¿Qué quieren? ¿Para qué me sirven? ¿Para qué vuelven todas las noches llamas milenarias, a insultar la brevedad de mis días en este ángulo vacío? 
El cielo es una injuria perpetua e insoportable. Las estrellas no me conocen y yo no podré nunca hacer nada de ellas ni contra ellas. Cuando he sabido a cuántos millares de años de luz distan de mí, y cuántos siglos emplea su claridad para llegar a la Tierra, no he hecho más que dar forma aritmética a mi rabia. 
Yo siento el cielo como algo extraño, remoto, esto es, enemigo. Los cometas que, sin un objeto razonable, arrastran su cola por el infinito, no me dicen nada que me consuele. Las nebulosas, amontonamientos confusos de polvo cósmico, me exasperan como todas las cosas informes no terminadas. En lo que se refiere a los planetas y a los satélites, aduladores extintos que dan vueltas para obtener la limosna de un poco de luz, me causan repugnancia y despecho. 
No comprendo a los astrónomos. ¿Cómo ninguno de ellos se vuelve loco o se suicida? Imagino que son hombres sin fantasías y sin dignidad, incapaces de sentir el insulto permanente de las constelaciones refugiadas en el fondo de los desiertos del espacio. Midiendo y calculando se ilusionan tal vez, pensando que dominan el cielo o al menos que son admitidos como huéspedes. 
Pero el hombre verdadero no puede experimentar ante la vorágine esparcida de los fuegos viajeros, más que ira o terror. 
El cielo tiene influencia sobre mí y yo no puedo tenerla nunca sobre él. Si le contemplo, me rebaja; si le ignoro, me castiga. Tiene una vida suya, misteriosa y solemne, que no consigo de ninguna manera turbar o mudar. Me inspira, contra mi voluntad, pensamientos mortificantes que me hacen daño, me deprimen y me quitan el valor de vivir. 
Por eso prefiero no verlo. Me gustan las regiones y las estaciones donde el cielo está siempre cubierto, donde la noche es muda y total y te sientes bajo una colcha próxima de niebla familiar. 
Envidio a los habitantes de Venus, porque, según se dice, su planeta está casi siempre envuelto por vapores. A ellos se les evita la vista del irritante chisporroteo de las inútiles constelaciones de aquella odiosa Vía Láctea que atraviesa el firmamento como una humareda de burla fosforescente. 
Los poetas, idiotas como niños, se extasían ante las luciérnagas errantes del infinito. Para mí, que por fortuna o por desgracia no soy ni versificador ni místico, el cielo es únicamente el telón siniestro donde leo todas las noches la sentencia de mi nulidad irremediable. 
----------------------------------------

"Gog" 
Giovanni Papini (1881 - 1956) 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Vikinga (ilustraciones) en Ca Petra

A partir del próximo viernes día 15, en Ca Petra (C/ Barón de san Petrillo 53, Benimaclet), podéis disfrutar de una pequeña muestra de las ilustraciones de Vikinga. 

Avisados -¡e invitados!- quedan. 
V I K I N G A , vulgarmente conocida como Victoria Vidal  es una ilustradora chilena que actualmente reside en Valencia. Se podría definir como una persona dibujadora, galletómana e imaginaria*  Y sí, es una vikinga pequeña y de pelo muy negro, pero no por eso menos salvaje y despiadada. 
Entre las costumbres V I K I N G A S encontramos el trabajar con acuarelas, lápices y tintas para dar vida a seres imaginarios o dar forma a un mensaje. Su hábitat natural es el dibujo y la mancha, aunque también disfruta navegar y descubrir en aguas digitales, que es donde suelen arribar sus naves. 
http://vikingailustracion.blogspot.com.es/

martes, 12 de noviembre de 2013

Grunge Sugar

La última moda en azucarillos de café. Ideal para comenzar la jornada con fuerza y alegría. ¡Hala! Ahí va a això!!! ¿Como s'us habéis quedao 

Me lo ha enviado por WhatsApp un amigo que está pasando unos días en la tierra de mis ancestros. Cuando lo he abierto y he visto de que se trataba, me he quedao muertesito. Y es que ya somos muchos los que pensamos que en el tema este de los azucarillos, a alguien se le ha ido la mano. Vamos, que se lo deberían de hacer mirar. 

Quien le iba a decir a ese Kurt aislado en su caserón en las afueras de Seattle, padeciendo en soledad sus insondables angustias vitales, que su legado acabaría en forma de leyenda impresa en un puto sobre para el azúcar. Maedeusinyor...

Nevermind. Pa' trollearse ya tenía bastante consigo mismo. Ahí os dejo a Kurt Cobain y a sus Nirvana trolleando su mítico "Smells like teen spirit" con el "More than a feelin'" de Boston... Y sí imberbes seguidores, el bataca que veis es el puto Dave Grohl, el de Foo Fighters, pero cuando era bueno. O al menos cuando intentaba serlo. 

sábado, 9 de noviembre de 2013

Xiu Xiu vs Shearwater

Aquí la canción original de Xiu Xiu (incluida en su álbum “Fabulous Muscles” de 2004):

Y aquí la fantástica versión que se han sacado de la manga Shearwater en este 2013:

¿Con cuál se quedan?

He de decir que a mí me molaban bastante los Xiu Xiu de 2004, aunque no tanto lo que vino después. También que me gustan bastante más los Shearwater (el proyecto bueno del amigo Jonathan Meiburg, muy por encima de los sobrevalorados Okkervil River y que me perdonen –o no- sus fans). 
El “I luv the valley OH!” de Xiu Xiu es una auténtica gozada. Posiblemente mi canción favorita de la banda de Jamie Stewart. Sin embargo el “I luv the valley OH!” es más... es una puta maravilla!!! Rozando la calificación de master piece y sino tiempo al tiempo. 
Vale, tal vez sea un exagerado, ¿y qué? 
Queda el micro abierto. Opinen ustedes...

viernes, 8 de noviembre de 2013

50 sombras de Grey (¡o más!)

Porque sobre eso nos habla este libro titulado “Historia de un servidor”. De las miserias vitales que rodean la vida de un millonario triunfador con casa en la Gran Manzana. Su nombre Steven Grey y viene a ser el típico capullo al que le han puesto las cosas demasiado fáciles desde que era un niño. Alguien que, además, se beneficia continuamente de esa máxima que reza “dinero llama a dinero”, consiguiendo que todo en la vida le sonría. Pero como os imaginareis no es oro todo lo que reluce. Y para eso tenemos al amigo Eddie, poeta ruso exiliado que lucha por abrirse camino en el mercado literario, amén de beneficiarse de las “bondades” del capitalismo. Un tipo que ejerce como mayordomo del ricachón y que nos va a relatar las verdades del barquero. El tal Eddie, nuestro narrador, no es otro que el Eduard Limónov del que nos hablaba Emmanuel Carrère en su última novela. La misma a la que dediqué esta elogiosa entrada. Un majadero dotado de una divertidísima y corrosiva pluma.    

Como dejé escrito en aquella entrada, descubrir sobre la existencia de un autor a través de su biografía, en lugar de haberlo hecho antes a través de sus obras, no parece lo más adecuado. Pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena. Sobretodo cuando al abrir esa puerta uno se topa con un universo tan fascinante como el de este escritor, político y sobretodo vividor nacido en la antigua URSS allá por el año de la catapún.
Según parece, la odisea vital de Eduard Limónov lo llevó hasta Nueva York en donde residiría por unos años. Allí pasará por todo tipo de penurias hasta que consiga ingresar en el servicio doméstico de Mr. Grey. Justo es ese periodo de la vida de Limónov lo que nos cuenta este libro.  

El porque un semi-indigente con mucha cara dura y muy poca vergüenza acaba siendo el mayordomo de un tipo que recibe en su casa a jeques, grandes escritores, senadores de los EEUU o grandes industriales de medio mundo, lo tendréis que descubrir vosotros mismos leyéndoos el libro. El caso es que sí, lo conseguirá y así es como acaba reinando en un fastuoso palacete a orillas del río Hudson. Sí, sí, habéis oído bien, he dicho reinando porque eso es lo que hace Eddie en la casa del millonario, comportarse y vivir a cuerpo de rey. Vale que no es más que el mayordomo pero ¿y qué? Sobretodo cuando su situación le permite estar más cerca de todo aquello que anhela: el lujo y las mujeres. Y así es como pasará esta etapa de su vida: enamorándose de mujeres inalcanzables (o no tanto), odiando a su jefe y a toda su casta, pontificando sobre la necesidad de una revolución violenta, bebiendo vinos y licores de 1000 dólares por botella,  fumando habanos, drogándose, follándose todo lo follable (y hasta lo no follable), engañando a todo Cristo y criticando tanto al régimen comunista como, muy especialmente, al capitalismo y al tan cacareado american way of life.

Deliciosa novela autobiográfica que no será la última que le lea a este tipo tan cabrón, pero tan honesto. Un escritor cuyas formas recuerdan, aunque sin llegar a sus niveles de excelencia, a escritores como John Fante o Charles Bukowski. Lo de este último es bastante evidente en lo que al tratamiento del sexo se refiere. 

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Réquiem por RTVV

No nos dan tregua. Nunca hay buenas noticias para los residentes en esta land of pain por todos conocida como Comunitat Valenciana. Otrora uno de los motores económicos del país para orgullo de sus gentes, a quienes se nos hinchaba el pecho al proclamar a los cuatro vientos que éramos valensianets, oseasé de la millor terreta del món, ¡la California Europea!, ¡el Montecarlo mejorao con orxata y paella!… xé xé xé…
…‘na caguerà pa’ tots!!!

Y es que los valencianos hoy nos hemos desayunado con el inminente cierre de RTVV (Canal 9 + Radio 9). Una maravillosa nueva que nos recuerda que vivimos en el verdadero trasunto del Paraíso en la Tierra. Ahora es cuando los de fuera entenderéis el sentido del Aeroport de Castelló. Y es que si no tenía aviones no era por falta de planificación, sino porque se construyó con la idea de recibir a esos Dioses seducidos por las beldades de esta terreta. Un lugar, con mucho, mejor que esos Olimpos de pacotilla en el que esos mismos dioses vienen descasando sus divinos culos desde tiempos inmemoriales. Pero no es cuestión de desesperar, todo lleva su tiempo. Ya vendrán. Lo veremos. Lo veréis.  

A lo que iba. Que nos hemos quedado sin el Canal 9, la televisión pública valenciana, también conocida como Canal Bou por su afición a retransmitir todas las corridas de toros celebradas en territorio patrio y parte del extranjero. Eso sí, los programadores siempre se las arreglaban para colarnos entre corrida y corrida “Una de l’Oest”. ¡Películas de vaqueros que no falten! Daba lo mismo que fuesen buenas, regulares, malas o directamente espantosas, cabía tanto “Centauros del Desierto” como “Que viene Valdez II”… y es que el criterio nunca fue el fuerte del ente público. La calidad tampoco. Si lo fue el mentir, el silenciar la disidencia y el ejercer de No-Do en favor del partido en el gobierno.

Porque esa es la imagen que nos queda de Canal 9. La del canal manipulador que ya casi nadie veía (¡un escaso 3% según los últimos sondeos!). Un sitio en el cual los informativos más que informar, desinformaban. En donde uno podía enterarse de toda la actualidad fallera, o de los goles del Valencia CF, pero no de que Paco Camps estaba imputado por cohecho impropio, o que medio PP Valenciano aparecía en el sumario de la Gürtel. De ahí que ahora muchos se alegren de su desaparición. Pues yo no. Porque la cosa no siempre fue así.

Cuando Canal 9 nació, allá por el año 1989, lo hizo con la ilusión propia con la que se gestan este tipo de proyectos. Estábamos en una época esperanzadora en al que el país funcionaba y la región también... y en ese marco se presentaba ante nosotros un equipo joven de profesionales con muchas ganas de trabajar, dispuestos a ofrecernos lo nunca visto por estos lares: un medio de comunicación público que actuaría como instrumento normalizador y difusor de la cultura autóctona, además de generador de una industria audiovisual. Eran los comienzos y la cosa parecía marchar mejor que peor, con el hoy día olvidado (e incluso vilipendiado) Amadeu Fabregat al frente. Y en esas estábamos cuando Zaplana desembarcó en el Palau de la Generalitat. Y ese fue el principio del fin. Porque lo que hasta entonces había sido un medio sostenible, con una plantilla equilibrada, un prestigio razonable y unas audiencias estimables, saltó por los aires por obra y gracia del cartagenero. Él fue quien implantó las “plantillas paralelas” de acólitos, que han ido incluyendo en su seno a varias falleras mayores y belleas del foc que se había pasado por la piedra, que han terminado por hundir el ente. Con el comenzó el despiporre y el extravío generalizado de fondos públicos. Con él se implantó lo que los del Mongolia llaman el método liberal para acabar con lo público en cuatro pasos:

Primero: "Agarre con fuerza el sector público por el brazo"

Segundo: "Denígrelo. Hunda su prestigio y niegue su utilidad."

Tercero: "Retuérzalo hasta dejarlo sin financiación."

Cuarto: "Desmantélelo y ponga los recursos en manos privadas."

...i a guanyar diners!!!


Y de lo que pudo haber sido a lo que es... O a lo que fue, porque ayer tarde Alberto Fabra, nuestro Poc Honorable President, anunció solemnemente que la tele pública había dejado de existir en la Comunitat Valenciana y punto. Por sus cojones... o los de los suyos, ya que no es más que una marioneta de los totis que gobiernan en esta Comunidad desde hace décadas. El anuncio se produjo horas después de que el Tribunal Superior de Justicia declarase ilegal el ERE por el cual se había despedido a unos mil trabajadores del ente público. Nuestros políticos decidieron que ni flowers. Que antes que acatar la sentencia, que obligaba a la reincorporación de los trabajadores, preferían cargarse Canal 9. Como un niño pequeño que afirma que como la pelota es suya, se juega a lo que él quiere o se lleva la pelota a casa. Y eso es lo que supone el anuncio de Fabra, que ya no tenemos pelota con la que jugar. Una pelotita que, por otra parte, no era de él, sino de todos los valencianos. Pero les da igual. 
“No cerraré un hospital o un colegio para mantener una televisión insostenible", dijo el menda...  Já!!!… Para desembolsar 32,6 millones de eurazos para cubrir la deuda del Valencia CF, la del Hércules y la del Elche sí que hay pasta. Cómo también la hubo para la Formula1, la Copa América, las visitas papales y las demás mierdas súper importantes para el bienestar del populacho…

En fin amigos, que no sé ni porqué me quejo. Tenemos lo que nos merecemos.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Noviembre de 2013. NOVEMBA' IS NOT SEPTEMBA' (PERO LO PARESE)

Un mes después de que mi espalda dijera basta y aún renqueante de esta jodida lesión que me lleva por la calle de la amargura, aquí estoy de nuevo para alegraros el mes con la nueva SuloTK. La lista de noviembre, el mes en el que, según parece, el frío por fin se ha decidido a pedir paso. Así qué, pasando por alto tradiciones inventadas que nada me dicen porque nada me aportan, este día de todos los Santos está consignado a que asistamos al renacimiento de Yuck, a viajar con "El Rolls Royce de los Suavizantes", a redescubrir a Xiu Xiu a través de Shearwater, a darle una segunda oportunidad a Crossover, a volver a soñar con la cabeza y el corazón (ouyeah!),  a envolvernos entre lo nuevo de Arcade Fire, a desbarrar con Ty Segall igual de grande solo que acompañado, y a despedirnos de dos personas maravillosas que nos han abandonado recientemente, y que algunos siempre llevaremos muy dentro: Mr. Walter White aka Heisenberg y el gran Lou Reed. 

Pues ahí queda eso. Que lo disfruten ustedes que pueden. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...